¿Por qué no hay que dejar llorar a los bebés?

Minitza Zarzavilla 5 enero, 2016

El deber del niño es llorar, dice un refrán oriental. Para el bebé, la principal manera de comunicar sus deseos es llorando. ¿Cómo puede sentirse entonces tu indefenso bebé si cuando anhela recibir atención nadie se la da? ¿Porqué no hay que dejar llorar a los bebés?

El llanto es el segundo “cordón umbilical”. Los bebés lloran por muchas razones pero, normalmente quieren atención. ¿Cómo te sentirías si nunca te hicieran caso cuando pidieras algo? Así se siente tu indefenso bebé si cuando anhela recibir atención nadie se la da. 

Para algunos padres los bebés deben llorar, porque si ellos corren cada vez que el bebé llora, los están malcriando y  esto demuestra quién manda a quién. Para otros padres el bebé no debe llorar tanto porque esto causa daños irreversibles. En realidad hay muchas razones por las que el bebé tiene que llorar, esta es su forma de llamar la atención para que se satisfagan sus necesidades emocionales o físicas. Por ejemplo: necesitan un cambio de pañales, tienen calor, cólicos, hambre o sueño.

Ante las diferentes opiniones es mejor ver los pros y los contras de dejar que el bebé llore. Esto causará consecuencias negativas si lo dejas llorar por mucho tiempo y consecuencias positivas si se atiende al bebé de forma inmediata. ¿Por qué no hay que dejar llorar a los bebés?

child-228440_640

Consecuencias Negativas

Inseguridad

Si después de un tiempo no se atienden sus llantos, quizás dejen de llorar. Sienten que la persona que los cuida no responde. Lloran otra vez. En el caso de que no haya respuesta, se sienten abandonados e inseguros.

Desapego

Si la situación continúa igual por mucho tiempo y se repite con frecuencia, el bebé se siente abandonado. Al principio está enfadado, hasta encolerizado, aunque finalmente se da por vencido. Empieza a surgir el desapego. Como no recibe amor, no aprende a amar.

Actos delictivos

La conciencia no se desarrolla debidamente. No confía en nadie, no se interesa por nadie. Se convierte en un niño problemático y, en casos extremos, en una personalidad psicopática incapaz de sentir remordimiento por actos delictivos.

Síndrome del bebé sacudido

Como el bebé no para de llorar esto puede ser molesto; algunos cuidadores se desesperan por la situación y estos comienzan a zarandear con fuerza al recién nacido, causando el llamado síndrome del bebé sacudido, aunque sea durante unos instantes, esto puede causarle daños neurológicos irreversibles.

baby-443393_640

“Este trauma puede causarle hemorragias, lesión cerebral, pérdida auditiva, ceguera, lesión en la columna cerebral, parálisis, convulsiones e incluso la muerte”

Juan José Ramos Suaréz Pediatra

Consecuencias Positivas

“Si le hago caso al niño cada vez que llora, ¿no lo malcriaré?”, tal vez te preguntes. Es posible. Hay muchas opiniones al respecto. Como cada niño es distinto, los padres tienen que determinar cuál es la mejor forma de abordar la situación.

Sin embargo, ciertas investigaciones recientes indican que cuando el recién nacido tiene hambre, está incómodo o alterado, su organismo libera hormonas del estrés, y por ello expresa su malestar llorando.

Se dice que cuando el padre o la madre responden y satisfacen las necesidades del bebé, empiezan a crear en el cerebro de este las conexiones que le ayudarán a saber tranquilizarse. La criatura que ha recibido la atención debida produce menos cortisol, una hormona del estrés.

“Los bebés a los que siempre se les ha atendido enseguida, especialmente durante los primeros seis a ocho meses de vida, lloran menos que aquellos a quienes se les ha dejado llorar”. 

Sugerencias

  • Controla tus emociones primero en vez de descargarlas contra el bebé.
  • Luego da atención a lo que provocó el llanto.
  • Puedes alimentarlo o solo tomarlo en brazos y hablarle dulcemente al oído.
  • Acariciar su espalda o el estómago.
  • Haz algo que lo tranquilice y entretenga.

El primer llanto del bebé es música a los oídos de una madre. Pero el llanto constante de un bebé, como el sonido de una sirena, ha sacado de quicio a algunas. El atender las necesidades de tu bebé no lo malcriará sino por lo contrario le demostrará que no está solo sino que tiene una familia que con caricias, sonrisas y abrazos lo atenderá. Tal vez decida quedarse callado por un rato.

Te puede gustar