¿Qué es un embarazo críptico?

El embarazo críptico es una condición de salud que se da cuando la mujer no sabe de su embarazo hasta que el parto es inminente.
¿Qué es un embarazo críptico?
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 13 junio, 2021.

Última actualización: 13 junio, 2021

Aunque resulte totalmente increíble, puede que una mujer no se dé cuenta de su embarazo hasta que comienzan las contracciones. Esto es lo que pasa en el embarazo críptico, una situación en la que la salud de la madre y el bebé se ven comprometidas.

El embarazo críptico es posible y más común de lo que se piensa. Veamos de qué se trata, quiénes pueden padecerlo y qué peligros trae para el bienestar de la madre y el bebé.

Embarazo críptico: una realidad

El embarazo críptico es una situación que se da cuando la mujer desconoce que está esperando un bebé, hasta que el embarazo está muy avanzado o al momento del parto. Es más probable en mujeres con problemas de regularidad menstrual, sobrepeso o una condición de salud, por lo que no evalúan la posibilidad de un embarazo.

Es normal que la madre se dé cuenta de su gestación durante el primer y segundo mes, por la ausencia de menstruación y los síntomas de salud propios de este estado. En el embarazo críptico la madre puede darse cuenta pasado el quinto mes o, en casos extremos, durante el trabajo de parto.

El embarazo críptico es real. Según evidencia este estudio publicado en Case Reports, 1 de cada 475 mujeres se entera de su embarazo después de las 20 semanas de gestación, y 1 de cada 2500 lo descubre al momento del parto. Tanto es así, que actualmente existen programas de televisión anecdóticos en los que estas madres exponen las vivencias de su embarazo.

La negación en el embarazo críptico

La relaxina y el cuello uterino.
Al ablandarse el cuello uterino, su posterior dilatación es más fácil.

Al embarazo críptico también se le conoce como embarazo negado, pues la madre se niega a hacerse consciente de su estado de gestación, evadiéndolo a tal punto que el cuerpo no responde igual a los síntomas del embarazo, la panza apenas crece y los malestares son pocos.

En cuanto al entorno familiar, sus parejas también ignoran del estado de gestación y se enteran al momento de acompañar a la mujer a urgencias y observar el nuevo miembro de la familia.

¿Quiénes pueden tener un embarazo críptico?

Existen algunos factores que pueden predisponer a una mujer a vivir un embarazo críptico, entre los que destacan los siguientes:

Edad

Si el embarazo ocurre en la adolescencia, el miedo a la respuesta de sus familiares puede llevar a evadir la realidad. Si, al contrario, la mujer tiene una edad avanzada, puede creer que los síntomas están asociados a la menopausia.

Salud reproductiva

Las mujeres que sufren de trastornos ginecológicos, como ovarios poliquísticos, suelen tener largos periodos sin menstruación, por lo que no lo asocian a síntomas del embarazo.

Anticoncepción

Muchas mujeres no creen posible un embarazo por estar consumiendo pastillas u otros métodos anticonceptivos. También algunas creen ser infértiles y no toman en cuenta los cambios ocurridos en su cuerpo.

Sobrepeso

Si la mujer padece de obesidad, se les es difícil valorar el crecimiento de la barriga y el aumento de peso. Los movimientos del bebé los asocian a gases intestinales.

Trastornos mentales

Aunque son pocos los casos, si la madre tiene problemas mentales como esquizofrenia, trastorno bipolar o sufre de depresión, se pueden atribuir los síntomas de embarazo a su patología psiquiátrica, o la misma negación de la realidad que no las deja afrontar su estado.

Abuso de drogas

El abuso de drogas y de alcohol puede llevar a las mujeres a tener una dispersión de la realidad, ignorando su gestación. También hay una posibilidad de que la madre sufra de placenta posterior, una condición en la que el bebé se acomoda más hacia la espalda, disminuyendo la sensación de movimientos del bebé.

