Salmonelosis: qué es y cómo prevenirla

Caroline 12 enero, 2018
La salmonelosis es una enfermedad muy fácil de contraer a través del contacto con determinados alimentos y animales. Por ello es fundamental mantener una higiene adecuada para no contagiarse.

La salmonela es un tipo de bacteria que se encuentra en los tractos intestinales de los humanos y animales. Las personas pueden contraer la salmonelosis, que es la infección vinculada a la salmonela, cuando consumen alimentos contaminados con heces de animales.

La carne, las aves, la leche y los quesos son alimentos muy comunes y que consumimos en nuestros día a día, pero que pueden causar que contraigamos salmonelosis, al igual que los vegetales. Esta bacteria desaparece mediante la cocción de los alimentos.

Síntomas de la salmonelosis

Los síntomas de la enfermedad comienzan a aparecer entre 12 y 72 horas después de que la persona se infecte, y suelen desaparecer entre los 4 y los 7 días posteriores sin ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, a veces la enfermedad puede complicarse.

La salmonelosis puede llegar a extenderse desde los intestinos hacia el flujo sanguíneo y a otras zonas del cuerpo. En este caso se necesitarían antibióticos para su eliminación. Estos son los síntomas que se pueden presentar:

  • Fiebre.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Deshidratación.

“El cocinar carnes por encima de los 60°C asegura la eliminación de la salmonela”

Cómo prevenir la salmonelosis

Es importante asegurarse de cocinar la carne o los huevos de aves de corral antes de consumirlos. Además, no se debe comer nada crudo ni tampoco tomar leche no pasteurizada. Otros puntos que debemos tener en cuenta son:

  • Lavarse las manos con jabón, limpiar los utensilios con los que vamos a comer y la superficie de la cocina después de haber manipulado carne cruda o aves.
Es bueno enseñar a los niños el hábito de lavarse las manos antes de comer.

  • Prestar atención a los alimentos que consumen los niños, los adultos mayores o las personas con sistemas de inmunidad deficientes.
  • Lavarse las manos después de tocar un reptil o un ave, aunque parezcan estar saludables. Las heces de los reptiles en ocasiones pueden contener salmonela.
  • Asegurarse de que las personas con sistemas de inmunidad deficientes y los niños no entren en contacto indirecto con reptiles.
  • No alimentar o cambiar a un bebé cuando hayamos estado en contacto con carne de ave o cruda.
  • Mantener los alimentos bien refrigerados.
  • Lavarse las manos después de tocar a las mascotas.
  • Evitar consumir hielo a menos de que esté hecho con agua potable.

“La salmonela es una bacteria omnipresente y resistente que puede sobrevivir durante varias semanas en un ambiente seco y varios meses en agua”

Tratamiento de la salmonelosis

Como comentamos anteriormente, esta enfermedad suele curarse por sí sola al transcurrir entre 4 y 7 días después de contraer la infección. Para ello es muy importante ingerir gran cantidad de líquidos.

En caso de continuar con los síntomas después de pasado este tiempo, es importante consultar con el médico para que recete un antibiótico. Eso sí, no hay que automedicarse nunca, debido a que algunas bacterias de la salmonela son resistentes a los antibióticos.

Complicaciones a largo plazo

Aunque la mayoría de las personas suelen recuperarse de la diarrea sin ningún problema, sus hábitos intestinales pueden no regresar a la normalidad durante unos meses.

La salmonelosis es una enfermedad causada por la salmonela.

En algunos casos puntuales, se pueden experimentar dolores en las articulaciones, irritación en los ojos y dolor al orinar. Esto puede durar incluso años.

Los niños y ancianos requieren especial atención

Los niños y los ancianos son más propensos a contraer este tipo de enfermedades, debido a que suelen tener un sistema de inmunidad deficiente, lo que causa que sea más fácil que se contagien de una enfermedad. Por otra parte, la deshidratación ocasionada por la diarrea podría poner en riesgo su vida.

Si notamos que el niño presenta posibles síntomas de salmonelosis y no desaparecen en el transcurso de uno a dos días, lo mejor es acudir a su pediatra.

Si esta enfermedad llega a pasarse al torrente sanguíneo, podría infectar los tejidos del cuerpo del niño y causar otras enfermedades graves como meningitis, endocarditis y osteomielitis.

Existen muchas enfermedades que pueden contraerse a través de la comida o el contacto con animales, y muchas veces las desconocemos. Por eso es importante manipular adecuadamente los alimentos y siempre lavarse las manos después de cualquier contacto con carnes.

Te puede gustar