5 recetas con mariscos para niños

Los alimentos del mar pueden ser difíciles de introducir en la dieta de los más pequeños, pero con estas recetas saludables y coloridas, seguro que lo lograrás.
5 recetas con mariscos para niños
María Patricia Piñero

Escrito y verificado por la nutricionista María Patricia Piñero.

Última actualización: 07 agosto, 2023

Los mariscos son una excelente fuente de nutrientes para todas las edades, incluidos los niños. Sin embargo, a veces puede ser un desafío lograr que los pequeños acepten estas exquisiteces del mar en sus dietas. Para aprovecharlos al máximo, ofrecemos estas 5 recetas con mariscos diseñadas para niños que resultan sabrosas, atractivas y amigables para su paladar.

¡Sigue con la lectura para ampliar el menú de tu hijo con preparaciones saludables y nutritivas basadas en mariscos! Además, te proporcionaremos algunos consejos importantes a tener en cuenta, en especial si tus niños tienen alergias alimentarias.

5 formas de incluir mariscos en la dieta de los niños

Los mariscos son una opción deliciosa y nutritiva que a menudo se pasa por alto en la dieta de los niños. Además de su exquisito sabor, estos alimentos marinos están repletos de nutrientes esenciales que son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de los más pequeños.

Si buscas incorporar una variedad de sabores y beneficios a la alimentación de tus hijos, te invitamos a que pruebes estas deliciosas recetas.

1. Mini brochetas de camarones, piña y pimentón

Esta receta aporta proteínas y antioxidantes naturales, como la astaxantina del camarón y los carotenoides de la piña y el pimentón, que ayudan a combatir los radicales libres. Es una receta diseñada para llamar la atención de los más pequeños en cuanto a su presentación y contraste de sabores.

Ingredientes

  • 12 camarones medianos, pelados y desvenados
  • 1 taza de piña fresca en cubos
  • 1 pimiento rojo y otro verde, cortados en trozos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de paprika
  • sal y pimienta al gusto
  • palitos de brochetas de madera

Paso a paso

  1. Precalienta la parrilla o el asador a fuego medio-alto.
  2. En un tazón, mezcla los camarones con el aceite de oliva, la paprika, la sal y la pimienta.
  3. Ensarta los camarones, los trozos de piña y los pimentones en los palitos de la brocheta, alternando los ingredientes.
  4. Coloca las brochetas en la parrilla y cocina durante 2 a 3 minutos por cada lado o hasta que los camarones estén rosados y bien cocidos.
  5. Retira del fuego y sirve caliente.


2. Risotto de langostino y espárragos

Esta es una combinación reconfortante y cremosa que combina las proteínas del langostino con la fibra del espárrago y los carbohidratos y la energía del arroz. Su delicioso sabor aumenta el apetito mientras nutre. ¡Créeme que valdrá la pena el tiempo de dedicación!

3. Sopa de mariscos con tomates

Esta sopa no puede faltar en el menú del niño. La mezcla de camarones y mejillones aporta proteínas de alta calidad y minerales como hierro y zinc. También hay que destacar la presencia del licopeno del tomate, un antioxidante potente que neutraliza los radicales libres y reduce el riesgo de enfermedades crónicas, como lo señala un estudio publicado en la revista Nutrients.

Ingredientes

  • 125 gramos de langostinos pelados y desvenados
  • 125 gramos de calamares limpios y cortados en anillos
  • 125 gramos de mejillones limpios y sin conchas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cebolla picada finamente
  • 1 zanahoria pelada y cortada en cubos pequeños
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1/2 pimiento rojo, en cubos
  • 1 tomate maduro, grande, pelado y picado
  • 2 tazas de caldo de pescado
  • laurel, tomillo, sal y pimienta
  • perejil para decorar

Paso a paso

  1. En una olla, calienta el aceite de oliva a fuego medio y agrega la cebolla y el ajo. Sofríe hasta que doren.
  2. Incorpora la zanahoria y los pimientos a la olla y cocina hasta que estén tiernos.
  3. De inmediato, añade el tomate picado y cocina por unos minutos hasta que se ablande y libere sus jugos.
  4. Vierte el caldo de pescado con las hojas de laurel y el tomillo.
  5. Deja hervir la sopa y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina de manera lenta durante 10 minutos más para que se mezclen los sabores.
  6. Coloca en la olla todos los mariscos y cocínalos entre 5 y 7 minutos o hasta que estén bien cocidos.
  7. Sirve la sopa aún caliente y decora con perejil fresco picado.

4. Camarones al coco con salsa de piña

Esta es una de esas preparaciones que quedan para chuparse los dedos. Los camarones y el coco le suman a la receta fibra, hierro y magnesio. Por su parte, la salsa de piña le da frescura y un sabor agridulce que hace agua la boca.