Es importante destacar que estos factores no son determinantes; existen casos de mujeres que no sufren de trastornos psicológicos, tienen una familia estable, hijos y buena posición económica, pero que pueden tener un embarazo críptico.

Síntomas de salud en la mujer con embarazo críptico

Los síntomas del embarazo son tan característicos que cuesta creer que una mujer no los asocie a su condición, y más aún en mujeres que ya han sido madres anteriormente. En el embarazo críptico la parte psicológica juega un papel decisivo.

  • La madre puede tener ausencia de síntomas fuertes o confundirlos con otros problemas de salud, como indigestiones, gases o estreñimiento.
  • La amenorrea o falta de menstruación la asocian a problemas ginecológicos, hasta el punto de que ni se percatan de que han pasado meses sin tenerla.
  • El aumento de la barriga es casi imperceptible; el bebé se puede acomodar a lo largo del útero sin abultar el vientre y el aumento de peso lo relacionan con la alimentación.

La negación al embarazo hace que ignoren de tal manera los síntomas que ni se percatan de su existencia. En ocasiones, lo único que pueden sentir son las contracciones del trabajo de parto.

¿Y la prueba de embarazo?

Las pruebas de embarazo detectan la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en orina. Esta hormona aumenta su concentración después de la concepción, desencadenando junto con otras hormonas  los síntomas del embarazo. Sin embargo, disminuye sus niveles a partir de las 12 semanas de gestación.

Son pocas las madres con embarazos crípticos que se realizan un test de embarazo y, si lo hacen, es cuando el embarazo está muy avanzado, por lo que esta hormona no se detecta, dando resultados falsos negativos. También influye el modo de realización de la prueba y una orina poco concentrada.

Cabe señalar que en el embarazo críptico muchas mujeres tienen niveles bajo de esta hormona, lo que hace que no tengan síntomas o sean muy leves, además de que no sea detectada en los test de embarazos caseros.

Las pruebas del embarazo en el embarazo críptico pueden salir negativas.

Embarazo críptico: cuando se compromete la salud de la mujer y del bebé

El embarazo es una etapa en la que, aparte del crecimiento del bebé, se da una adaptación psicológica de la mujer al cambio que está por venir: su rol de madre. El cuidado es necesario para la salud del embarazo y para el correcto desarrollo de los sistemas y órganos vitales del bebé.

Los controles prenatales durante la gestación previenen problemas de salud como la preeclampsia y la diabetes gestacional. En el embarazo críptico los partos prematuros y las complicaciones maternas son comunes por la falta del seguimiento médico.

Parto prematuro

Generalmente, los embarazos crípticos desencadenan partos antes de las 37 semanas de gestación, producto de malformaciones congénitas y alteraciones en el desarrollo del bebé. Muchos de estos partos son en casa, por lo que la falta de atención médica trae consecuencias mortales.

Salud mental de la mujer que vive un embarazo críptico

La situación es traumática para la mujer que vive un embarazo críptico. El impacto emocional de saberse madre de un momento a otro puede durar unos meses, necesitando la ayuda de profesionales. Algunas madres pueden sentirse  angustiadas y culpables por la situación. Por suerte, la mayoría logra establecer una rápida conexión de amor con el bebé.

En definitiva, el embarazo críptico, más que un descuido, guarda una razón psicológica; la negación del embarazo puede darse si existen conflictos familiares o de salud que no les permite hacerse conscientes del bebé que crece en su vientre.

Después del parto, es muy probable que la madre amerite ayuda de psicólogos para superar lo vivido y para establecer el vínculo afectivo, tan necesario entre la madre y el bebé.

Te podría interesar...
Ellas no sabían que estaban embarazadas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Ellas no sabían que estaban embarazadas

Todos los embarazos son diferentes, pero algunos nos dejan fascinados por su misterio. Por ejemplo, mujeres aseguran que no sabían que estaban emba...