¿Hay que añadir sal a la comida de los niños?

¿Tienes dudas acerca añadir o no sal a la comida de los niños? A continuación, te las vamos a despejar. ¡No dejes de leer!
¿Hay que añadir sal a la comida de los niños?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 16 septiembre, 2021.

Última actualización: 16 septiembre, 2021

La sal es uno de los mejores potenciadores del sabor que existen en el mundo. Consigue que las preparaciones culinarias gusten más y sean mejor aceptadas. Sin embargo, el añadido de sal en la comida de los niños es algo innecesario y potencialmente peligroso.

Durante la infancia conviene sentar unos buenos hábitos alimentarios que se puedan mantener a futuro. Por esto, es determinante aportar los nutrientes necesarios para el crecimiento del niño y evitar aquellos elementos nocivos para su salud.

Una alimentación equilibrada no necesita el agregado de sal

Lo primero que hay que entender es que la sal se compone fundamentalmente de sodio. Este mineral es muy importante para la salud humana, pero en la dosis adecuada.

El sodio está presente en los alimentos de forma natural, por lo que el agregado de sal a las comidas es innecesario e incrementa considerablemente su ingesta. Si se supera el límite deseable de este mineral es posible generar un daño a la salud.

No obstante, hay contextos en los cuales se recomienda el consumo de sal. Por ejemplo, en el caso de los deportistas luego de realizar actividad intensa. Esto es porque su organismo pierde abundante cantidad de sodio por medio de la sudoración y es preciso reponerlo.

Sin embargo, esto no se traslada directamente a la alimentación infantil, ya que la cantidad de sodio que los pequeños adquieren a través de los alimentos es suficiente para su organismo. Al igual que con muchos otros nutrientes, los requerimientos de este mineral en la infancia son muy distintos a los de la adultez.

concepto alimnetacion vegana vegetariana no omnivora nino recoge vegetales cosecha en huerta verde aire libre carretilla zanahoria tomates berenjena

¿Por qué no es bueno añadir sal a la comida de los niños?

En la medida de lo posible, conviene no añadir sal a la comida de los niños.

Durante muchos años se afirmo que este elemento podría generar hipertensión a mediano y a largo plazo, tal y como evidencia un estudio publicado en la revista Nutrients.

No obstante, las investigaciones más actuales defienden que la relación entre el consumo de sal y la presión sanguínea no está tan clara. La hipertensión podría deberse más bien a una predisposición genética y a alteraciones en la microbiota, que a la ingesta de sodio.

El motivo de no añadir sal a la comida de los niños se relaciona con la necesidad de acostumbrar sus paladares al sabor real de los alimentos. Esto favorece la incorporación y el mantenimiento de buenos hábitos dietéticos.

¡Al azúcar también hay que tenerlo bajo control!

Además de limitar el aporte de sal, es fundamental evitar añadir azúcar a las preparaciones de los niños. Este ingrediente puede condicionar negativamente el funcionamiento de sus organismos, porque promueve la inflamación intestinal e incrementa los niveles de glucosa en sangre.

Una ingesta regular de azúcar durante las primeras etapas de la vida se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar obesidad y diabetes de tipo 2. Por este motivo, es importante usarlo con moderación y evitarlo siempre que sea posible.

Del mismo modo, hay que prestar especial atención a los etiquetados nutricionales. Muchos productos de consumo habitual cuentan con azúcares ocultos en su interior, aunque sus sabores no lo evidencien. Un ejemplo son las salsas de tomate envasadas o el pan de mesa. Por este motivo, conviene revisar en detalle los ingredientes de los alimentos que se adquieren en el supermercado antes de ofrecérselos a los niños.

Familia cocinando en casa durante la cuarentena.

Reducir el consumo de sal en los niños ¡es un hábito positivo!

Como has podido comprobar, la mejor opción es evitar el uso de sal como ingrediente en la comida de los niños. Y si vas a incorporarla a tus preparaciones, hazlo en cantidades moderadas, salvo que tu médico te haya indicado lo contrario por algún motivo específico de salud.

Con esta estrategia lograrás acostumbrar a los pequeños al sabor real de los alimentos, lo cual es un muy buen hábito desde el punto de vista nutricional. Las industrias suelen ofrecer productos demasiado sabrosos y adulterados, que contienen sustancias nocivas o en cantidades inapropiadas para la salud.

Por último, no te olvides de limitar también el aporte de azúcares simples. Revisa siempre los etiquetados para asegurarte de que este ingrediente no esté presente en la comida que le ofreces a tus niños.

Te podría interesar...
4 alimentos con más azúcar de lo que te imaginas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 alimentos con más azúcar de lo que te imaginas

Existen varios alimentos presentes en la dieta de muchas personas con más azúcar de lo que te imaginas, que dañan la salud a medio plazo.



  • Grillo, A., Salvi, L., Coruzzi, P., Salvi, P., & Parati, G. (2019). Sodium Intake and Hypertension. Nutrients, 11(9), 1970. https://doi.org/10.3390/nu11091970
  • Smiljanec, K., & Lennon, S. L. (2019). Sodium, hypertension, and the gut: does the gut microbiota go salty? American journal of physiology. Heart and circulatory physiology, 317(6), H1173–H1182. https://doi.org/10.1152/ajpheart.00312.2019