¿Por qué los niños inteligentes son más distraídos?

Los niños inteligentes se distraen más fácilmente que los niños con una inteligencia normal. Si quieres saber más sobre lo que opinan los expertos, ¡no dejes de leer!
¿Por qué los niños inteligentes son más distraídos?
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 07 abril, 2022

Un estudio realizado por el University College London concluyó que las personas más inteligentes son las más distraídas. Esto es aplicable de igual manera a los niños inteligentes, que son más distraídos que sus pares con niveles de inteligencia promedio.

Los niños que cuentan con una elevada capacidad intelectual tienen mayores dificultades a la hora de concentrarse y esto se debe, en parte, a las miles de ideas que circulan a la vez por sus pequeños cerebros. Estos infantes se distraen con más facilidad que sus compañeros, debido a que su capacidad atencional es menor.

¿Quieres saber más al respecto? Sigue leyendo y no te lo pierdas.

Los niños inteligentes son más distraídos

El estudio Distractibility in Daily Life Is Reflected in the Structure and Function of Human Parietal Cortex fue realizado por el University College London y publicado en 2011 por la revista Journal of Neuroscience. Los investigadores a cargo concluyeron que las personas más inteligentes (definidas por tener más materia gris en el lóbulo parietal superior o LPS) son también las más distraídas.

Aunque parezca algo incoherente, es exactamente el resultado del “exceso” de neuronas lo que les impide a los niños inteligentes mantener la concentración. Según el coautor del estudio Ryota Kanai, estas personas están más predispuestas a distraerse con otras ideas que rondan en sus mentes y que son ajenas a la situación en la que se encuentran.

En la investigación se evaluaron 145 participantes entre 18 y 32 años y los resultados mostraron que había deferencias cerebrales entre los que podían mantener la atención y a los que tenían dificultades para lograrlo.

Observaron que la cantidad de neuronas que había en el LPS del hemisferio izquierdo se relacionaba de forma inversa con la capacidad de concentrarse. Por ende, a mayor cantidad de materia gris en esa área, mayor era el grado de distracción.

Conforme el cerebro madura, determinadas conexiones nerviosas se destruyen, a la vez que otras se refuerzan. Este fenómeno se denomina poda sináptica y es lo que hace posible una mayor concentración en una acción. Por este motivo, los investigadores sostienen que los cerebros más infantiles tienen a distraerse más fácilmente que los adultos, debido a su mayor cantidad de conexiones neuronales en el LPS.

nino en momento de distraccion del estudio con su guitarra en el suelo auriculares laptop hojas cuaderno
Los niños inteligentes suelen desviar su atención fácilmente, pues numerosas ideas confluyen en el mismo momento.

Características de los niños con altas capacidades

Los niños inteligentes son aquellos cuyas capacidades cognitivas son más elevadas que las esperadas para su edad.

Estos pequeños suelen pasar desapercibidos, ya que en muchas ocasiones sus notas no son tan buenas. Incluso, suelen aburrirse en clase, no encontrar motivación en las asignaturas y también, distraerse con mayor facilidad.

Algunas de las características de los chicos inteligentes son las siguientes:

  • Aprenden muy rápido.
  • Son muy enérgicos.
  • Suelen tener un vocabulario muy variado y amplio a su edad.
  • Tienen una memoria extraordinaria.
  • Su pensamiento es intuitivo, abstracto y complejo.
  • Les gustan mucho los acertijos y los números.
  • Sueñan despiertos.
  • Se suelen distraer con facilidad, sobre todo cuando se aburren.
  • Son niños sensibles.
  • Se impacientan cuando ven a los otros ir más despacio que ellos.
  • Tienen una gran curiosidad.
  • Muy creativos.
  • Tienen múltiples intereses.
  • Suelen ser competitivos.
  • Son autodidactas.
  • Tienen una gran vitalidad.

Inteligencia y distracción

Las personas más inteligentes, incluidos los niños, suelen mostrar dificultades para organizar sus ideas por prioridades y esto es lo que los llevaría a distraerse con mayor facilidad.

En determinados momentos, en lugar de rendir más, se distraen con cosas menores, como la conversación de alguien cercano, lo que hace un compañero o un ruido del exterior.

A los niños inteligentes les suele ocurrir alguna de las siguientes cuestiones:

  • El aburrimiento les hace desconectar. A veces, cuando ya conocen ciertos conceptos que se les intenta inculcar o ya tienen esos aprendizajes, suelen desconectarse y parecen distraídos.
  • Perciben las sensaciones más intensamente. Es decir, sus sentidos (vista, tacto, gusto, olfato y oído) están mucho más desarrollados. Por esta razón, puede que su atención esté puesta en otras cosas, que para los demás pasan desapercibidas.
  • Se distraen muy fácilmente. Tienen un cerebro capaz de percibirlo todo en cualquier momento, por lo que en ocasiones pueden ocurrir sobrecargas emocionales y sensoriales. No prestan demasiada atención a las cosas triviales y procesan la información menos importante de forma más lenta. Su cerebro suele fatigarse rápido, por lo que es muy común que parezca que no escuchan.
  • Pueden ser erróneamente diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Al tratarse de niños muy vitales, enérgicos e inquietos o vivir con la necesidad de hacer muchas actividades juntas, este diagnóstico puede aparecer aunque finalmente se descarte.
Los niños muy inteligentes suelen tener una capacidad para sostener la atención más lábil que aquellos con inteligencia promedio. Por eso, suelen impresionar enérgicos e hiperactivos.

Acerca de los niños inteligentes y distraídos

Como ya has visto, los niños más inteligentes suelen distraerse con mayor facilidad que aquellos niños con una inteligencia normal. La explicación se basa, entre otras cosas, en la cantidad de conexiones neuronales que tienen.

Contrariamente a lo que se podría pensar, los niños con elevadas capacidades cognitivas suelen enfrentar ciertas dificultades escolares, ya que van por delante del resto de sus compañeros. Se aburren rápidamente y no consiguen nada que los motive.

En el ámbito social tampoco les va muy bien, pues muchas veces no se adaptan. Por eso, si sospechas que tu hijo tiene unas altas capacidades intelectuales, te recomendamos consultar con un profesional para corroborar su condición y ayudarlo a sobrellevarla.

Te podría interesar...
4 errores que cometemos con los niños superdotados
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 errores que cometemos con los niños superdotados

¿Cómo podemos evitar los errores que cometemos con los niños superdotados? Aquí te mostramos los más comunes y de qué manera debemos actuar ante el...



  • Kanai, R., Dong, M. Y., Bahrami, B., & Rees, G. (2011). Distractibility in daily life is reflected in the structure and function of human parietal cortex. Journal of Neuroscience, 31(18), 6620-6626.
  • Lobo, M. P. M. (2004). Niños inteligentes: guía para desarrollar sus talentos y altas capacidades. Palabra.
  • Domínguez Rodríguez, P., López Escribano, M. D. C., Alfaro Gandarillas, E., & Pérez Sánchez, L. F. (2000). Educar hijos inteligentes: superdotación, familia y escuela. Madrid: CCS, 2000.