¿Por qué los bebes se despiertan llorando de repente?

Son muchas las sensaciones que pueden experimentar los bebés. Algunas pueden propiciar ansiedad o nervios y provocar la interrupción del sueño bruscamente. 
¿Por qué los bebes se despiertan llorando de repente?

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 04 noviembre, 2022

Son muchos los padres que padecen insomnio porque los bebés se despiertan llorando de repente. Esto suele suceder con más frecuencia durante el horario nocturno a causa de diferentes molestias que pueden aquejarles a los pequeños. Estos las expresan a través del llanto, la mejor manera de comunicar su incomodidad.

Sin embargo, está claro que a veces el bebé llora sin un motivo aparente, pero puede que el pequeño no esté recibiendo el suficiente contacto físico, lo que se convierte en una experiencia traumática; la única manera de procesar todo el estrés provocado por ese sufrimiento es llorar desconsoladamente.

Es conveniente saber que el bebé cuando es recién nacido no suele despertarse o exaltarse de repente como lo haría uno de meses más avanzados. Por lo general, estos duermen muchas horas al día y se despiertan tan solo en los momentos necesarios para la ingesta del alimento.

Niño llorando de dolor porque padece invaginación intestinal.

El llanto del bebé: qué es normal y qué no lo es

En contra de lo que se piensa, los científicos están de acuerdo en que no existen diferentes tipos de llanto pediátrico. El bebé no emite llantos diferentes cuando tiene hambre, siente dolor, siente placer y demás; sino que la señal de emite está graduada por la intensidad en lugar de por su desencadenante.

Se sabe que hasta el 25 % de todos los bebés pasan gran parte de sus primeros meses de vida llorando en exceso, y lo hacen sin responder a los intentos de calmar a sus padres. A falta de cualquier otra explicación, a menudo se opta por catalogar estos episodios como cólico infantil. No es infrecuente que los padres hagan este autodiagnóstico en los pequeños, esto a pesar  de que existen otras explicaciones para los bebes que se despiertan llorando de repente.

Como bien apuntan los expertos, resulta complicado distinguir el llanto prolongado del bebé con un problema de sueño o de vigilia. Es bien sabido que las primeras 5 o 6 semanas de vida son las más convulsas en cuanto a llanto se refiere. Alrededor de los tres meses de vida el llanto tiende a estabilizarse, o al menos a reducirse en contraste con los momentos anteriores.

9 Motivos por los que los bebés se despiertan llorando de repente

Son múltiples las causas que hacen que los bebés se despierten llorando y exaltados repentinamente. No siempre es fácil determinar su causa exacta, y como ya hemos señalado a veces no hay una explicación precisa del origen del llanto. Con esta advertencia en mente te dejamos con 9 razones por las que los bebés se despiertan llorando repentinamente.

1. Hambre

Por lo general, expresan esta necesidad orgánica a través de llantos repentinos como forma de notificar su próxima toma. Este llanto en algunos bebés suele ser cada dos o tres horas. La frecuencia promedio durante las primeras dos semanas de vida es de 10 tomas al día, mientras que al mes se reduce entre 7 y 8. Esto puede explicar por qué los bebés se despiertan llorando a gritos.

2. Molestias en su entorno

El pequeño puede sufrir una interrupción repentina de su siesta si presenta molestia, bien sea por frío, sed, picaduras de insectos, entre otras. Para evitar esto, los padres debemos estar atentos a las condiciones del ambiente en donde el bebé duerme.

Hemos de tener precauciones para evitar que entren mosquitos, olores fuertes o molestos o, incluso, ráfagas violentas de aire o lluvia que no solo pueden perjudicar el descanso, sino también provocar enfermedades en el niño. Asimismo, y siguiendo a los expertos, la dinámica familiar también pueden estar afectando al bebé (los ruidos que estos hacen, sus patrones de descanso y demás).

3. Mala posición al dormir

Tenemos que procurar siempre colocar a los bebés de forma inclinada a la hora de dormir. Sin embargo, si estos son inquietos mientras duermen, es probable que se cambien repentinamente de posición y adopten una que les provoque calambres en algunos de sus miembros, bien sea superiores o inferiores.

4. Regurgitaciones, uno de los motivos por los que los bebés se despiertan llorando de repente

Es normal que todo niño presente regurgitaciones de leche durante los primeros meses de vida. En caso de que tengan lugar mientras duermen, pueden llegar a ahogarlos y, en consecuencia, se despertarán llorando por la sensación incómoda que esto produce.

Debemos asegurarnos de que, si ha tomado recientemente alimento, descanse en una posición inclinada con el fin de evitar que se trague el vómito si se diera esa posibilidad. A menudo es una consecuencia de la sobrealimentación, y en niños sanos no representa un problema mayor.

Bebé llorando en su cuna.