5. Tacos de pulpo con salsa de aguacate

A muchos niños les agrada comer tacos. Así que no dejaremos de entregarte este tipo de receta para su deleite. Al igual que otros mariscos, el pulpo contiene proteínas, hierro y vitamina B12. Por su parte, el aguacate añade más energía a la receta por su contenido de grasa monoinsaturada, similar a la del aceite de oliva.

Ingredientes

  • 250 gramos de pulpo cocido y cortado en trozos pequeños
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de paprika dulce
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • tortillas de maíz

Para la salsa de aguacate

  • 1 aguacate maduro, pelado y sin hueso
  • 1/4 taza de cilantro fresco
  • 1/4 taza de yogur griego sin azúcar
  • El jugo de 1 limón
  • sal y pimienta al gusto

Paso a paso de la salsa de aguacate

  1. Licúa el aguacate con el cilantro, el yogur y el jugo de limón hasta obtener una salsa suave y cremosa.
  2. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Paso a paso de los tacos

  1. Adereza el pulpo con el comino, la paprika, el ajo, la pimienta y la sal. Deja reposar por unos minutos.
  2. En una sartén calienta el aceite de oliva y cocina el pulpo sazonado durante 2 a 3 minutos.
  3. Calienta las tortillas de maíz en sartén o en microondas.
  4. Rellena cada tortilla con el pulpo.
  5. ¡Sirve los tacos con la salsa de aguacate para acompañar!

¿Por qué incluir mariscos en la dieta de los niños?

Los mariscos pueden ser de gran beneficio para el crecimiento y desarrollo de los niños, puesto que tienen una alta densidad nutricional. En este sentido, la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA) los considera parte de un patrón de alimentación saludable y fuente de nutrientes clave para ciertas etapas de la vida, como la primera infancia.

Por su parte, la organización Seafood Nutrititon Partnership asegura que los mariscos contienen hierro, zinc y yodo, proteínas, vitaminas B12, B6, vitamina D y grasa omega-3. Estos nutrientes promueven un crecimiento saludable y podrían reducir el riesgo de tener enfermedades crónicas en su etapa adulta.

Por tanto, la decisión sobre incluir mariscos en el menú del niño es acertada. Sin embargo, si el niño ha desarrollado cuadros de alergias, hay que consultar con el pediatra y tener ciertas precauciones.

¿Qué cuidados hay que tener?

La FDA, además de valorar los beneficios de los mariscos para los niños, también enfatiza en que se debe ser muy selectivo con los alimentos del mar por una posible contaminación con mercurio. Hace mención especial al grupo de embarazadas, lactantes y niños pequeños.

En este mismo contexto, la Academia Americana de Pediatría sugiere como mejores opciones para el consumo, por sus bajos valores de mercurio, los siguientes mariscos:

  • camarones,
  • abadejos,
  • vieiras,
  • langosta,
  • almejas,
  • ostras.

Otro cuidado a tener en cuenta con los mariscos es que los niños podrían desarrollar una posible reacción alérgica que, de ser el caso, debe ser atendida de inmediato.

Según un estudio publicado por la revista The Journal of Allergy and Clinical Inmunology: In Practice, este tipo de alergia puede producir anafilaxia, siendo más frecuente con los crustáceos (camarones, cangrejos, langostas) que con los moluscos (almejas, ostras, vieiras, mejillones).

En general, se aconseja comerlos después de los 2 años. Sin embargo, algunos estudios sugieren que una exposición temprana al alérgeno puede proteger y ayudar a prevenir dicha alergia. Es una cuestión experimental y aún son necesarias más investigaciones al respecto. El pediatra te dará las indicaciones más adecuadas a seguir.

Las recetas con mariscos son una buena opción para los niños

Los mariscos son muy nutritivos para el niño, así que incluye recetas novedosas, sabrosas, divertidas y coloridas para que formen parte de su menú y atraer su atención. Puedes ampliar tu imaginación para degustar otras preparaciones, sustituir ingredientes por otros y escoger los que prefiera tu hijo.

Otras recetas pueden ser tostadas de cangrejo y aguacate, ceviche de pulpo y mango, rollitos de langostinos, ensalada de mariscos, entre otras. Un buen consejo es que los involucres en la cocina para que ayuden con las recetas y se sientan comprometidos con una dieta saludable, equilibrada y variada para su buena salud en el presente y en el futuro.

Te podría interesar...
¿Cuándo pueden comer mariscos los niños?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cuándo pueden comer mariscos los niños?

Los niños no pueden consumir mariscos hasta los dos años. De esa manera, se previene el desarrollo de alergias.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.