¿Cómo reavivar la pasión de pareja después de ser padres?

Lorena González · 5 diciembre, 2018
Es algo normal que suele suceder tras ser padres. Si te preguntas cómo reavivar la pasión de pareja después de tener un hijo, atenta a estas claves. 

Cuando conocemos a alguien y sentimos atracción por esa persona hacemos todo lo que está a nuestro alcance para conquistarle. En el momento que eso ocurre damos lo mejor de nosotros mismos para mantener viva la llama. El tiempo va pasando, crece el amor, cada encuentro en la intimidad es más intenso… Estáis llenos de pasión.

Pero, ¿qué pasa cuando se llega a la madurez de la relación? Cuando la pareja se ha fortalecido creando lazos fuertes es habitual que los niveles de frenesí vayan disminuyendo, especialmente después de ser padres. Tranquila, esta situación es normal. Ten en cuenta estos consejos para no terminar en la rutina, toma estos datos y podrás revivar la pasión de pareja.

¿Cómo evitar que se apague la llama?

Quizá te enfoques tanto en las responsabilidades (los niños, la casa, el trabajo, la familia…) que no tienes en cuenta otra “responsabilidad”: cuidar la relación con tu pareja.  Lo primero que debes hacer es averiguar las causas de esta situación y trabajar juntos para poder retomar esa pasión. Colaos en la situación del otro y analizad qué os ocurre y por qué.

Con empatía, comprensión y, sobre todo, complicidad, seguramente logréis llegar a un punto en común. En este sentido, es muy importante que el padre comprenda los tremendos cambios físicos y emocionales que conllevan el embarazo y el parto.

1. No descuidarnos

Cuando estamos solteros y en busca de nuestra media naranja siempre nos preocupamos de cómo nos vemos. Luego podemos sentirnos tan seguros de nosotros que comenzamos a restarle importancia a nuestra presencia. No solo se descuida el físico sino que también, paulatinamente, se va dejando de lado el ocio y los pequeños placeres como ir al cine o salir a cenar con amigos.

2. La comunicación es fundamental

No solo tenemos que comunicar lo que ocurre con los niños o la casa. También hay que tomarse un tiempo para conversar sobre nosotros, sobre nuestras inquietudes y deseos. Así cada uno conocerá lo que hace falta y lo que se debe hacer.

Quizá la hora de dormir antes implicaba conversación, contar cómo había ido el día, dedicar unos mimos a tu pareja… y ahora es simplemente la hora de dormir. Aprovecha este momento para avivar la pasión. Comunica lo que sientes con palabras, caricias y palabras bonitas.

no perder la pasión tras ser padres

3. Administrad el tiempo

Hay que tomarse esto muy en serio. Rescata al menos unos minutos al día para estar solos. Compartid experiencias positivas, alejaos de las responsabilidades y el estrés diario por un momento. De allí al reencuentro pasional hay un paso.

Hacer cosas distintas os ayudará. Como innovar planificando viajes o retomar las salidas a comer, cenar o bailar. ¡Sorprende a tu pareja con algún detalle! Y no te sientas mal si tienes que dejar un rato a tu hijo con una persona de confianza.

4. Comenzad de cero

Hay que tomarlo desde el principio. Exploraos mutuamente como la primera vez y aprovechad que después del parto el cuerpo va cambiando. Después de dar a luz, las zonas erógenas pueden cambiar de sitio y es como comenzar a descubrirse otra vez.

Siempre puedes sacar tiempo para todo, y si es para cultivar tu relación no será, en absoluto, tiempo perdido.