Sabañones en niños: ¿qué hacer?

Los sabañones en los niños son afecciones inflamatorias y benignas de la piel. Aprende cómo prevenirlos.
Sabañones en niños: ¿qué hacer?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 24 marzo, 2022

Los sabañones en niños, también llamados perniosis o pernio, son reacciones que se generan en las extremidades distales ante la exposición a temperaturas extremas como el frío.

Ocurre con mayor frecuencia en la población femenina y joven, de acuerdo a estudios realizados por Pediatrics. A su vez, también se observan en personas expuestas a climas fríos o que padezcan fenómeno de Raynaud.

¿Cómo se manifiestan los sabañones en los niños?

Los síntomas y signos se presentan al cabo de 2 a 14 horas después de haber estado expuesto al clima frío. Se pueden clasificar en agudos o crónicos, de acuerdo a cuándo aparecen las lesiones desde el momento de exposición.

Pie con sabañones por el frío.

Las localizaciones del cuerpo más afectadas son las orejas, manos, pies o parte inferior de las piernas. El niño suele manifestar los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento y edema local.
  • Protuberancias en la piel.
  • Ardor o picazón en los primeros momentos.
  • Úlceras o ampollas (en casos graves).

Se pueden confundir con procesos de artritis al momento de realizar el diagnóstico debido a su localización rodeando las articulaciones de los dedos del pie o de la mano.

Las lesiones que comienzan solo con inflamación local pueden ulcerarse y correr el riesgo de infectarse o generar otro tipo de complicación (despigmentación o cicatrización anómala).

Quizás te interese: Tipos de dermatitis en niños

¿Por qué aparecen?

En líneas generales, no se conoce la causa exacta de esta patología. En la mayoría de los casos los sabañones suelen aparecer como un respuesta del cuerpo a las bajas temperaturas (sin llegar al umbral de congelación).

Cuando el cuerpo es expuesto al frío y a un posterior calentamiento, los vasos sanguíneos de debajo de la piel se expanden más rápido de lo que pueden aceptar las venas más grandes. Como resultado existe un trasvase de sangre hacia los tejidos cercanos y aparecen las señales comentadas.

La aparición del eritema pernio tiene algunos factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de aparición:

  • Llevar ropa ajustada o poco apropiada para proteger del frío.
  • Estar por debajo del peso adecuado a la altura.
  • Tener problemas de circulación.
  • Padecer la enfermedad de Reynaud o un trastorno autoimmune.
  • Las estaciones frías y secas.

Manejo de los sabañones en niños

Los sabañones tienden a desaparecer de manera espontánea al cabo de 2 a 3 semanas. Sin embargo, si las temperaturas bajas se mantienen o si existe un factor de predisposición, pueden aparecer úlceras o ampollas y existe el riesgo que la situación se cronifique.

La mejor forma de tratarlos es la prevención, evitando la exposición al frío y practicando ejercicio físico. Una vez se manifiestan las lesiones estas deben permanecer protegidas y a temperaturas cálidas y es importante hacer reposo. De igual modo, se pueden realizar ciertas medidas para acelerar la evolución y calmar las molestias que estos generan.

Si no desaparecen con estos remedios el médico puede recetar cremas especiales y medicamentos para la presión arterial, dilatar los vasos y mejorar la circulación sanguínea.

1. Temperatura corporal adecuada

De acuerdo a publicaciones de Current treatment options in Cardiovascular Medicine, la premisa más importante es mantener todo el cuerpo caliente. La piel afectada debe recalentarse con suavidad, sin frotar, rascar ni aplicar fuentes de calor directo.

Además otra de la opciones que se puede implementar es el uso de calcetines, guantes, gorros (que recubran la cabeza y las orejas) y bufanda. Los calcetines deben de ser 100 % algodón y se han de evitar los materiales sintéticos.

2. Realizar actividad deportiva para prevenir los sabañones en niños

La inflamación dolorosa se genera por la constricción de los pequeños vasos de las zonas afectadas. Por ende, existe una nutrición deficiente hacia los tejidos, con la consiguiente disminución de la temperatura local.

Es sabido que la actividad deportiva es buena para la salud y para el organismo en su totalidad. En consecuencia, el ejercicio de baja intensidad favorecerá la vasodilatación y la correcta circulación de la sangre en los vasos sanguíneos.

