Helados caseros con frutas de verano para niños

Óscar Dorado · 23 agosto, 2018
Si pretendes que tus hijos consuman más frutas este verano, los helados caseros pueden ser la solución que estás buscando. Te presentamos cinco recetas imperdibles para hacerle frente al calor.

Las palabras clave del verano son: sol, calor, playa, vacaciones y, por supuesto, helados. Ya sean de cucurucho, en bote o con la forma de sus héroes favoritos, los helados son muy tentadores para los niños durante todo el año, pero lo son aún más cuando llegan las altas temperaturas que acompañan los meses de verano.

Con las vacaciones estivales y el calor incesante, las madres que desean brindar comida saludable y refrescante a sus hijos pueden hacerlo mediante las frutas de temporada. Con ellas, se pueden preparar helados especiales para los niños.

Sin conservantes, sin demasiado azúcar y sin sabores artificiales, es posible preparar helados caseros y naturales en poco tiempo usando las frutas de verano disponibles en tu refrigerador. A continuación, te ofrecemos algunas recetas para que disfrutes con los niños de helados exquisitos hechos en casa.

5 helados caseros con frutas de verano para niños

Antes de comenzar con la lista de helados, recuerda que, para potenciar el aroma de cualquier helado, puedes agregar un poco de jugo de limón durante la preparación.

También es aconsejable utilizar azúcar glas, ya que es mucho más fina y dará al helado un aspecto más suave. Además, no olvides que siempre debes eliminar las semillas de la fruta.

1. Helado casero con albaricoques

Ingredientes

  • 500 g de albaricoque
  • 60 g azúcar glas
  • 3 huevos
  • 100 ml de agua
  • 200 g de crema de leche
  • Jugo de medio limón

Preparación

  • Lava los albaricoques, quítales el hueso y córtalos por la mitad.
  • En una cacerola sobre el fuego, añade 60 gramos de azúcar glas y jugo de limón y prepara en forma de compota con agua.
  • Mezcla la compota en una licuadora y luego deja que el puré se enfríe por completo.
  • Seguidamente, bate las yemas de huevo con los 150 gramos de azúcar.
  • Bate la crema de leche e incorpórala poco a poco a la preparación anterior; agrega el puré de albaricoque.
  • Vierte todo en un recipiente apto para congelar.
  • Revuelve el helado 4 veces cada 2 horas, usando una cuchara.
  • Introduce el resultado en el congelador hasta que esté listo.
Para exaltar el aroma de cualquier helado, puedes agregar un poco de jugo de limón.

2. Helado casero con mango

Ingredientes

  • 3 mangos
  • 3 cucharadas de leche condensada azucarada
  • 4 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de almendras molidas
  • 1 cucharada de jarabe de mango (opcional)

Preparación

  • Pela los mangos y córtalos en pedazos.
  • Introdúcelos en una licuadora y mezcla hasta que quede suave.
  • A continuación, agrega la leche condensada, las yemas de huevo, las almendras y el jarabe de mango para posteriormente volver a mezclar.
  • Cuando todo esté bien mezclado, colócalo en un recipiente para congelar y refrigéralo durante 2 horas.
  • Pon el resultado en el congelador durante 3 horas y revuelve regularmente el resultado con una cuchara.

3. Helado casero exótico

Ingredientes

  • 150 g de mangos
  • 500 g de piña
  • 150 g crema de leche

Preparación

  • Pela los mangos y la piña, córtalos en pedazos y ponlos a congelar en un recipiente durante 2 horas.
  • Cuando los trozos de fruta estén congelados, mézclalos en una licuadora con la crema de leche y añade un poco de azúcar si es necesario hasta obtener una consistencia cremosa.
  • Pon el resultado en el congelador durante 6 horas y revuelve regularmente con una cuchara.

“Es aconsejable utilizar azúcar glas, ya que es mucho más fina y dará al helado un aspecto más suave. Además, no olvides que siempre debes eliminar las semillas de la fruta”

4. Helado casero con sandía

Ingredientes

  • 500 g de sandía (sin piel y sin semillas)
  • 1 taza de frambuesas congeladas
  • 50 g de azúcar
  • 1 sobre de azúcar de vainilla
  • Jugo de limón

Preparación

  • Corta las piezas de sandía sin piel y sin semillas en cubos pequeños, introdúcelas en una bolsa para congelarlas durante un mínimo de 3 horas.
  • Mezcla los pedazos de sandía y frambuesa congelados con jugo de limón y azúcar durante varios minutos para obtener la consistencia deseada.
  • Cuando todo esté bien mezclado, coloca el resultado en un recipiente para congelar.
  • Revuelve vigorosamente cada 30 minutos para romper los grandes bloques de hielo.
Hacer helados en casa puede ofrecer excelentes resultados con estas técnicas.

5. Helado de ciruelas

Ingredientes

  • 200 g de ciruelas deshuesadas
  • 50 g de azúcar
  • 300 ml de crema de leche
  • 2 bolsas de azúcar de vainilla
  • 1 cuchara de jugo de limón

Preparación

  • Mezcla las ciruelas con el jugo de limón y el azúcar en una licuadora. Vierte el puré resultante en un recipiente y congela durante 3 horas.
  • Bate la crema de leche hasta que esté espesa y agrégala a la mezcla después de sacarla del congelador.
  • Pon el resultado de nuevo en el congelador.

Como conclusión, los helados caseros con frutas de verano para niños son una perfecta opción para nutrir a los pequeños y refrescarlos. No esperes más y disfruta de estas preparaciones junto a tus pequeños; ¡les encantarán a todos!