Las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia

Fernando Clementin · 4 diciembre, 2017
Las primeras vacaciones para los adolescentes ponen a prueba a ellos y a sus padres. Por eso, existen algunas cuestiones a considerar para lidiar con esta experiencia de la mejor manera.

Tarde o temprano, llega ese momento en el que los hijos ya no desean salir de vacaciones con la familia y las cambian por una salida con amigos. Es normal que esto pueda causarte preocupaciones. Repasamos algunas consideraciones para las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia.

Que un joven aspire a ampliar su grupo de amigos y pretenda pasar más tiempo con ellos es algo perfectamente normal en la adolescencia. Esto no significa que no valore los momentos familiares o que ya tenga intenciones de independizarse.

Simplemente ocurre que, como pasa en esta etapa, se presentan oportunidades de experimentar cosas nuevas. Días de playa, salidas y convivencia diaria son una excelente combinación para que los adolescentes disfruten a pleno sus vacaciones.

Los padres, por otro lado, suelen ver esto con algo de desconfianza y, principalmente, de miedo. No te preocupes, si tiene conciencia y conoce los límites, es una vivencia que puede aportar mucho a su madurez.

Las vacaciones proporcionan paz y tranquilidad.

Qué tener en cuenta para las primeras vacaciones

Si tu hijo planea pasar sus primeras vacaciones con amigos en la adolescencia, te dejamos algunos aspectos a evaluar:

  • ¿Está preparado? Para esta experiencia, el joven necesita cierta autolimitación y precaución. Seguramente, si ya ha vivido viajes escolares, con equipos deportivos o de algún otro tipo, ya conoce las responsabilidades que debe cumplir para que todo salga bien.
  • ¿Viaja con sus amigos de siempre? Si existe confianza plena entre él y quienes lo acompañan, tendrás mayor certeza de que se cuidarán entre ellos y de que no planearán nada fuera de lo común.
  • Dialoga con él sobre los cuidados que debe tener. Tanto en la playa como en la vida nocturna, existen muchos riesgos, excesos y aprovechamientos por parte de quienes ven a estos grupos de jóvenes como vulnerables. La prevención y el cuidado mutuo son los mejores aliados para estos casos.
  • Ponte al tanto de todos los detalles. Debes saber exactamente con quién viaja, a qué lugar, dónde se hospeda y demás información posible. También sería bueno que hables con los otros padres para estar comunicados durante la estancia de los chicos fuera de casa.

“Si un adolescente tiene conciencia y conoce los límites, las vacaciones con amigos pueden aportar mucho a su madurez”

Qué tiene de positivo esta experiencia

De solo imaginarnos en un día de verano soleado, en la playa y disfrutando con nuestros amigos, ya notamos que el entretenimiento de un viaje así es indiscutible. Mucho más, entonces, para un adolescente.

En cuanto a lo grupal, este tipo de convivencias tienden a afianzar todavía más la confianza, la química y el respeto entre un grupo de chicos. Es allí cuando notan verdaderamente cómo de bien lo pasan con alguien y hasta qué punto pueden confiar en esa persona.

Personalmente, el joven aprende cosas que le servirán muchísimo el día de mañana. Algunas cotidianas, como la administración del dinero y la prevención de hechos de inseguridad, por citar algunos, y otros más permanentes, como el saber diferenciar los excesos y los ambientes poco convenientes.

“Este tipo de convivencias tienden a afianzar todavía más la confianza, la química y el respeto entre un grupo de amigos”

Los padres también maduran cuando su hijo tiene las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia. Si todo sale bien, la confianza hacia ellos aumentará considerablemente y verán que son capaces de asumir nuevas responsabilidades. En el caso de que algo salga mal, también servirá como corrección y modo de aprendizaje.

Las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia como oportunidad

Como mencionamos antes, las vacaciones con amigos pueden ser una muy buena “prueba” para ver cómo de incorporados y aprendidos tienen tus hijos los valores que les has enseñado.

Sin embargo, también lo es para los adolescentes. Piensa que ellos son perfectamente conscientes de que se les está dando una oportunidad muy grande de demostrar que pueden manejarse organizadamente por su cuenta.

Saben, también, que si hacen todo como corresponde no traerá nada más que beneficios: de ahí en adelante tendrán esa experiencia como “respaldo” de que su responsabilidad ya ha sido probada.

La comunicación juega un rol importantísimo. En una época de mensajes instantáneos y de fotos constantes en redes sociales, te podrán mantener al tanto de todas sus actividades. Esto te ayudará a hacer un “seguimiento” de cómo marcha todo y estarás más tranquila.

Las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia suelen ser difíciles para los padres.

Otros consejos

Finalmente, citamos tres cuestiones importantes que no deberías olvidar para las primeras vacaciones con amigos en la adolescencia de tus hijos:

  1. Documentación: ayúdalo a que se lleve todo lo que sea necesario, incluida una libreta de salud.
  2. Lugares y personas de contacto ante una emergencia: puedes darle una lista con los números telefónicos útiles y, si conoces a alguien que también veranea en ese lugar, agregar también el suyo por si ocurre alguna eventualidad.
  3. Habla sobre la sexualidad: para los jóvenes de 16-17 años, estas experiencias suelen ser las elegidas para las primeras relaciones sexuales. Procura que sepa todo lo que debe saber para prevenir enfermedades o embarazos no deseados.

Por último, te recomendamos que lo dejes disfrutar. Es una posibilidad hermosa que no todos pueden aprovechar. Apóyalo para que sea algo inolvidable.