11 normas de seguridad que tu hijo debe aprender

Enséñale a tus hijos las normas de seguridad desde pequeños, para que puedan saber qué hacer en caso de que se presente una situación complicada.
11 normas de seguridad que tu hijo debe aprender
María Alejandra Castro Arbeláez

Revisado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 14 agosto, 2022

Desde que nace, la más grande preocupación es la de brindarle protección. A medida que crece buscarás transmitirle las normas de seguridad que tu hijo debe aprender, en lo personal, físico y emocional. Es algo normal y que por instinto natural suelen tener los padres con respecto a sus hijos.

Lo que sí es importante es advertir que nunca debe existir la sobreprotección, pues por el solo hecho de que crecerán, algún día vendrá la separación de sus padres.

Sin embargo, hasta ese momento es fundamental enseñar a los hijos las normas de seguridad que desde pequeños deben conocer.



11 normas de seguridad que tu hijo debe aprender desde pequeño

1.- Es de suma importancia que tu hijo no abra la puerta de casa cuando alguien llame, y mucho menos debe hacerlo cuando se encuentre solo. Lo mismo ocurre con el teléfono. Será mejor que no conteste a menos que tenga identificador de llamadas.

2.- Se le debe enseñar a solicitar ayuda en caso de necesidad, especialmente si se encuentra ante un posible caso de bullying. Esta es una situación que cada vez sucede a más temprana edad del niño, y en especial cuando se trata de un niño con ciertos temores.

Cuando se encuentran solos, se convierten en blancos perfectos para el abusador. Hay que hacerle saber al niño que solicitar ayuda no es signo de debilidad sino de inteligencia. Evitar que se burlen de él y así eludir el acoso es algo que nunca debemos ocultar.

El miedo al fracaso en los niños.

3.- De igual modo, enseñarle que su cuerpo solo debe ser tocado por él y que bajo ningún concepto debe permitírselo a extraños. Los abrazos, los besos o las caricias solo pueden ser realizadas por personas que ya conoce y que son de su grado personal.

También deberá saber que algunas partes de su cuerpo tampoco deben ser tocadas ni siquiera por las personas de más confianza, y si algo llegara a ocurrir, tiene que manifestarlo de inmediato a los padres.

4.- Otra de las normas de seguridad es la de que conozca la dirección de su casa y el teléfono de sus padres. Asimismo, hay que enseñarle el número de emergencia del país donde se encuentre.

Además, es bueno hacerle saber que si algún día llegara a perderse, no debe moverse del lugar donde se encuentre, aunque puede solicitar ayuda a personas mayores.

5.- Educa a tu hijo a cruzar la calle como se debe hacer, respetando los pasos de peatones destinados a tal fin y esperando la indicación del semáforo. Insístele que también mire a ambos lados antes de cruzar.

6.- Es necesario hacerle ver la diferencia entre lo bueno y lo malo. Hay que enseñarle que nunca debe ocultar secretos que le hagan sentir incómodo, que lo asusten o que le preocupen.

Para ello es fundamental brindarle la oportunidad de que se comunique de manera amplia y abierta sin hacerlo sentir mal por algo que haya sucedido.

7.- Cuando empiece a navegar por internet, hazle saber al niño que no se puede suministrar información personal por estos medios, tales como la dirección y el lugar de residencia, y mucho menos hablar con personas desconocidas.

8.- Nunca debe acceder a la petición de trasladarse de un lugar a otro con personas que él no conoce, aunque estas personas le aseguren que son amigos de sus padres.

De allí la importancia de que sean sus padres o abuelos quienes lo recojan en el sitio acordado y, si alguna vez llegaran tarde, deberá esperar.

9.- Una manera de defensa que hay que enseñarle al niño es que tiene que aprender a decir “basta” o “déjame tranquilo” cuando algo le moleste. Debe aprender a negarse con voz firme y determinante cuando algo no sea de su agrado.

Existen ciertas normas de seguridad que todos los niños deben aprender.


10.- Los niños deben aprender a jugar de manera segura. Por eso hay que enseñarles a no llevarse objetos pequeños a la boca ni a jugar con objetos que tengan filos. Y recordarles que nunca deben sentirse presionados cuando otros niños les quieran obligar a asumir responsabilidades en un juego que ellos no quieran.

11. Enseñar al niño a discriminar entre un buen y un mal secreto es estratégico, porque los abusadores suelen esconderse en la estratagema de pedirle al niño que los guarde a cambio de algún premio. Es una práctica que genera complicidad y crea lazos con las personas.

“Un aspecto de suma importancia es el hecho de que la mayoría (más del 80 %) de los casos de abuso sexual es cometido por parte de personas cercanas a la víctima y en las cuales confiaban, como ser miembros de su familia (desde padres hasta padrinos), personas a cargo de su cuidado o encargados de su formación”.

-Psicóloga Susana Mariscal del Villar

Finalmente

Además de estas normas de seguridad que tu hijo debe aprender, es importante que aprenda a terminar todo lo que empieza. Asimismo, estimula al niño a actuar conforme a sus propias reacciones internas y no por aquello que tenga que ver con tu aprobación. 

Así conseguirás que él se desplace por sus propios medios y sin las influencias de las demás personas, e incluso sin importarle lo que digan o piensen los otros de él.

Todas estas normas de seguridad que se establezcan deben ser claras y sus consecuencias conocidas. Para eso tú debes dar el ejemplo, aconseja y se consecuente con lo que dices.

Te podría interesar...
Cómo ayudar a los niños a tener seguridad
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo ayudar a los niños a tener seguridad

Para ayudar a los niños a tener seguridad en sí mismos es necesario fomentar su autoestima. Esto les ayudará a desarrollarse sanamente y a superars...




El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.