El primer día de escuela: Un reto para padres e hijos

Marisol · 28 agosto, 2016

El primer día de escuela es un gran paso en la vida de los padres y los hijos. Independientemente de la etapa de desarrollo en que se encuentren los niños, siempre será un reto afrontar de la manera adecuada los cambios que llegarán como consecuencia del ingreso al jardín de infantes o a la escuela.

La forma en que nuestros hijos asumen estos cambios, depende en gran parte de la forma en que como padres les hacemos ver esta experiencia. A continuación verás algunos tips para que vivas y disfrutes a plenitud de este día tan importante.

¿Cómo enfrentarte al primer día de escuela?

1. Infórmales sobre los horarios que tendrán en la escuela. Si los niños saben en qué momento inicia y en qué momento finaliza su rutina escolar, sentirán cierta seguridad al momento de enfrentarse a ella.

2. Pregúntale a tu hijo sobre sus sentimientos. Debes estar al tanto de las expectativas positivas y negativas que se generan en tus hijos al pensar en el momento de iniciar con su etapa escolar. Aclara sus dudas y demuéstrales que se trata de un gran logro en su crecimiento.

3. Haz visitas previas a la escuela. El proceso de adaptación es mucho más sencillo si antes de iniciar oficialmente con las clases vas con tu hijo a ese espacio en el que pasará varias horas de su día. Procura que los niños interactúen previamente con sus compañeros, con los espacios y con los profesores.

4. Dales la certeza de que los acompañas en todo momento. Recuérdales constantemente que si tienen alguna dificultad pueden comunicártela sin temor alguno.

5. Planea una cita de juego con uno de sus futuros compañeros. Si tu pequeño tiene ya un amigo cuando inicia sus clases, se sentirá mucho más cómodo en la escuela. Permítele comunicarse y compartir una tarde de juegos con otros niños que vivirán el mismo proceso.

6. Infórmate sobre las actividades extraescolares que ofrece la institución. El deporte o el arte son siempre convenientes para un niño en crecimiento y además son ideales para mejorar las relaciones sociales. Involucra a tu hijo en alguna actividad extracurricular que sea de su interés.

girl-1345800_640

7. Dale la información necesaria al maestro de tu hijo. Asegúrate de que el maestro cuenta con uno o dos números telefónicos en los que puede contactarte si se presenta alguna novedad. Si tu hijo tiene alguna alergia, infórmaselo al docente desde el primer día.

8. Etiqueta con el nombre de tu hijo todas sus pertenencias. Para evitar gastos innecesarios y muchas confusiones, es indispensable que etiquetes cada una de las pertenencias de tus hijos. Desde las prendas que usa hasta los útiles escolares.

9. Ropa y zapatos cómodos. Si tu hijo ingresa al jardín de infantes, procura vestirlo con prendas que sean fáciles de poner y quitar por sí mismo. Un gran ejemplo de lo anterior, son los zapatos con cierres de velcro en vez de agujetas.

10. No te alarmes si llegan las lágrimas. Es completamente normal que al ver que te alejas los pequeños derramen algunas lágrimas. Dales la tranquilidad de saber que en un par de horas volverás por ellos y que todo estará bien.

portrayal-89193_640

11. Empieza a construir rutinas responsables desde antes de llevarlos a la escuela. Enséñales a comer su almuerzo y recoger los recipientes, a colgar su propia ropa en un perchero al alcance de su estatura y muéstrales el lugar para guardar sus juguetes y herramientas de estudio. Creando estos hábitos estarás dando un paso adelante a lo que será su formación escolar y les ayudarás a adaptarse mucho más rápido.

12. Prepara con anticipación la rutina del primer día. Para hacer que esta experiencia familiar sea más placentera para todos, levántate con el tiempo suficiente para hacerlo todo de una forma calmada. Si debes llevar a tus hijos a prisas a su primer día de escuela, probablemente experimentarán una sensación de ansiedad que no es conveniente. 

13. Asegúrate de que descansen lo suficiente. Esta rutina que inician tus hijos, será muy agotadora al comienzo. Permíteles tomar una siesta al llegar a casa y empieza a vigilar atentamente sus rutinas de descanso, así estarán en las mejores condiciones al comenzar cada día de escuela.

Recuerda que la preparación para el primer día de escuela debe iniciarse de forma anticipada para que el cambio sea lo menos brusco posible.