No basta con decir que amas a tu hijo, asegúrate de que lo sepa

Hoy te presentamos algunas reflexiones para que nunca abandones emocionalmente a tus pequeños y los acompañes en cada paso de su vida.
No basta con decir que amas a tu hijo, asegúrate de que lo sepa

Última actualización: 16 septiembre, 2022

¿De qué manera le demuestras el amor a tus hijos? Muchos padres piensan que cumplir con sus responsabilidades básicas es suficiente para que los niños y los adolescentes sean conscientes de su afecto. No obstante, no basta con decir que amas a tu hijo, es necesario que lo sepan con certeza. Porque más allá de palabras cariñosas los pequeños requieren del tiempo y la compañía de sus papás.

En muchas ocasiones los afanes del día a día hacen que no les prestemos la atención suficiente a nuestros seres queridos, ya sean los hijos o la pareja. Dando por hecho que ellos saben del profundo amor que les guardamos a pesar de la frialdad. Sin embargo, cuando ese distanciamiento se convierte en paisaje termina por deteriorar inevitablemente los vínculos en el hogar.



Amas a tu hijo, ¿pero ellos lo saben?

La conexión que tienen los padres con sus pequeños se construye todos los días a través de los actos de amor en la cotidianidad. Es algo que necesita de atención constante para convertirnos en papás ejemplares y no en figuras ausentes. Puesto que, a pesar de que cada familia es diferente y vive bajo condiciones específicas, lo cierto es que todos los hijos necesitan de compañía y afecto.

Familia se divierte.
Los jóvenes al igual que los niños necesitan del afecto y la atención de sus padres para guiarlos en esa compleja etapa.

Se ha evidenciado que el amor y el contacto de los padres juega un papel fundamental en el desarrollo físico y emocional de los niños. Algo que no solo les permite mejorar su relación, sino que les enseña valores fundamentales que los ayudarán a crecer como personas. Así que no importa la edad que tenga tu hijo o lo mal que se haya portado, nunca dejes de recordarle lo mucho que lo amas.

La importancia de la crianza positiva cuando amas a tu hijo

Todas las personas contamos con cualidades y defectos que pueden mejorar. Esta es una premisa que debemos recordar cada tanto al sentirnos cansados por las actitudes de los niños. Puesto que ellos necesitan de sus padres para desarrollarse y corregir con paciencia y respeto sus errores. No adultos distantes que se cierran al diálogo.

El amor incondicional que les regalan las mamás y los papás a sus pequeños los nutre al igual que una buena alimentación. Por tal motivo, dentro de las enseñanzas de la crianza positiva se resalta el papel fundamental que cumple el afecto, el respeto y el diálogo en la educación emocional de los niños. No se puede criar hijos amorosos, atentos y empáticos si no les brindamos ese ejemplo.

Tal como lo decía San Juan Bosco: “no basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta de que son amados”. Y es que en el afán de la modernidad puede que no les brindemos a los hijos el acompañamiento emocional que reclaman. Sin embargo, es en esos momentos de intimidad en donde se demuestra mediante actos todo el afecto y el cariño que sentimos por ellos.

Ejercicio para demostrar el cariño familiar

Cuando los pequeños notan la falta de amor en el hogar comienzan a mostrarlo a través de comportamientos típicos, como querer llamar la atención o sentirse menospreciados. Por tales motivos, si notas algunas de estas señales de alarma procura pasar tiempo de calidad con tus hijos y demuéstrales cuánto los amas.

padre e hija mirada complice felices amor en el campo
El afecto que sentimos por los hijos se demuestran mediante el tiempo de calidad y el apoyo emocional que les brindamos.

Un ejercicio muy recomendado para verbalizar todas las acciones positivas que tenemos con nuestros hijos o pareja es preguntarles directamente qué tan amados se sienten. Prueba diciéndole a tu pequeño: “yo me siento amada cuando me das un abrazo y me dices que me quieres” o “yo me siento amada cuando me ayudas a ordenar la casa”. Luego animarlo a que haga lo mismo.

El amor es un valor y un sentimiento que debe promoverse todos los días. Ser conscientes de ello mediante las palabras y las acciones nos permite caer en cuenta de todos esos pequeños detalles que denotan cariño. Y si algún miembro de la familia se siente poco amado, mediante el diálogo se puede caer en cuenta de los errores y procurar mejorarlos por el bien de todos.



Si amas a tu hijo bríndale tu amor incondicional

Recuerda que la confianza y la seguridad que brinda un abrazo sincero de mamá no se puede comparar. Los papás somos el puerto en donde los hijos siempre podrán refugiarse. Y aunque durante la infancia es normal decirles a los hijos cuánto los amamos, en la juventud también es imprescindible hacerlo.

Así que asegúrate de demostrarle cariño a tus hijos mediante tu compañía, tu afecto y tu respeto. Pasa tiempo de calidad con ellos y escucha todas las cosas que tengan por decirte. La infancia y la adolescencia pasan en un abrir y cerrar de ojos y brindarles nuestro amor a los pequeños es el mejor legado emocional que les podemos compartir.

Te podría interesar...
Consecuencias de la falta de afecto en la infancia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Consecuencias de la falta de afecto en la infancia

Tener poca confianza en los otros o problemas de autoestima son algunas de las consecuencias de la falta de afecto en la infancia.