9 recetas de helados caseros

Los helados son una de las cosas más ricas y divertidas tanto para nosotros como para los más pequeños de la casa.
9 recetas de helados caseros

Última actualización: 26 abril, 2022

Las recetas de helados son muy fáciles de preparar y no requieren ni muchos ingredientes ni una gran cantidad de tiempo. Y es que hay pocas cosas tan placenteras como compartir un postre en familia.

Un buen helado nos endulza la vida, nos invita a compartir un momento de diversión en compañía y, en resumen, nos permiten experimentar una grata sensación. Por otra parte, nos refrescan cuando las temperaturas suben. A continuación te presentamos algunas de las mejores y más fáciles recetas de helados.

Hacer helados caseros

Hacer helados, polos o sorbetes en casa es una buena idea. De esta forma obtenemos una receta refrescante, con los ingredientes de la mejor calidad y con el punto de dulzor justo.

Además es una opción ideal si alguien de la familia tiene alguna alergia, intolerancia alimentaria o no consume alimentos de origen animal. También te permite pasar un buen rato con los más pequeños en la cocina y disfrutarán el doble comiendo sus propios helados.

Una de las formas más sencillas de hacerlos es aprovechar un zumo de frutas que hemos preparado y llevarlo al congelador. También se pueden triturar las frutas enteras sola o junto con yogur, leche o una bebida vegetal.

Además la nata, la leche o la leche de coco se pueden mezclar y aromatizar con otros ingredientes y, tras un rato en el congelador, obtenemos un helado perfecto. De este modo la textura que se obtiene es mucho más cremosa. Para ello también puedes usar plátano o aguacate.

Estas dos son las formas más rápidas de preparar un helado casero. Sin embargo, hay algunas más sofisticadas que también puedes probar un día con más tiempo. Sin duda alguna, existen muchas posibilidades entre las que elegir y todas resultan deliciosas. 

1. Recetas de helados caseros: mantecado

Ingredientes

  • 2 ramas de canela pequeñas.
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • 1 litro de leche descremada. 
  • 6 yemas de huevos.
  • 1 ¾ taza de azúcar.
shutterstock_253747186

Preparación

  1. Haz espacio en tu congelador para el recipiente con los helados.
  2. Toma una olla, vierte la leche y colócala a hervir a fuego bajo. Una vez la leche esté hirviendo, añade las ramas de canela.
  3. En un bol aparte, coloca las yemas junto con la mantequilla y el azúcar. Mezcla bien estos 3 ingredientes con ayuda de una batidora. La idea es lograr una mezcla homogénea, sin grumos.
  4. Añade la mezcla a la olla con la leche, poco a poco, y remueve sin parar.
  5. Lleva la mezcla a baño de María. Cuando adquiera una textura cremosa, retira del fuego.
  6. Pasa por un colador para retirar los grumos.
  7. Vierte el contenido en un molde para helados y llévalo al congelador. Al cabo de una hora, remueve el helado para evitar que se congele y vuelve a refrigerar. Repite este procedimiento durante las 3 primeras horas.

2. Helado de yogur

Este helado cremoso y sencillo, lo puedes hacer en casa y no tendrá nada que envidiar a los que cualquier heladería. Además lo puedes acompañar de los toppings que más te gusten.

Ingredientes

  • 575 gramos de yogur griego sin azúcar.
  • 30 gramos de miel.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación

  1. Vierte los yogures en una jarra y añade la miel y la vainilla. Remueve con unas varillas hasta obtener una crema espesa y homogénea.
  2. A continuación, pasa a un recipiente adecuado y congela. Si lo haces a mano, es necesario remover un poco cada hora.
  3. Cuando tenga la textura deseada, ya está listo para servir.

3. Helado de plátano y cacahuete

Nada mas fácil y rápido que usar esta fruta para elaborar helados. No solo obtienes una textura perfecta sino que además es una de las alternativas más saludables a la hora de hacer helados caseros.

Ingredientes

  • 2 plátanos grandes.
  • 20 gramos de crema de cacahuete.