5. Aparición de escoceduras en la piel

Esto es frecuente en los bebés exudativos, a los que con facilidad se les irrita la piel porque presentan exceso de humedad. En caso de que nuestro niño sea uno de ellos, debemos procurar una buena ventilación en la habitación y ropa fresca para el pequeño.

6. Prendas de vestir inadecuadas

Una de las razones más comunes por las que los bebés se despiertan llorando de repente es por la incomodidad que sienten al vestir prendas que les incomodan.

Los pequeños suelen perder rápidamente sus vestidos debido a que crecen de manera muy rápida, pero, con frecuencia, a los ojos de los padres siempre están del mismo tamaño. La ropa apretada puede originar inconvenientes en la circulación sanguínea.

7. Enfermedad, otra de las razones por las que los bebés se despiertan llorando de repente

Puede que la causa de su despertar repentino se deba a alguna enfermedad, ya sea diagnosticada o no. Si este comportamiento al descansar es consecutivo y se descartan las otras causas, es imperante acudir con el pediatra para un examen exhaustivo y, así, determinar o descartar razones de salud como detonante en la interrupción brusca del sueño.

8. Pesadillas pasajeras

Es muy común que los bebés se despiertan llorando de repente porque han experimentado algún mal sueño, por lo que muchos entran en llanto desconsolado a causa del susto que les han provocado estas nuevas sensaciones. Se sabe que estas pueden aparecer en torno a los 18 meses de edad, aunque lo cierto es que a medida que el pequeño crece se hacen más comunes.

9. Ansiedad por separación

La ansiedad por separación es muy común durante la etapa pediátrica. Aparece en torno a los 9 meses de edad, y se desencadena cuando el pequeño despierta y no siente la presencia de sus padres. Como consecuencia, para llamar su atención con el ánimo de proveer un entorno seguro, llora inmediatamente con un tono intenso.

¿Qué hacer para calmar a un bebé que llora de repente?

Para controlar a los bebés que se despiertan llorando de repente debes reparar en las variables que hemos comentado anteriormente. Esto es, vestirlo adecuadamente para dormir, asegurar su entorno del sueño, cuidar su posición al acostarlo y demás. Por sí solo, se sabe que el calmante parental es un método idóneo para reducir su irritabilidad.

Esto es la, el mero contacto físico de los padres hacia su bebé puede calmarlo y mediar en un par de minutos en su relajación. Debes reparar también en su respuesta física y emocional luego de que acudas llanto; así puedes dilucidar si se trata de una cuadro de ansiedad por separación.

En definitiva, no todos los bebés expresan sus emociones o sensaciones de la misma manera, por lo que los padres tenemos una gran responsabilidad de descifrar los mensajes que emiten nuestros hijos a través del llanto o de su expresión corporal.

Te podría interesar...
5 trucos para calmar el llanto de tu bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 trucos para calmar el llanto de tu bebé

Uno de los malestares más comunes y frecuentes en tu bebé es el llanto, y lastimosamente en muchas ocasiones se torna una jornada no tan soportable...



    • Boyden SD, Pott M, Starks PT. An evolutionary perspective on night terrors. Evol Med Public Health. 2018 Apr 14;2018(1):100-105.
    • de Carvalho M, Robertson S, Merkatz R, Klaus M. Milk intake and frequency of feeding in breast fed infants. Early Hum Dev. 1982 Nov;7(2):155-63.
    • de Weerth C, Fuentes S, de Vos WM. Crying in infants: on the possible role of intestinal microbiota in the development of colic. Gut Microbes. 2013 Sep-Oct;4(5):416-21.
    • Gatrad AR, Sheikh A. Persistent crying in babies. BMJ. 2004 Feb 7;328(7435):330.
    • Indrio F, Riezzo G, Raimondi F, Cavallo L, Francavilla R. Regurgitation in healthy and non healthy infants. Ital J Pediatr. 2009 Dec 9;35(1):39.
    • Möller EL, de Vente W, Rodenburg R. Infant crying and the calming response: Parental versus mechanical soothing using swaddling, sound, and movement. PLoS One. 2019 Apr 24;14(4):e0214548.
    • Phillips KE, Norris LA, Kendall PC. Separation Anxiety Symptom Profiles and Parental Accommodation Across Pediatric Anxiety Disorders. Child Psychiatry Hum Dev. 2020 Jun;51(3):377-389.
    • St James-Roberts I, Peachey E. Distinguishing infant prolonged crying from sleep-waking problems. Arch Dis Child. 2011 Apr;96(4):340-4.
    • WESSEL MA, COBB JC, JACKSON EB, HARRIS GS Jr, DETWILER AC. Paroxysmal fussing in infancy, sometimes called colic. Pediatrics. 1954 Nov;14(5):421-35.
    • Zeifman DM, St James-Roberts I. Parenting the Crying Infant. Curr Opin Psychol. 2017 Jun;15:149-154.