Polvos de talco para bebés: lo que debes saber

La piel de los bebés es delicada y sensible, por lo que se recomienda siempre el uso de productos seguros y sin químicos. ¿Cumplen los talcos este criterio?
Polvos de talco para bebés: lo que debes saber
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 20 enero, 2022

Los polvos de talco para bebés siempre han formado parte de la rutina del cambio de pañal. Sin embargo, no es la mejor opción para mantener sana la delicada piel del bebé.

Existen múltiples alternativas para reemplazar su uso y prevenir las complicaciones que se asocian a este tipo de productos. En el siguiente artículo, te contamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué son los polvos de talco para bebés?

Los talcos para bebés son un tipo de polvo cosmético o higiénico confeccionado a partir de un mineral de arcilla, maicena y arrurruz. En general, se utilizan para tratar o para prevenir la dermatitis del pañal que se desarrolla en las nalgas y en los genitales de los bebés pequeños.

Además de los componentes mencionados, los polvos de talco también contienen oxígeno, silicio y magnesio, combinación que sirve para absorber con gran efectividad la humedad de esta zona. Así, es posible mantener la piel del área del pañal seca y contribuir a la prevención de erupciones.

Incluso, los adultos también pueden utilizar talco para aliviar fricciones o lesiones en la piel y reducir ciertos olores.

Usos diversos de los polvos de talco para bebés

El talco también se utiliza para confeccionar diferentes productos cosméticos, como los polvos faciales, las sombras, los rubores o las bases compactas. Dicho compuesto aparece en la lista de ingredientes de los productos bajo el nombre de talcum, silicato de magnesio o talco cosmético. En general, su función es absorber la humedad y darle a la piel una sensación sedosa.

Además, el talco puede formar parte del procesamiento de los suplementos, de los alimentos (como el arroz pulido y las gomas de mascar) y de algunos fármacos. Anteriormente, también se lo podía encontrar en los preservativos y en los guantes quirúrgicos para prevenir la fricción, pero la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) exigió dejar de utilizarlo.



Razones que desestiman el uso de polvos de talco para bebés

En general, los polvos de talco para bebés son seguros para utilizar en los pequeños. No obstante, siempre que se aplique un producto en la piel del recién nacido es importante mantenerse atento y ser cuidadoso. A pesar de ser hipoalergénicos, este o cualquier producto de higiene pueden desencadenar una reacción adversa.

En pediatría, otro de los riesgos del uso del talco en la zona genital de las niñas es la predisposición al desarrollo de vulvovaginitis.

Relación con el cáncer de ovarios

Existen varias demandas legales realizadas por algunas mujeres adultas que relacionaron el uso de polvos de talco para bebés en la zona genital y el desarrollo de cáncer de ovario. Sin embargo, la evidencia que sostiene esta asociación es insuficiente y así lo demuestran algunos estudios publicados en 2018 en el European journal of cancer prevention (ECP).

Cuanto más talco se utilice, mayor será la relación con el cáncer de ovario, pero esta no es la única causa de la enfermedad. Otros factores de riesgo conocidos para este tumor son los siguientes:

  • Edad avanzada.
  • Uso prolongado de terapia hormonal.
  • Antecedente familiar de cáncer ginecológico.
  • Mutaciones genéticas hereditarias (BRCA1 y BRCA2).

Afectación pulmonar y mesoteliomas

La contaminación que provoca el asbesto contenido en estos productos es una de las grandes preocupaciones de los últimos tiempos. Pues es uno de los factores causantes de los mesoteliomas, una forma de cáncer muy agresiva.

En el año 2018, se acusó a la empresa Johnson & Johnson de vender polvos de talco para bebés contaminados con este carcinógeno. No obstante, la empresa se ha encargado de demostrar en reiteradas pruebas que sus cosméticos no contienen asbesto.

El uso de polvos de talco en los bebés

La inhalación de polvos de talco para bebés puede causar problemas respiratorios si sus partículas ingresan a los pulmones.

Si bien no existe ninguna pauta médica precisa acerca de su forma de uso, te acercamos algunas recomendaciones útiles:

  • Evita que ingrese talco a los ojos del bebé.
  • Mantén el producto fuera del alcance de los niños.
  • No coloques el talco directamente en los genitales, sino más bien alrededor de ellos y en las piernas.
  • Procura que el polvo no entre en contacto con la cara del bebé.
  • No agites el talco sobre el pequeño ni te sacudas las manos cerca de su cara.

Debes saber que si el bebé inhala el polvo accidentalmente esto no significa que vaya a desarrollar cáncer a futuro, pero esto sí podría producirle algunas afecciones respiratorias. Por eso, la American Academy of Pediatrics recomienda evitar el uso de este producto en el hogar para prevenir la neumoconiosis por talco.



Alternativas para el uso de polvos de talco en los bebés

Los médicos pediatras aconsejan realizar el cambio de pañal de manera regular para evitar las erupciones o las dermatitis. Además, en lugar de polvos, sugieren utilizar cremas o ungüentos humectantes.

Existen diversos productos que pueden cumplir la misma función sin provocar un riesgo para la salud:

  • Cremas a base de zinc.
  • La harina de avena.
  • Polvos de maicena.
  • Almidón de maíz.
  • Fécula.

A su vez, las cremas protectoras con óxido de zinc aíslan a la piel del contacto con las heces y la humedad del pañal, lo que ayuda a prevenir la irritación y la lesión de este tejido.

Consideraciones finales sobre el uso de polvos de talco para los bebés

Si bien el talco se usa para evitar la humedad en el área del pañal, no es un producto recomendado para el uso en los bebés. Por un lado, tiende a secar por demás la piel y por el otro, puede ser inhalado de manera accidental y generar problemas pulmonares.

Por lo tanto, es preferible optar por algunas variables para reemplazar el talco en la rutina de higiene del niño. De hecho, existen muchos productos que son hipoalergénicos y seguros para preservar la delicada piel del bebé.

Te podría interesar...
La piel del bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La piel del bebé

La piel del bebé no esté desarrollada por completo. En este sentido, se diferencia en varios aspectos de la de los adultos. Veámoslos aquí.