Preparación

  • Para empezar pela los plátanos y corta en rodajas. Introdúcelos en una bolsa para congelar y deja en el congelador durante al menos 2 horas.
  • Pasado este tiempo vierte en un vaso de batidora y tritura. Primero hazlo a velocidad alta y en pequeños golpes de tiempo. Remueve de vez en cuando y cuando tengas una textura cremosa añade la crema de cacahuete. Combina todo junto hasta obtener el punto deseado.
  • En este momento ya está listo para servir. También puedes volver a introducirlo en el congelador para que solidifique un poco más. 

En la preparación de esta receta es recomendable usar plátanos muy maduros y blandos al tacto. De esta forma son más dulces y aromáticos.

4. Recetas de helados caseros con galletas

Este tipo de recetas de helados triunfan entre los más pequeños porque combinan la textura cremosa y suave del helado con el toque crujiente de las galletas.

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas tipo María 
  • 1 bolsa pequeña de galletas (trituradas).
  • ¼ kilo de leche en polvo.
  • 2 tazas de agua hervida.
  • Azúcar al gusto.
  • Vainilla al gusto.

Preparación

  1. En un recipiente, vierte el agua y el azúcar.
  2. Pon a remojar las galletas en el agua durante 10 minutos.
  3. Licúa la mezcla junto con la leche y la vainilla.
  4. Vertemos la mezcla en los moldes de nuestra preferencia y llevamos al congelador.
  5. Una vez listos los helados, se sirven y se decoran con un baño de galletas trituradas. Se pueden añadir algunas golosinas.

5. Helado de melón

Una de las frutas del verano por excelencia, dulce, ligero y refrescante. También se puede disfrutar en forma de helado, y en este caso, podemos decir que es tan sano como la fruta sola.

Ingredientes

  • 1 kilo de de melón.
  • 50 mililitros de agua.
  • 3 cubitos de hielo.
  • Jugo de limón.
  • Unas hojas de menta.

Preparación

  • Retira la pulpa del melón y corta en trozos pequeños. Mételos en una bolsa y déjalos en el congelador una media hora.
  • Después pica el melón en un procesador de alimentos, junto con los cubitos y el agua. Agrega el jugo de limón y las hojas de menta, pica una vez más y mezcla todo bien.
  • Introduce en un recipiente adecuado, mete en el congelador y deja por lo menos 4 horas. Más o menos a cada hora se recomienda sacar y remover para evitar que cristalice. 
Recetas de helados caseros para compartir en familia.

6. Helado de avellana

Ingredientes

  • 300 gramos de avellanas tostadas.
  • 1/4 de litro de leche condensada.
  • 250 mililitros de nata líquida.

Preparación

  • Tritura las avellanas junto con la leche condensada en la batidora. Pásala en un bol y reserva.
  • Por otro lado monta la nata. Después incorpora a la crema de avellanas. Mezcla bien, cubre con un papel film e introduce en el congelador.


7. Helados caseros de fresas

El helado de fresa es uno de los preferidos por todos, para prepararlo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 200 gramos de fresas.
  • 170 gramos leche condensada.
  • 2 yogures naturales o de fresa (mejor del tipo griego).

Preparación

  1. Limpia y trocea las fresas. Colócalas dentro del vaso de la licuadora junto con el yogur. 
  2. El siguiente paso será batir la mezcla de yogur y fresas hasta que no se vean grumos.
  3. Puedes colar la mezcla para separar las semillas del helado. Pero si a tus hijos no les importa encontrarlas en su cuchara, no hace falta que utilices el colador, de esta manera, el resultado será más natural.
  4. Después debes añadir la leche condensada, poco a poco. Se vuelve a batir todo para que quede bien integrada.
  5. Al final, puedes poner una capa de papel plástico transparente encima de la mezcla. Es importante que quede muy pegada al líquido obtenido después de la trituración para que, cuando se congele, no se formen cristales de hielo por encima.
  6. A continuación debes meter el bol en el congelador durante 2 o 3 horas.
  7. Una vez transcurrido ese tiempo, vuelve a batir la mezcla con la batidora. Este proceso lo debes repetir unas tres veces. Cuando hayan pasado 6 horas, el proceso habrá concluido.
  8. Sirve con un poco de sirope o el topping de tu preferencia.

