Salud bucal en adolescentes: lo que debes saber

Los adolescentes pueden dejar de interesarse por su salud bucal. Te contamos las problemáticas típicas de esta etapa y cómo incentivarlos a cuidar mejor su boca.
Salud bucal en adolescentes: lo que debes saber
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 06 abril, 2022

Que los adolescentes se ocupen de su salud bucal es muy importante. Pero en esta etapa de tantos cambios físicos, psicológicos, sociales y de comportamientos, es normal que el cuidado de dicha parte del cuerpo pase a un segundo plano.

No obstante, el descuido de la higiene oral y los cambios en la dieta pueden conducir a la aparición de enfermedades comunes, como las caries o la gingivitis. Así mismo, el crecimiento de los maxilares y el final de la erupción dentaria o la presencia de nuevos hábitos y costumbres también pueden afectar el bienestar de la boca.

Como en cada etapa de la vida, la atención de la salud bucal durante la adolescencia requiere cuidados específicos. Pues para que los nuevos dientes definitivos presentes permanezcan sanos hasta la edad adulta, hay que atenderlos desde un principio.

En este artículo te contamos los problemas de salud bucal más frecuentes entre los adolescentes y qué aspectos hay que tener en cuenta para mantener la sonrisa tan saludable como siempre.

Problemas de salud bucal comunes en los adolescentes

Los adolescentes buscan autonomía e independencia. Esta actitud puede llevarlos a descuidar algunos aspectos de su cuerpo, incluida la boca.

Los cambios en la dieta, las nuevas experiencias y la menor participación de los adultos en la higiene aumentan el riesgo de padecer algunos problemas orales. A continuación, te comentaremos aquellos más frecuentes entre los adolescentes.

Caries dental

Se trata de la destrucción dentaria como consecuencia de los ácidos que producen las bacterias de la boca, al metabolizar los hidratos de carbono de la dieta.

Una higiene dental defectuosa y una dieta rica en azúcares y en sustancias ácidas favorecen al acúmulo de bacterias y a la aparición de la enfermedad.

joven adolescente se agarra la boca dolor muela diente cepillo diente vaso con agua
Las caries dentales pueden traer aparejados problemas estéticos, dolor e incluso, la pérdida de la pieza dentaria definitiva.

Maloclusiones

La oclusión dental es la relación de las piezas dentarias superiores con las inferiores durante la mordida. Los dientes torcidos o mal ubicados, los apiñamientos, los diastemas, las mordidas abiertas, cruzadas y las sobremordidas afectan el correcto engranaje.

A fin de cuentas, la maloclusión dentaria interfiere en procesos orales sumamente relevantes, como la masticación, la alimentación, el habla y la estética. Además, afectan a la autoestima y a la vida social del adolescente.

Traumatismos dentales

Los golpes durante las prácticas deportivas, las riñas y los accidentes de tránsito son comunes en esta etapa y en ellos, la boca puede resultar lesionada.

Las consecuencias de los traumatismos pueden incluir la fractura dentaria, la movilidad del diente, el hundimiento de la pieza dentro del hueso, el desplazamiento e incluso, la pérdida de la misma.

Además, las heridas y los cortes en las mucosas (labios, lengua y mejillas) también son usuales.

Gingivitis

Se trata de la inflamación de las encías que provocan la hinchazón, el enrojecimiento, el sangrado espontáneo o las molestias en este tejido blando.

El proceso se produce por el acúmulo de placa bacteriana y sarro sobre los dientes y las encías. Esto es consecuencia de una higiene dental ausente o deficiente, además de los cambios hormonales propios de la pubertad.

Bruxismo

Es el apretamiento y el rechinamiento de los dientes por una acción involuntaria de los músculos de la masticación. Este hábito ocasiona desgaste dentario y provoca dolor de cabeza y de oídos.

Las causas son múltiples e incluyen a las maloclusiones, los traumatismos, los empastes mal realizados, algunos problemas sistémicos, el estrés, la baja autoestima, el bullying, las pruebas escolares y otras problemáticas psicológicas.

Las cordales o muelas del juicio

Entre los 17 y los 21 años es común que comience la erupción de las muelas de juicio o terceros molares. Son las últimas piezas permanentes en erupcionar y lo hacen en la zona más posterior de la arcada dentaria, por detrás de los segundos molares.

Para algunos jóvenes la salida de estas muelas puede resultar complicada, ya que muchas veces el espacio disponible suele ser insuficiente y esto trae algunos problemas asociados.

