Ideas para cenas rápidas

Francisco María García · 11 enero, 2018
La cocina saludable es la más beneficiosa para el organismo. Sin embargo, es normal que muchos días no tengas tiempo de preparar platos elaborados. Te ayudamos con estas 5 recetas para cenas rápidas.

Para preservar el organismo, las comidas que se preparan deben ser nutritivas, saludables y ligeras. Se tiende a dar mayor importancia al desayuno, pero  todas las comidas son indispensables para mantener un cuerpo saludable.

No obstante, muchas veces es normal no tener tiempo para cocinar. Tener opciones para preparar cenas rápidas te ayudará en los días en los que no tengas tiempo.

Los niños están en etapa de crecimiento y gastan mucha energía durante el día. Una cena nutritiva los ayudará a reponer energías y a descansar mejor.

Además, la cena tiene que ser ligera, sobre todo si el pequeño se va a ir a la cama inmediatamente después. A continuación, presentaremos algunas de estas ideas para cenar en familia.

5 ideas para cenas rápidas que se pueden preparar en tiempo récord

1.- Tomates rellenos

Según el gusto que se tenga, se podrán rellenar con atún, pollo, carne, cuscús e incluso arroz.

Además de ser sencilla de preparar, esta comida tiene muchos nutrientes indispensables, como la vitamina C, la cual ayuda al crecimiento y a la reparación de tejidos.

Esta cena es muy divertida, pues tiene colores intensos (como el rojo tomate) que podrá llamar la atención de los niños.

Los tomates rellenos son una excelente opción para preparar cenas rápidas.

2.- Ensalada caprese

 Este plato sencillo tiene una mezcla de sabores increíbles que a los más pequeños les encantarán.

Para prepararlo se necesitan 2 tomates, 2 bolas de queso mozzarela y de búfalo, hojas de albahaca, aceite de oliva y sal.

  • Los primero que hay que hacer es lavar y cortar los tomates en rodajas finas. Después de debe hacer lo mismo con el queso mozzarela.
  • En un plato, montar las rodajas de tomate y las de queso, una sobre la otra.
  • Después, lavar las hojas de albahaca y machacarlas con un poco de sal y aceite de oliva al gusto.
  • Añadir esta mezcla encima de las rodajas de tomate y queso mozzarella.

3.- Croquetas de atún y verduras

Casi todos los niños rechazan el pescado. Por ello, la mejor forma de incluirlo en la dieta es a través de preparaciones distintas.

El atún tiene ácidos grasos y omega 3, los cuales son indispensables para la salud del corazón y los vasos sanguíneos.

Acompañar este plato con verduras cocidas es la mejor opción, pues tienen diferentes tonalidades que llamarán la atención.

4.- Coliflor rebozada

Para realizar esta receta se necesita un poco de coliflor, 2 huevos, harina y sal.

  • Colocar en una olla la coliflor con agua, sal y dejar hervir durante 30 minutos. Antes de sacarla, pinchar con un tenedor para ver si está tierna.
  • Luego trocear la coliflor para poder rebozar cada una de sus “flores” en la harina.
  • Acto seguido batir los huevos con sal en un plato. Se debe pasar la coliflor enharinada por esta mezcla de huevo y sal.
  • Verter aceite en una sartén a fuego caliente y colocar los ramilletes de coliflor con harina y huevo hasta que se cocinen.

Estarán listos cuando tengan un tono dorado. Después, se pueden colocar en un plato para escurrirlos. Esta receta le aporta altos contenidos de fibra y muy pocas grasas.

5.- Yogur con frutas

 A todos los niños les encantaría comer un postre en lugar de frutas o verduras. Lo ideal es combinar ambos. Esta opción es la idónea para preparar cenas rápidas.

Las cenas poco pesadas ayudan a conciliar el sueño.

Para su realización se necesitarán 4 yogures griegos, 50 g de moras, 50 g de frambuesa, 100 g de fresa, 50 g de nueces y 75 g de azúcar.

  • Lo primero que se debe hacer es batir los yogures muy bien con ayuda de una cuchara. Luego repartirlos en vasos.
  • Después, poner a calentar agua (400 ml.) y cuando comience a hervir colocar las fresas, moras y frambuesas.
  • Agregar lentamente el azúcar y revolver hasta que se forme una confitura.
  • Colocar la confitura sobre el yogur y decorar al gusto.
  • Consejo: si no se tiene yogur griego, se puede sustituir por yogur natural sin azúcar o cualquier lácteo que sea cremoso.

Estas recetas para cenas rápidas son realmente beneficiosas para el organismo. Aportan gran cantidad de nutrientes y son muy sencillas de preparar.

A la hora de preparar la cena se deben considerar el resto de las comidas consumidas en el día, pues de esta forma se podrá elaborar un menú con los nutrientes necesarios.

Es recomendable que las cantidades sean pequeñas y evitar las grasas. En caso contrario se podrían desarrollar problemas para conciliar el sueño.