8. Helado de aguacate sabor cacao

Una opción 100 % vegetal con el delicioso sabor del cacao puro. Rápido de preparar y listo para servir al momento.

Ingredientes

  • 2 plátanos congelados.
  • 1 aguacate.
  • 6-8 cucharadas de cacao puro. 
  • 800 gramos de cubitos de hielo.

Preparación

  • Introduce todos los ingredientes en una procesadora de alimentos. Tritura los ingredientes, primero a velocidad baja y aumenta poco a poco. Al final bate a máxima potencia 50 segundos.
  • Retira la masa de la jarra y sirve en los recipientes elegidos.

9. Helado de coco y mango

La leche de coco es otra opción más para obtener una textura cremosa en nuestros helados caseros. Combina muy bien con todo tipo de frutas, con cacao, canela o un poco de vainilla.

Ingredientes

  • 450 gramos de mango (sin la piel).
  • 120 mililitros de leche de coco.

Preparación

  • Bate los ingredientes en una batidora y rellena unos moldes para hacer polos.
  • Deja reposar en el congelador durante unos 30. Retira e introduce los palitos de madera (o los que lleven los moldes incorporados). De este modo aguantan mejor. 
  • Vuelve a congelar durante 2 horas más.

Aprende a preparar Más helados con frutas


Consejos para hacer estas recetas de helados en casa

Existen algunos consejos que te serán muy útiles en el momento de hacer estas recetas. Pero no tengas miedo a experimentar ya que al final, la práctica es la mejor aliada para obtener postres de 10.

  • Los helados con frutas o frutas y leche suelen ser más ligeros, parecidos al sorbete y los polos. Para obtener un postre cremoso debes introducir ingredientes con más grasa como la nata, el yogur (mejor el griego) o las yemas de huevo.
  • El azúcar, la miel o el azúcar invertido también favorecen que el helado sea más cremoso. Aunque lo mejor es elaborar recetas bajas en azúcares añadidos, tenlo en cuenta.
  • Introduce la mezcla en el congelador lo más rápido posible. Además, remover de vez en cuando el helado congelado hace que la textura mejore y sea más untuosa.
  • Cuanto más ancho sea el recipiente, más rápido se congelará el helado y el riesgo de cristalización será menor.
  • No conserves el helado congelado por mucho tiempo, ya que a medida que pasan los días los cristales de hielo tienden a crecer.
  • Para disfrutar de estos helados con todo su sabor, piensa en sacarlos del congelador unos 5 minutos antes.
  • Para servir el helado en forma de bolas, es conveniente mojar con agua caliente la cuchara con la que vayas a hacer la bola, cada vez que la introduzcas en el recipiente. De esta manera, conseguirás que el helado se ajuste con mayor facilidad a la forma que deseas lograr.

Prepara estas recetas de helados en casa

Esta es una actividad para hacer con los niños divertida y con un resultado delicioso que podréis disfrutar juntos. Además también se pueden servir en cualquier comida con invitados pues se obtienen helados muy sabrosos que nada tienen que envidiar a los convencionales.

Sin embargo, recuerda que siempre es preferible elegir las recetas con nada o poco azúcar añadido. Y que algunos de ellos solo son aptos para comer de forma puntual.

Te podría interesar...
3 recetas de helados caseros sin lactosa
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
3 recetas de helados caseros sin lactosa

Te enseñamos a preparar 3 recetas de helados caseros sin lactosa para satisfacer los deseos de los intolerantes.



  • Hariri, M., & Ghiasvand, R. (2016). Cinnamon and Chronic Diseases. Advances in experimental medicine and biology929, 1–24. doi:10.1007/978-3-319-41342-6_1
  • Giampieri, F., Forbes-Hernandez, T. Y., Gasparrini, M., Alvarez-Suarez, J. M., Afrin, S., Bompadre, S., … Battino, M. (2015). Strawberry as a health promoter: an evidence based review. Food & function6(5), 1386–1398. doi:10.1039/c5fo00147a