Sarna en bebés: síntomas, causas y tratamiento

La sarna es una infección parasitaria de la superficie de la piel, que se caracteriza por una molesta picazón nocturna. Es muy contagiosa y los bebés también pueden cogerla. ¿La conoces?
Sarna en bebés: síntomas, causas y tratamiento
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 06 julio, 2021.

Última actualización: 06 julio, 2021

La sarna en bebés es una enfermedad de la piel muy común y bastante contagiosa. Si bien puede afectar a cualquier persona y de cualquier edad, los pequeños son bastante propensos a adquirirla.

Aquellas personas que viven en condiciones de hacinamiento o pobreza tienen mas probabilidades de infectarse, ya que el contacto entre personas es mayor. De hecho, los ancianos y los niños pequeños tienen mayores chances de contraerla debido a la dependencia con otros para mantener sus cuidados de higiene.

Causas de la sarna en los bebés

sarcoptes scabei sarna escabiosis parasito acaro piel lesion
La escabiosis o sarna es causada por un pequeño ácaro denominado Sarcoptes Scabiei. La hembra de esta especie tiene la facilidad de penetrar la superficie cutánea a través de los pliegues naturales del cuerpo, como los espacios interdigitales (entre los dedos).

Este parásito excava e invade la capa más superficial de la piel (epidermis) formando un ‘túnel’ de aspecto rosado. Una vez allí coloca los huevos que pronto se convertirán en larvas, y más tarde en nuevos adultos.

La piel de los bebés es más fina y delgada que la de los adultos y suele estar más expuesta a los factores externos. Por este motivo la sarna a esta edad suele manifestarse con mayores complicaciones, como grandes ampollas o protuberancias con pus.

Esta infección tiene una tasa de contagio elevada ya que basta el contacto piel con piel entre las personas para que el parásito adopte un nuevo hospedero. Si bien puede verse a cualquier edad, es mas frecuente entre los niños y los bebés que circulan por guarderías o jardines maternales.

Síntomas de la sarna en bebés

Los primeros signos de la infección por el ácaro suelen ser múltiples pápulas pequeñas y rojas con costras en los pies y las manos que pueden simular picaduras de insectos o granos con costras por rascado.

Además, una de las manifestaciones clínicas mas importantes es la comezón a predominio nocturno generada por una reacción alérgica del sistema inmune ante la presencia de ácaros y  huevos.

Si bien la picazón puede expresarse en todo el cuerpo, las ubicaciones mas comunes de las lesiones de la sarna en los bebés incluyen:

  • Palmas de las manos y plantas de los pies
  • Cabeza y cuello
  • Tronco, piernas y brazos

El mayor problema de la sarna en bebés es que al rascarse pueden lastimarse la piel y esta sobre infectarse con bacterias. Por ende los pequeños tienen más probabilidades de desarrollar vesículas, costras y pústulas que los niños mayores o adultos.

La sarna se transmite por el contacto físico con una persona infectada. Cuanto mayor sea la exposición, mayor será el riesgo de infectarse.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Según una publicación de la revista Pediatric Dermatology, la lesión característica y distintiva de la sarna es el ‘túnel’ o ‘madriguera’. Esta lesión es tan diminuta y sutil que muchas veces es difícil de detectar.

En la mayoría de los casos se observa una delgada línea perlada, dentro de la cual puede verse el ácaro como una pequeña mancha negra.

El dermatoscopio es de gran utilidad en la consulta médica para poder ubicar las madrigueras en la superficie cutánea. A su vez, un raspado de la piel permite examinar con el microscopio la presencia de ácaros, excrementos o huevos de este parásito.

dermatologa pediatra doctor mujer lupa dermatoscopio brazo pliegue nina eccema lesion eritema

Opciones terapéuticas para la sarna en los bebés

El tratamiento de primera línea para la sarna en los bebés son las lociones tópicas que eliminan el parásito causante. Además de este, se pueden utilizar lociones de calamina para calmar la picazón.

Permetrina

La permetrina al 5% es uno de los tratamientos mas recomendados por su baja toxicidad. Se debe aplicar por las noche y enjuagar por las mañana. Este procedimiento se repite de nuevo a la semana.

Siempre que se utilicen lociones, cremas o ungüentos de manera tópicos, deben respetarse las siguientes indicaciones:

  • Aplicar en toda la superficie cutánea, desde el cuello hacia abajo (incluso el rostro)
  • Untar la medicación debajo de las uñas de los pies y de las manos
  • No olvidar aplicar en todos los pliegues del cuerpo (ombligo, espacio interdigital y pliegue de los glúteos)

Lindano

El lindano al 1% se suele prescribir ampliamente por su fácil disponibilidad. Pero debido a la potencial neurotoxicidad en niños pequeños tras las reiteradas aplicaciones, su uso se ha limitado.

Ungüento de azufre

Se aplica directamente sobre la piel durante 3 noches consecutivas y debe enjuagarse a las 24 horas después de la última aplicación. Por la gran seguridad para su uso, es la mejor opción para bebés, lactantes y mujeres embarazadas.

Medidas higiénicas

Si bien la sarna requiere fármacos recetados para detener la infección, existen pasos para seguir en la prevención de reaparición de esta patología.

  • Aspirar todos los muebles y alfombras, y luego descartar las bolsas de la aspiradora.
  • Los ácaros son parásitos que no pueden subsistir fuera del cuerpo humano más de 2 ó 3 días. Por ende, se recomienda realizar el lavado de toda la ropa de cama, las toallas utilizadas y las prendas de vestir del bebé en agua caliente lo más pronto posible.

Los convivientes del hogar y cualquier persona que haya mantenido contacto prolongado con el bebé infectado también deberá solicitarle el tratamiento a su respectivo médico.

El pronóstico de la sarna en los bebés

A pesar de realizarse el tratamiento correcto, los signos y síntomas pueden persistir durante algunas semanas antes de desaparecer por completo.

El buen pronóstico de la patología esta vinculado con el manejo y tratamiento del paciente y de sus contactos estrechos.

Te podría interesar...
La piel del bebé
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La piel del bebé

La piel del bebé no esté desarrollada por completo. En este sentido, se diferencia en varios aspectos de la de los adultos. Veámoslos aquí.



  • Quarterman MJ, Lesher JL Jr. Neonatal scabies treated with permethrin 5% cream. Pediatr Dermatol. 1994 Sep;11(3):264-6. doi: 10.1111/j.1525-1470.1994.tb00600.x. PMID: 7971563.
  • Hurwitz S. Scabies in babies. Am J Dis Child. 1973 Aug;126(2):226-8. doi: 10.1001/archpedi.1973.02110190200019. PMID: 4125053.
  • Hill TA, Cohen B. Scabies in babies. Pediatr Dermatol. 2017 Nov;34(6):690-694. doi: 10.1111/pde.13255. Epub 2017 Aug 22. PMID: 28833468.