Las pericoronaritis, las muelas impactadas o la permanencia del molar dentro del espesor del hueso son algunas de las consecuencias más frecuentes. También, la erupción de estas piezas en direcciones anormales o en otros sitios atípicos. Todas ellas explican por qué a veces es necesario extraerlas de la boca.

Acudir a los controles odontológicos durante la adolescencia es muy importante a fin de hacer un seguimiento de la erupción de las cordales y anticiparse a las complicaciones.

Brackets de colores para niños.
La ortodoncia genera cierta reticencia entre los adolescentes, por cuestiones estéticas. Sin embargo, suele ser necesaria para evitar complicaciones a futuro. Incluso, de índole estética.

La ortodoncia en la adolescencia

La adolescencia es una época ideal para solucionar los problemas de mordida. Pues los huesos aún están en crecimiento y esto favorece a la corrección de la oclusión.

Los tratamientos de ortodoncia durante la adolescencia ayudan a mejorar el aspecto de la sonrisa, aunque para muchos jóvenes el uso de frenos resulta complejo. En esta etapa la apariencia es muy importante y el hecho de llevar alambres o plásticos en la boca puede ser un obstáculo en sus relaciones sociales.

De todos modos, en la actualidad existen varias opciones mucho más estéticas para mejorar la oclusión y afectar lo menos posible la apariencia de la boca. Los alineadores invisibles y los brackets linguales, de zafiro o de cerámica son buenas alternativas.

El dolor y la incomodidad también pueden ser motivo para que los adolescentes se opongan a los aparatos. Reflexionar sobre los resultados que se obtendrán con el tratamiento puede ser de utilidad para una mejor aceptación.

Es que la falta de intervención y la persistencia de los problemas de mordida influye de manera negativa en la autoestima de los adolescentes. Evitar el tratamiento es más nocivo que llevar frenos por un tiempo.

En el caso de realizar un tratamiento de ortodoncia es necesario que el paciente se comprometa, pues cuidar la higiene dental y la dieta y acudir a los controles pautados es fundamental.

Hay que destacar que llevar ortodoncia favorece el acúmulo de placa bacteriana y dificulta la higiene oral. Esto aumenta el riesgo de sufrir caries, gingivitis y otras afecciones orales.

Comportamientos de los adolescentes que pueden afectar la salud bucal

Ya hemos mencionado varios de los problemas de salud bucal comunes de la adolescencia. La mayoría tienen que ver con el propio crecimiento, la erupción de los dientes, los cambios hormonales, la falta de higiene y la manera de comer.

Pero también existen otras afecciones asociadas a la adolescencia debido a las costumbres, los comportamientos o las modas propias de esta etapa. A continuación, te las mencionamos.

  • Joyas en la boca: usar piercings en la boca favorece el acúmulo de placa bacteriana, lastima las encías y la lengua y puede astillar los dientes. También, se pueden dañar empastes antiguos y dificultar la alimentación y el habla. Infecciones, inflamación lingual y obstrucción de las vías aéreas son otras complicaciones posibles.
  • Tabaco: la costumbre de fumar puede surgir durante la adolescencia como un acto de rebeldía. Las manchas en los dientes, las caries, la sequedad bucal, el mal aliento y el cáncer oral son algunos de sus efectos nocivos.
  • Boca de metanfetamina: los adolescentes también pueden caer en el uso de drogas ilegales, como la metanfetamina. Este estimulante peligroso puede provocar caries rampantes y dientes rotos y manchados de negro, que suelen necesitar extracción.
  • Erosión dental: los adolescentes suelen tener un alto consumo de bebidas ácidas, azucaradas y carbonatadas, como refrescos y energizantes. Esto ocasiona la erosión del esmalte dental y la exposición de la dentina, con la consecuente sensibilidad.
  • Trastornos de la alimentación: los problemas con la comida surgen de la combinación de alteraciones físicas, emocionales y sociales muy complejas. Una nutrición deficiente se relaciona con el sangrado de las encías y de otras mucosas. La sequedad bucal y el mal aliento también son frecuentes. Y en el caso de vomitar de manera reiterada, el ácido estomacal lesiona las estructuras dentarias, alterando así su color, forma y tamaño.
Concurrir a los controles odontológicos semestrales es una buena estrategia para prevenir enfermedades y trastornos bucodentales en los jóvenes.

Los adolescentes pueden cuidar su salud bucal

La adolescencia es una etapa en la que los hijos buscan sentirse libre y hacer todo por su cuenta. Aun así, el acompañamiento de los padres es fundamental para garantizar el cuidado de la salud bucal y del cuerpo en general.

