Recetas de helados caseros

Los helados son una de las cosas más ricas y divertidas tanto para nosotros como para los más pequeños de la casa.

Las recetas de helados son muy fáciles de preparar y no requieren ni muchos ingredientes ni una gran cantidad de tiempo. Y es que hay pocas cosas tan placenteras como compartir un postre en familia.

Un buen helado nos endulza la vida, nos invita a compartir un momento de diversión en compañía y, en resumen, nos permiten experimentar una grata sensación. Por otra parte, nos refrescan cuando las temperaturas suben. A continuación te presentamos algunas de las mejores y más fáciles recetas de helados.

2 recetas de helados caseros

Una de las formas más sencillas de hacer helados caseros es simplemente aprovechar el zumo de frutas que hemos preparado y llevarlo al congelador. Por supuesto, también se puede hacer lo mismo con alguna bebida achocolatada.

Ciertamente, esa es la manera más rápida de preparar un helado casero. Sin embargo, hay algunas más sofisticadas como la deliciosa receta para preparar helados de mantecado. Para ello necesitarás algunos ingredientes, tales como:

Ingredientes

  • 2 ramas de canela pequeñas.
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • 1 litro de leche descremada. 
  • 6 yemas de huevos.
  • 1 ¾ taza de azúcar.
shutterstock_253747186

Preparación

  1. Haz espacio en tu congelador para el recipiente con los helados.
  2. Toma una olla, vierte la leche y colócala a hervir a fuego bajo.
  3. Una vez la leche esté hirviendo, añade las ramas de canela.
  4. En un bol aparte, coloca las yemas junto con la mantequilla y el azúcar. Mezcla bien estos 3 ingredientes con ayuda de una batidora. La idea es lograr una mezcla homogénea, sin grumos.
  5. Añade la mezcla a la olla con la leche, poco a poco.
  6. Remueve la mezcla constantemente.
  7. Lleva la mezcla a baño de María. Cuando adquiera una textura cremosa, retira del fuego.
  8. Pasa por un colador para retirar los grumos.
  9. Vierte el contenido en un molde para helados y llévalo al congelador.
  10. Al cabo de una hora, remueve el helado para evitar que se congele y vuelve a refrigerar. Repite este procedimiento durante las 3 primeras horas.

Recetas de helados caseros con galletas

Este tipo de recetas de helados triunfan entre los más pequeños porque combinan la textura cremosa y suave del helado con el toque crujiente de las galletas. Además suelen ser muy adictivos. 

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas tipo María (también pueden ser oreos, chips-ahoy, etcétera).
  • 1 bolsa pequeña de galletas (trituradas).
  • ¼ kilo de leche en polvo.
  • 2 tazas de agua hervida.
  • Azúcar al gusto.
  • Vainilla al gusto.

Preparación

  1. En un recipiente, vierte el agua y el azúcar.
  2. Pon a remojar las galletas en el agua durante 10 minutos.
  3. Licúa la mezcla junto con la leche y la vainilla.
  4. Vertimos la mezcla en los moldes de nuestra preferencia y llevamos al congelador.
  5. Una vez listos los helados, se sirven y se decoran con un baño de galletas trituradas. Se pueden añadir algunas golosinas.
Recetas de helados caseros para compartir en familia.

Receta de helados caseros de fresas

El helado de fresa es uno de los preferidos por todos, para prepararlo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de fresas.
  • 170 gramos leche condensada.
  • 2 yogures naturales o de fresa (mejor del tipo griego).

Preparación

  1. Limpia y trocea las fresas. Colócalas dentro del vaso de la licuadora junto con el yogur. 
  2. El siguiente paso será batir la mezcla de yogur y fresas hasta que no se vean grumos.
  3. Puedes colar la mezcla para separar las semillas del helado. Pero si a tus hijos no les importa encontrarlas en su cuchara, no hace falta que utilices el colador, de esta manera, el resultado será más natural.
  4. Después debes añadir la leche condensada, poco a poco.
  5. Se vuelve a batir todo para que quede bien integrada.
  6. Al final, puedes poner una capa de papel plástico transparente encima de la mezcla. Es importante que quede muy pegada al líquido obtenido después de la trituración para que, cuando se congele, no se formen cristales de hielo por encima.
  7. A continuación debes meter el bol en el congelador durante 2 o 3 horas.
  8. Una vez transcurrido ese tiempo, vuelve a batir la mezcla con la batidora. Este proceso lo debes repetir unas tres veces. Cuando hayan pasado 6 horas, el proceso habrá concluido.
  9. Sirve con un poco de sirope o el topping de tu preferencia.

Un tip más para la elaboración de las recetas de helados caseros es el siguiente: Para servir el helado en forma de bolas, es conveniente que se moje con agua caliente la cuchara con la que vayas a hacer la bola, cada vez que la introduzcas en el recipiente. De esta manera, conseguirás que el helado se ajuste con mayor facilidad a la forma que deseas lograr.

Categorías: Recetas dulces Etiquetas:
Te puede gustar