Potencia tu recuperación durante el posparto con remedios naturales

Adrianazul · 11 agosto, 2016

La experiencia de traer un niño al mundo deja agotada hasta a la mujer más preparada. Después del parto te das cuenta de cuánto cambió tu cuerpo durante el embarazo y también te haces consciente de que durante el posparto volverá a su estado habitual. A lo largo de ese lapso, lo más recomendable es que consigas manos aliadas que te ayuden a lograr una rápida recuperación,y una de esas manos amigas pueden ser los remedios naturales. Estos, además de sanarte, potenciarán tu recuperación.

Cuando pensamos en remedios naturales de inmediato vienen a nuestra mente preparaciones hechas a base de hierbas y plantas, pero además de ellas, los ejercicios físicos y los trucos de las abuelas te ayudarán a luchar contra la flacidez, la fatiga y la mala circulación.

Una rutina saludable acompañada de remedios naturales y constancia te harán experimentar una rápida y grata recuperación. Esa rutina será el secreto que potenciará tu mejoría durante el posparto y esta definitivamente tiene que incluir una alimentación adecuada, mucho descanso y uno que otro brebaje.

66d058e6dd7b7f71e461a8a8e45af415

Los remedios naturales más populares

Desinflama tu perineo con hielo y agua tibia:

Aplica una compresa que envuelva a un hielo en la parte externa e inflamada de tu perineo, durante los dos primeros días después de haber dado a luz y con ello lograrás desinflamar el área. Para ello, debes envolver los cubos de hielo en un paño. A partir del tercer día, debes aplicar calor para calmar el área perineal con un paño de agua tibia.

Evita las infecciones y favorece la sanación de tus heridas:

Hierve durante 10 minutos un puñado de caléndula y otro de hipérico en un litro de agua. Retira la infusión del fuego y déjala refrescar. Cuélala y colócala en una botella tipo “spray”.  Aplica varias rociadas de esta agua hervida después de cada visita al baño. También puedes colocar un puñado de sal gruesa al agua de tu baño diario, la sal te ayudará a prevenir infecciones.

Acelera tu recuperación y calma tus músculos adoloridos:

Para asegurarte de que las magulladuras se disipen pronto puedes tomar tabletas de Árnica D6 cada dos horas durante los dos primeros días después del parto. Luego, toma las tabletas de este remedio homeopático cada cuatro horas. Cumple este tratamiento durante una semana y despídete de los dolores.

a87288ce17128296c5dff16c8edd4a1b

Alivia el dolor y la hipersensibilidad de los pezones:

Humedece una bolsa de té de rooibos en dos cucharaditas de agua hirviendo. Luego deja que las bolsitas se enfríen y colócalas sobre el pezón, esto te aliviará. El rooibos es una planta de origen sudafricano que tiene efectos calmantes, esta puede ser aplicada de manera tópica en la piel tanto de niños como de adultos.

Hay otro remedio natural que sirve para aliviar el dolor y la hipersensibilidad de tus pezones: Busca una o dos hojitas de repollo y corta en el centro de estas un círculo del tamaño del pezón.

Luego, sumérgelos en agua hirviendo durante 10 segundos, seguidamente seca el exceso de agua y colócate los circulitos de repollo aún tibios sobre los senos; esto calmará las molestias que puedas sentir y estimulará la producción de leche. Cambia de circulitos cada vez que vayas a alimentar al bebé y continúa con esta rutina hasta que te sientas mejor.

Reduce el sangrado del útero o de la episiotomía:

Para aligerar los efectos de los loquios, que son los coágulos sanguíneos expulsados por el útero después del parto, tómate un té de zurrón de pastor los dos primeros días después del parto y, después cambia tu té por uno preparado con partes iguales de hojas de frambuesa, almez, hierba tora y flores de milenrama.

Dile adiós a las hemorroides:

Remoja trocitos de gasa, de 10 x 10 centímetros, en una infusión de hamamelis, que es una hierba astringente. Pon las gasitas ya humedecidas sobre papel encerado y congélalas, después colócalas directamente sobre las hemorroides entre 10 y 20 minutos. Repite esta rutina dos o tres veces al día.

Un masajito para  contraer  el útero: Masajear el abdomen en círculos, en el sentido de las manecillas del reloj, cada cuatro horas, hará que tu útero se contraiga de manera progresiva. Realiza esta técnica durante dos semanas o hasta que el sangrado de tus loquios adquiera un color rosado.

herbal-tea-1410565_640

Tips extra para tu recuperación

Durante el posparto puedes sentir un millón de cosas, entre las que figuran una alegría inmensa por poder ver, acariciar y escuchar a tu bebé y un cansancio terrible, para qué negarlo. Así que como te aconsejamos al principio de este artículo, además de usar remedios naturales para recuperarte rápido y bien es imprescindible que te alimentes de manera correcta.

Ya sabes que comer bien siempre es importante, pero lo es sobre todo en esta etapa en la que te debes alimentar pensando en ti y en tu bebé. Ten presente que los alimentos con muchas proteínas como el pollo y los pescado magros, además de la vitamina C que encuentras en frutas como la toronja y las naranjas te ayudan a recuperarte pronto del parto.

También es bueno que tomes un vaso de agua o de otro líquido cada hora, especialmente si estás amamantando. Durante esta etapa es posible que empieces a notar que tu pelo comienza a caerse en mayor proporción de lo normal. Esto es por el efecto hormonal, que puede tomar hasta un año en normalizarse, para sobrellevar esta situación te puede ayudar un nuevo estilo en tu cabello.

Una cosa más, si te sientes llorosa y con dificultad para adaptarte a esta nueva etapa busca ayuda. Con el tiempo te darás cuenta de que ese sentimiento es completamente normal, además de pasajero y que compartir tus sentimientos te ayudará a ver las situaciones o problemas desde otra óptica.

Ya habrás visto que un bebé de meses de nacido exige rutinas continuas, pero esas rutinas diarias pueden hacerte sentir decaída, triste o deprimida. Rompe ese círculo y sal a la calle, siente la luz del sol en tu piel, habla con otras madres, ríe y disfruta de la vida, ya verás que salir de las cuatro paredes del hogar te hará bien. Además puedes ayudarte con acupuntura, esta técnica de la medicina tradicional china puede ser muy positiva para ti.