Permanencia del objeto: cuándo aparece y cuáles son sus características

07 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
La permanencia del objeto fue identificada por Jean Piaget y la clasificó en 6 subetapas por las que esta habilidad se va desarrollando conforme el bebé crece.

La permanencia del objeto es una habilidad que no tienen los niños cuando nacen. Por esta razón, cuando son tan pequeñitos, aunque los dejes solos en una habitación, no lloran o sienten miedo por no ver a sus papás. La cosa va cambiando conforme van pasando los meses y el niño va creciendo.

Cuando el bebé ya tiene algunos meses, los padres nos damos cuenta de que empiezan a llorar o gritar si los dejamos solos. Es entonces cuando nos preguntamos por qué antes sí podíamos dejarlo un momento y no lloraba y ahora no podemos despegarnos de él. Esto es debido a la permanencia del objeto, que es una capacidad que va desarrollándose poco a poco durante los 2 primeros años de vida.

¿Qué es la permanencia del objeto?

En los primeros meses del bebé, cuando cualquier objeto o persona queda fuera de su vista, en su mente esto deja de existir. A partir de los 4 meses ya va adquiriendo de forma progresiva y comprendiendo que, aunque un objeto no esté a su vista, no es que haya desaparecido, sino que está oculto o no está ahí en ese momento.

Bebé con un mordedor para los dientes.

Esto es lo que Jean Piaget llamó permanencia del objeto. Esta habilidad es el logro principal de la etapa sensoriomotora. Saber representar un objeto en nuestra mente es fundamental para saber que, aunque dejemos de verlo, sigue existiendo.

Esta capacidad de representación mental no está presente en los bebés recién nacidos, por eso, cuando dejan de ver algo, para ellos ya no existe. Cuando los niños crecen, van comprendiendo y siendo conscientes de que, aunque no vean algo, esto no significa que no exista. Esta habilidad se va desarrollando poco a poco a medida que crecen.

  1. El bebé va comprendiendo que, si ve algo del objeto oculto, este está ahí.
  2. Después, cuando le escondan un juguete y él haya visto dónde lo han escondido, irá a buscarlo.
  3. Por último, llegados a los 2 años, ya tiene la capacidad de buscar por su propia cuenta.

¿Cómo se produce el desarrollo de la permanencia del objeto?

Jean Piaget, en su teoría del desarrollo cognitivo, identificó seis subetapas en las que la habilidad de la permanencia del objeto va desarrollándose. A continuación, vamos a ver en qué consiste cada una de estas subetapas.

La de la actividad refleja

Esta subetapa del desarrollo de la permanencia del objeto va desde el nacimiento hasta que el bebé cumple un mes. Aquí aprende cómo tiene que mover su cuerpo, su visión es todavía borrosa y sus periodos de atención son breves. En esta subetapa, el bebé se limita a responder a sus reflejos innatos. Los logros claves son cerrar las manos, chuparse los dedos y seguir con los ojos los objetos que se mueven.

Subetapa de las reacciones circulares primarias

Esta se extiende desde el primer mes de vida hasta el cuarto mes. El bebé ya empieza a fijarse con mayor atención en los objetos que ve. Cuando ocultamos un objeto, el pequeño lo busca durante un rato; su esfuerzo es limitado y al poco responderá como si no existiera.

Aquí todavía no hay permanencia del objeto. Las acciones durante esta subetapa tienen un mayor carácter intencional, ya no son tan innatas y va descubriendo cómo utilizar su cuerpo.

La de las reacciones circulares secundarias

Esta etapa abarca de los 4 a los 8 meses. Aquí ya los bebés pueden alcanzar los objetos que no estén escondidos totalmente, sobre todo más cercanos al séptimo mes. Todavía no se puede hablar de una permanencia del objeto del todo, ya que si el objeto está totalmente escondido, el pequeño no mostrará la intención de buscarlo.

La subetapa de coordinación de las reacciones circulares secundarias

Esta ocurre entre los 8 y los 12 meses. Aquí ya podemos hablar de que hay permanencia del objeto. El bebé es capaz de buscar un objeto que se encuentra escondido, siempre y cuando él haya visto dónde se escondía.

Reacciones circulares terciarias

Esta subetapa va de los 12 a los 18 meses. El niño es capaz de encontrar un objeto que se ha ocultado varias veces, siempre y cuando esté a su vista. Si este no está dentro de su campo de percepción, no lo buscará. Si le escondemos un juguete sin que nos vea, él no lo va a encontrar, ya que no tiene todavía la capacidad de representación interior de los objetos.

Madre jugando con su bebé para desarrollar la permanencia de objeto.

Subetapa de la resolución simbólico de problemas

Aquí es cuando el pequeño ya entiende completamente la permanencia del objeto. El niño tiene la capacidad de comprender que el objeto que busca puede estar en algún lugar nuevo, ya puede hacer representaciones mentales. No necesita ver dónde se ha escondido el objeto para emprender la búsqueda.

Sobre la permanencia del objeto

Como has podido ver, la habilidad de la permanencia del objeto la van adquiriendo poco a poco, desde que nacen y hasta alrededor de los 2 años. El desarrollo cognitivo de un niño ocurre en un periodo de tiempo relativamente breve.

Esta capacidad puede explicar lo que a muchos padres les produce incertidumbre: que, de bebés, no lloren cuando están solos y, conforme van cumpliendo meses, sí lo hagan. Esto no es ni más ni menos que debido a esta habilidad que fue determinada por el psicólogo Jean Piaget.

  • Fraisse, G. (2008). El devenir del sujeto y la permanencia del objeto. Cuadernos de historia, (29), ág-67.
  • Feldman, R. (2015). Modelo del desarrollo cognoscitivo de Piaget.
  • Piaget, J. (2014). Etapas del desarrollo cognitivo de Piaget.