3. Humectación de la piel

Mantener la piel en condiciones óptimas es de suma importancia debido a que la piel seca es mas susceptible a ser agredida por agentes externos. A su vez, la piel, cuando se encuentra demasiada húmeda, aumenta sus probabilidades de perder calor. Incluso, en estas condiciones se debe evitar el rascado de la lesión para no dañar aún más la superficie cutánea.

4. Cuidar la zona afectada

Las partes del cuerpo donde aparecen los sabañones deben permanecer limpias. La mejor forma de hacerlo es con jabones o productos antisépticos y vendarlas de forma ligera para prevenir la aparición de lesiones. Es importante que estas zonas estén siempre secas, calientes y no rascarse nunca la piel.

5. Buena alimentación para prevenir los sabañones en niños

Existe una mayor predisposición a padecer sabañones en niños que se encuentren por debajo de su percentil de peso. Por lo tanto, se recomienda una dieta variada y correcta para evitar cuadros de desnutrición o bajo peso.

Los productos con cafeína están desaconsejados debido su potente efecto vasoconstrictor (café, cola, té y bebidas energizantes).

6. Ambientes adecuados

La elección de los ambientes en los que se encuentre el niño es de gran importancia, ya que estar rodeado de personas fumadoras afectará de manera negativa esta condición. La nicotina es un vasoconstrictor que no solo influye en quien la consume de forma activa, sino también en aquellos que lo hacen de manera pasiva.

Sabañones en niños.

Los ambientes templados son los mas propicios para prevenir o formar parte del tratamiento de este tipo de patología de la piel.

7. Cremas con corticoides tópicos para tratar sabañones

El uso de cremas tópicas con corticoesteroides debe ser manejado de forma limitada en el tiempo. Es decir, de acuerdo a informes de National Organization for Rare Disorders, hay que aplicarlas en aquellos casos donde la picazón o la inflamación sean intensas durante tres días como máximo.

Esta medicación contribuye a disminuir los síntomas por su efecto antiinflamatorio. No obstante, cuando los sabañones se complican, se ulceran o infectan se optará por antibióticos orales o locales. En los cuadros graves donde los síntomas y signos son más imponentes, se indica tratamiento con vasodilatadores vía oral para mejorar la circulación sanguínea.

En cualquier caso la medicación para tratar los sabañones debe tomarse siempre bajo indicación médica.

La importancia del cuidado de la piel

La piel actúa como barrera de defensa ante agentes externos que podrían llegar a provocar una lesión en la misma y extenderse en su daño mas allá de ella. Si bien en la mayoría de los casos los sabañones en los niños son afecciones menores que se tratan con facilidad y no suelen presentar complicaciones, es de gran importancia mantener humectada, protegida y cuidada la superficie cutánea.

Estas medidas, junto con la protección frente al frío, los cambios bruscos de temperatura y una vida activa son las mejores formas de prevenir su aparición en los pequeños.

Ahora bien, ante cualquier duda o pequeño síntoma de su aparición es aconsejable consultar con el médico. De esta forma se puede tratar a tiempo y evitar la aparición de heridas. Esta es una de las principales complicaciones del eritema pernio por el posible riesgo de infección.

Te podría interesar...
Las 10 enfermedades de la piel más comunes en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las 10 enfermedades de la piel más comunes en niños

Las enfermedades de la piel más comunes en niños se expresan de manera similar. Saber diferenciarlas ayuda a abordarlas de la manera correcta



  • Almahameed A, Pinto DS. Pernio (chilblains). Curr Treat Options Cardiovasc Med. 2008 Apr;10(2):128-35. doi: 10.1007/s11936-008-0014-0. PMID: 18325315.
  • Goette DK. Chilblains (perniosis). J Am Acad Dermatol. 1990 Aug;23(2 Pt 1):257-62. doi: 10.1016/0190-9622(90)70209-z. PMID: 2212122.
  • Mayo Clinic. Sabañones. Diciembre 2020.
  • Prakash S, Weisman MH. Idiopathic chilblains. Am J Med. 2009 Dec;122(12):1152-5. doi: 10.1016/j.amjmed.2009.07.011. PMID: 19958897.
  • Simon TD, Soep JB, Hollister JR. Pernio in pediatrics. Pediatrics. 2005 Sep;116(3):e472-5. doi: 10.1542/peds.2004-2681. PMID: 16140694.
  • TOBÓN, MARÍA XIMENA, & RODRÍGUEZ, GERZAÍN. (2013). Eritema pernio: una enfermedad misteriosa. CES Medicina27(1), 113-126. Retrieved November 30, 2020, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-87052013000100013&lng=en&tlng=es.