Consejos para cuidar tu cuerpo después del parto

Revertir los cambios que se producen en el cuerpo durante el embarazo es un proceso lento y complejo, por eso es preciso comenzar a cuidarlo desde el mismo momento del parto.

En lo adelante, la meta es tratar de volver a la normalidad en la medida de lo posible; para ello se acostumbran a aplicar métodos de higiene y belleza, ideas que no siempre están a la mano, pero que seguro muchas mujeres están dispuestas a compartir.

La complejidad de este proceso se concentra en el hecho de que todo el cuerpo se ve afectado, pero no todo requiere de cuidados similares. Es decir, para cada sistema existe un tratamiento, hay uno de recuperación clínica, se recomienda proteger la piel y llevar una higiene adecuada, que como sabemos es distinta para cada área.

La misión es recuperar el organismo por dentro y por fuera, más que por un problema estético, se trata de una cuestión de salud física y mental. En tal sentido, un cuidado apropiado permite una percepción positiva, que evita la aparición de depresión, enfermedades y otras condiciones adversas en esta difícil etapa.

Cuidar el cuerpo después del parto. ¿Cuáles son las recomendaciones?

En la actualidad el mercado está lleno de diferentes productos enfocados hacia el mismo propósito. No obstante, existen criterios básicos a considerar en estos casos; por ejemplo, es conveniente acudir a elementos que contribuyan a reafirmar, hidratar y nutrir la piel, pero también es importante mantener la higiene y la salud.

Por otro lado, después del parto se inicia una etapa diferente, la lactancia, que no es compatible con algunos tratamientos de belleza y/o higiene. Además, el organismo requiere recuperarse internamente de las condiciones que presentó por un período de nueve meses.

En tal sentido, no todas las recomendaciones son aplicables a todos los casos; no es lo mismo la recuperación de una mujer que dio a luz de manera natural, que aquella que lo hizo mediante cesárea. No obstante, el parto es un proceso agotador del sistema y desencadenante de condiciones nuevas.

0b5818e072b1c4b9f56659ae39276a92

Para cuidar nuestro cuerpo de manera adecuada, es conveniente incluir elementos a la rutina y también evitar algunas actividades que eran costumbre. Los principales consejos para contribuir a nuestro cuidado corporal son.

  • Incorporar bálsamos que contribuyan a reafirmar, nutrir y disminuir la aparición de estrías. En el mercado, existen muchas opciones pero también hay muchos remedios caseros, como la zanahoria para las estrías.
  • En términos generales, es aconsejable que las nuevas madres tomen baños todos los días, para garantizar una higiene correcta. Pero, se deben evitar baños en la piscina o en la playa, para prevenir la aparición de infecciones vaginales o en los puntos quirúrgicos
  • Para proteger los pezones durante la lactancia, es recomendable mantener limpia el área; conviene lavarlos antes y después de amamantar y colocar cremas ricas en vitaminas y nutrientes para aliviar, reestructurar y proteger la piel. Estos bálsamos previenen la aparición de grietas en los pezones y la mastitis
  • Se recomienda el uso de sujetadores especialmente diseñados para evitar que los pechos cedan y cuelguen. También es apropiado que se incluyan ciertos ejercicios destinados a mejorar el tono muscular del área
  • La zona del vientre requiere también que se controle la flacidez, para esto existen muchas opciones de tratamientos caseros y otros más de origen industrial.

5d2eac999b68c72551b289bd4debb5ff

  • Es aconsejable que los puntos quirúrgicos se mantengan limpios y secos, para ello es preciso que sean lavados al menos tres veces al día. Algunos productos antisépticos son recomendados para este tratamiento, pero también se puede usar agua y sal.
  • Para contribuir a una recuperación integral del cuerpo después del embarazo, también debemos modificar nuestras rutinas alimentarias, equilibrando los elementos nutricionales que nos favorezcan y también a la lactancia. Incluye alimentos como legumbres, frutas, cereales integrales, verduras, pescados y carnes magras
  • Las caminatas vespertinas son necesarias para mejorar la circulación y comenzar a revertir el exceso de peso. Además es aconsejable para relajarnos, entrar en contacto con la naturaleza y liberar el estrés.
  • Después de los cinco meses de haber dado a luz, es posible que tu médico te indique que puedes comenzar a realizar ejercicios moderados para terminar de tonificar tu cuerpo y regresarlo a la normalidad.