Pañales ecológicos: Ventajas y desventajas

Francisco María García · 18 agosto, 2018
A la hora de decidir si optar por pañales desechables o pañales ecológicos no solo hay que tener en cuenta la rentabilidad sino la protección de la piel del bebé. 

El auge de los pañales reutilizables o pañales ecológicos está marcando tendencia. Si bien parecen algo costosos al momento de adquirirlos, a largo plazo, constituyen un gran ahorro. Esta viene a ser una de las principales razones por las cuales las madres se deciden a, por lo menos, probarlos.

Sin embargo, las ventajas de los pañales ecológicos no solo giran entorno al ahorro monetario. Y aunque, como todo, tienen sus desventajas, vale la pena realizar un contraste para hacer una valoración crítica del producto. A continuación te ofrecemos las ventajas y las desventajas de estos pañales para que las juzgues por ti mismo.

Características de los pañales ecológicos

Los pañales ecológicos están hechos a partir de un conjunto de materiales biodegradables. Y a diferencia de los pañales desechables comunes, estos excluyen por completo el uso de: fragancias sintéticas y productos químicos. Por esta razón no solo reducen el impacto ambiental sino que también, implican un mayor y mejor cuidado de la piel del bebé.

¿Y qué materiales biodegradables se utilizan en su elaboración? Pulpa de bambú, microvellón (un tipo de poliéster suave), poliuretano y, cierto porcentaje de algodón. Por lo general, la tela interior del pañal es de micro vellón, mientras que el exterior suele ser de poliuretano impermeable. También los hay de microfibra y algodón.

Los pañales ecológicos se pueden lavar y reutilizar.

Otras características de los pañales ecológicos:

  • Son ajustables y tienen un sistema de cierre similar al de los pañales desechables: con cinta velcro o botones.
  • Son más suaves que los pañales desechables comunes puesto que están elaborados, en su mayoría, a partir de pulpa de bambú.
  • Absorben muy bien la humedad y no acumulan malos olores gracias a que la tela de bambú contiene agentes antibacterianos.
  • Permiten la buena transpiración de la piel, por ende, hacen que el bebé se mantenga fresco tanto en invierno como en verano.
  • Son hipoalergénicos, con lo cual, son perfectos para las pieles sensibles.
  • Son fáciles de lavar y no hace falta hervirlos. Con colocarlos en la lavadora y secarlos en la secadora o al aire libre, es suficiente.
  • Tienen diseños bonitos y divertidos.

¿Qué diferencia un pañal ecológico actual de aquellos viejos trapos que envolvía las partes pudendas de los bebés de hace 40 años? Tienen en común que son lavables, lo cual, en la era del lavarropas automático, realmente significa ahorro más que esfuerzo.

Por otra parte, las telas y la parte desechable del pañal ecológico son biodegradables. Esto facilita la limpieza del pañal, ya que el grueso de la orina y la materia fecal pueden tirarse al inodoro.

Ventajas de los pañales ecológicos

La proliferación de pañales ecológicos está teniendo lugar en sintonía con la de las toallas higiénicas femeninas no comerciales, que van siendo reemplazadas por opciones sustentables; estas últimas permiten a las mujeres tomar el control de sus ciclos menstruales y ahorrar dinero.

Los pañales ecológicos forman parte de una toma de consciencia sobre la importancia de cada acto individual y cotidiano. Las madres y padres han comenzado a evaluar la cantidad de pañales desechables que se arrojan semanalmente, mensualmente, anualmente a la basura.

En cuanto al diseño, hay varios modelos pensados para adaptarse lo mejor posible a cada bebé; por eso los pañales ecológicos suelen ser ajustables. La suavidad de las telas aporta mayor movimiento al bebé, ya que el tejido se adapta a su piel y no al revés.

El temor al lavado constante puede encontrar cierto alivio en el hecho de que el núcleo de los pañales ecológicos es muy absorbente, incluso más que uno desechable.

El alto nivel de absorción y la suavidad de la tela de los pañales ecológicos protege la piel del bebé de una molestia muy frecuente: la dermatitis del pañal. No sólo el diseño y la calidad favorecen una piel más sana en el bebé; también ayuda el hecho de que estos pañales no tienen productos químicos que puedan afectar la piel.

Los pañales desechables y los pañales ecológicos.

La propuesta ecológica puede ser tan práctica como los pañales desechables. Y, por si fuera poco, suponen un gran ahorro de dinero.

Desventajas de los pañales ecológicos

Muchas madres y padres se revelan ante la perspectiva de lavar los pañales de sus hijos. Aunque no se trata de un lavado de todo el pañal, ya que la parte de mayor absorción es papel desechable, el hecho de tener que lavar pañales diariamente no una tarea agradable.

A la hora de analizar el lavado de pañales ecológicos, se puede llegar a una cifra que, si bien mantiene ocupadas a las familias, también aporta la tranquilidad de que la piel del bebé estará a salvo, incluso de la pañalitis.

En el aspecto económico, los pañales ecológicos no son precisamente baratos. Sin embargo, el saldo continúa a favor respecto de los pañales desechables. Ante la duda, se puede hacer la cuenta sumando el gasto de uno y otro sistema: quedará en evidencia que el gasto en pañales desechables es aun mayor.

Para finalizar, hay algunos consejos para un uso inteligente que ayude a hacer rentables los pañales ecológicos. Una medida de ahorro puede consistir en dejar los de tela sólo para usar en la casa o para dormir. A veces, si hay que salir es más práctico usar los desechables.

Los pañales ecológicos pueden parecer complicados al principio. Pero con el paso del tiempo, se llega a la conclusión de lo beneficioso que es no depender de comercios ni de productos químicos nocivos.

En el aspecto visual, los pañales ecológicos suelen estar hechos con telas de tonalidades muy coloridas, que hacen que sean los propios niños quienes sientan deseos de usarlos.