Resiliencia familiar, en la unión está la fuerza

La resiliencia familiar nos hace ser fuertes y salir transformados ante las adversidades. El apoyo y comprensión entre todos los miembros, hace que nuestra salud sea mucho mejor. ¿Quieres saber más sobre esto? Sigue leyendo y no te lo pierdas.
Resiliencia familiar, en la unión está la fuerza
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 16 marzo, 2023

La resiliencia familiar es una herramienta muy importante para la salud de todos. Esta mantiene la seguridad, la adaptación y la superación de las dificultades. De ese modo, nos ayuda a alcanzar el éxito desde una mirada positiva.

Podemos decir que la resiliencia está basada en la esperanza, el optimismo, la motivación, el bienestar y las capacidades para afrontar situaciones difíciles. No todas las familias son capaces de hacer frente a las adversidades de una forma positiva, sino que solo las resilientes consiguen hacerlo. En este artículo, te contamos más sobre este tema. ¡No puedes perdértelo!

¿Qué es la resiliencia familiar?

Antes de entrar en los detalles, es importante definir el concepto. Así, podemos diferenciar entre resiliencia individual y resiliencia familiar.

Resiliencia individual

La resiliencia es la capacidad que tenemos las personas de hacer frente a las situaciones difíciles, pero sin dejar de ser felices. La podemos comparar con un trozo de plastilina que, aunque reciba impactos, se modela y coge otras formas, pero siempre es la misma. Además, para entender esta capacidad, no solo nos tenemos que centrar en la persona, sino también en su entorno social y familiar.

Gracias a la resiliencia familiar conseguiremos reducir el estrés, hacer frente a las adversidades y recuperar el bienestar de todos los miembros.

Resiliencia familiar

La resiliencia familiar puede definirse como el conjunto de comportamientos y los procesos de superación y adaptación con los que cuenta la familia como unidad funcional. En definitiva, es un instrumento muy importante para la salud. Además, gracias a ella saldremos fortalecidos y transformados de las crisis a las que nos enfrentemos.

La resiliencia familiar depende mucho del contexto cultural y familiar, el nivel de desarrollo y los recursos con los que cuente la familia. También, de una visión compartida del problema. La familia es nuestro apoyo en las adversidades, por lo que si contamos con su colaboración, conseguiremos superar con un mayor éxito las dificultades. Además, su apoyo y compañía nos aporta seguridad y aumenta nuestra capacidad de respuesta al dolor.

Resiliencia familiar, la unión hace la fuerza

La resiliencia familiar nos deja claro que no estamos solos en el mundo. Sabemos que contamos con el apoyo de nuestra familia, que también forma parte de quienes somos. Esta forma parte de la identidad y de la capacidad que tenemos para ser felices. Así, la familia a la que pertenecemos puede ser nuestro motivo de alegría, pero también todo lo contrario. Por ejemplo, una familia desestructurada, supone la vulnerabilidad de todos los miembros de ese hogar.

Por todo esto, es clave mantener a la familia unida para que todos sus miembros se ayuden y colaboren para superar las adversidades que se presenten. De esa manera, habrá un mejor funcionamiento y las relaciones entre sus componentes serán sanas.

Michel Delage (2010) explica cuáles son las capacidades principales para la construcción de la resiliencia familiar:

  • La capacidad de protección mutua.
  • La gestión óptima de las emociones.
  • La comunicación entre todos los miembros.
  • Las formas de interacción, los recursos y las competencias de todos frente a las adversidades o crisis.
  • La mentalización personal y grupal.
La esencia de una familia resiliente es permitir que cada integrante se adapte a los demás y nadie deje por el camino a los más frágiles. Todos deben estar preparados para cubrir las necesidades de los otros cuando sea necesario.

¿Cómo se caracterizan las familias resilientes?

Las familias resilientes son capaces de hacer frente a las adversidades y salir fortalecidos. Estas familias se caracterizan por:

  • Estimulan la capacidad de escuchar y de aprender de sus miembros.
  • Encuentran la protección psicológica a través del optimismo.
  • Promueven la colaboración de todos los miembros en las tareas familiares.
  • Buscan momentos y lugares donde interactuar para enseñar las habilidades para la vida.
  • Aprenden a plantear y a defender sus ideas con la capacidad de debatir desde el respeto.
  • Animan a sus miembros a expresar el interés y el amor dentro de la familia al expresar y gestionar sus emociones de forma sana.
  • Fomentan y demuestran la confianza en las capacidades de todos los miembros de la familia para salir adelante.
  • Son capaces de observar sus acciones individuales, así como las del resto de los miembros, y hacen autocrítica.
  • Llevan a cabo actividades en familia y las planean de forma conjunta.
  • No se sienten aislados o limitados por las dificultades de sus integrantes.
  • Cuando se enfrentan a situaciones de estrés familiar, reflexionan entre todos para buscar soluciones, escuchan la opinión de todos y eligen la mejor opción.

Apoyarnos y fortalecernos

La resiliencia familiar es un aspecto muy importante que todos deberíamos integrar en nuestra familia. Apoyarnos unos a otros y compartir las dificultades nos permitirá salir fortalecidos y transformados tras las adversidades. Ser una familia resiliente hace que la salud de todos sus miembros sea mucho mejor y que tengan la capacidad de adaptarse a los cambios que puedan venir.

Y tú, ¿crees que en tu familia sois resilientes? Si no lo sois, empezad a trabajar en ello. Entre todos podéis llegar más lejos y salir más fuertes ante las dificultades.

«No es la adversidad, sino tu reacción a la adversidad la que determinará el desarrollo de tu vida».
– Dieter F. Uchtdorf –
Te podría interesar...
Cómo desarrollar la resiliencia en los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo desarrollar la resiliencia en los niños

Al desarrollar la resiliencia en los niños se les ayuda a enfrentar el trauma, la frustración y el conflicto. Te mostramos cómo lograrlo.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.