Recordar a los jóvenes la importancia de cepillar sus dientes de manera correcta y frecuente siempre es una buena ayuda. Los padres ya no estarán ahí para lavar la boca de sus hijos, pero un refuerzo sobre la necesidad de sostener esta práctica nunca estará de más.

También es importante el uso del hilo dental, de las pastas dentales con flúor y de los enjuagues bucales. En esta etapa donde la apariencia personal tiene gran importancia, motivar a los jóvenes a realizar estas actividades como parte del cuidado del cuerpo puede ser una buena estrategia.

Otro aspecto a considerar es procurar que la alimentación sea adecuada y nutritiva. Acompañar a los chicos en la elección responsable de su comida es una inversión valiosa para toda la vida.

Para cuidar la boca y la salud en general es necesario que los jóvenes eviten el alto consumo de bebidas y bocadillos dulces y muy ácidos. La presencia activa de los adultos también es fundamental para que puedan lidiar con presiones grupales que los puedan llevar a fumar, consumir drogas o probar modas peligrosas.

Las visitas al dentista cada 6 meses son de gran importancia, pues permiten detectar y tratar cualquier patología a tiempo. Además, el profesional pueden realizar las limpiezas necesarias, las terapias de prevención (como selladores y topicaciones con flúor) y brindar la consejería necesaria para un adecuado autocuidado.

Los adolescentes pueden mostrar desinterés y falta de compromiso a la hora de cuidar su boca. Pero con padres responsables que acompañen y que se comuniquen con sus hijos, es posible disfrutar de una adecuada salud bucal.

Te podría interesar...
Invisalign en adolescentes: lo que debes saber
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Invisalign en adolescentes: lo que debes saber

¿Es posible utilizar Invisalign en adolescentes? Entérate aquí todo lo que debes saber sobre la ortodoncia invisible en los jóvenes.



  • Percy, M. S. (2008). It's More Than Dental Caries. MCN: The American Journal of Maternal/Child Nursing, 33(1), 26-31.
  • Rivera-Hermosillo, G., Martínez-Torres, J., & Hernández-Laguna, E. (2006). Caries dental e higiene bucal en adolescentes. Revista de la Asociación Dental Mexicana, 63(6), 231-234.
  • de Castro-Yero, J. L., Torrecilla-Venegas, R., Yero-Mier, I. M., Castro-Gutiérrez, I., & Valdivia-Morgado, G. (2020). Caracterización de caries dental e higiene bucal en adolescentes de 12 a 15 años. Gaceta Médica Estudiantil, 1(3), 198-208.
  • Sively, M., Mamani, L., Mercado, J., & Tapia, R. (2018). Maloclusiones y calidad de vida en adolescentes. Revista KIRU, 15(2).
  • Abreu, L. G., Melgaço, C. A., Abreu, M. H., Lages, E. M. B., & Paiva, S. M. (2016). Perception of parents and caregivers regarding the impact of malocclusion on adolescents’ quality of life: a cross-sectional study. Dental Press Journal of Orthodontics, 21, 74-81.
  • Sánchez, T. B., Avila, J. O. T., Segueo, M. S., & Gil, L. P. (2016). Traumatismos dentarios en niños y adolescentes. Correo Científico Médico de Holguín, 20(4), 741-756.
  • Martínez-Menchaca, H. R., Guerrero-Ferreira, M. A., Morín-Juárez, A. A., De la Garza-Herrera, A., & Rivera-Silva, G. (2019). Directriz sobre el cuidado de la salud oral en adolescentes. Revista de la Asociación Dental Mexicana, 76(1), 26-29.
  • Vereau, N. C., & Palacios, M. A. (2012). Enfermedad gingival en adolescentes: Diagnóstico y tratamiento. Revista Estomatológica Herediana, 22(3), 167-170.
  • Gastañaga, V. A. A., López, M. C. B., & Carrillo, V. M. (2020). Bruxismo en niños y adolescentes: Revisión de la literatura. Odovtos: International Journal of Dental Sciences, 22(1), 9.
  • Patterson, M. D. C. R., Rosales, S. J., Pico, M. P., & Martínez, R. M. U. (2019). Evaluación de la higiene bucal en adolescentes con tratamiento de Ortodoncia. Archivos del Hospital Universitario" General Calixto García", 7(1), 59-66.
  • Murillo, J. A. G., Jaet, D. R., Rovira, R. O., Doczi, R. J., & López, S. G. (2018). Evaluación de la confianza personal, impacto psicosocial y calidad de atención recibida de pacientes jóvenes y adultos posterior al tratamiento de Ortodoncia. Revista Mexicana de Ortodoncia, 6(1), 8-15.