Un momento difícil en la pareja: la llegada del recién nacido

María José 31 mayo, 2017

Nadie te dijo que era fácil, pero tampoco te advirtieron de lo difícil que puede llegar a ser lidiar con la llegada del recién nacido. Es un momento mágico para una pareja, pero si no has sido padre o madre anteriormente nadie te avisa de todo lo que conlleva el cuidado de un recién nacido, un ser tan frágil y con tanta demanda. El cansancio y el no dormir bien puede convertir en este maravilloso momento en un momento difícil para la pareja. 

La falta de sueño y el cansancio

Los padres están privados de sueño, una privación que seguramente nunca antes habían experimentado y tanto uno como otro progenitor del recién nacido no son capaces de recargar las energías ni por la noche ni por el día. El cansancio hace que la salud emocional se resienta y además, deben cumplir ante una nueva responsabilidad: la más grande que nunca antes habían conocido, el cuidado del bebé. Y sin instrucciones. 

Además, la madre habrá pasado por uno de los momentos más duros y difíciles de su vida: el parto o cesárea. Estará cansada, exhausta y con un torbellino de hormonas dentro de su cuerpo que a veces, le hará sentirse de forma ambivalente. El padre, ante esta situación solo busca la manera de ayudar y acompañar. Son muchos los cambios que se vienen encima: las rutinas cambian y el cansancio aumenta, y solo tienen a cambio una respuesta llena de gritos y lloros, el bebé necesita de su atención constante.

El recién nacido llega a la vida de los padres

Cuando se está embarazada se sabe que los síntomas pueden ser duros, difíciles, el cuerpo cambia y las emociones también. Las contracciones y parir es lo más doloroso a lo que una mujer debe hacer frente. De eso sí advierten, pero se les olvida añadir que los bebés dan mucho trabajo y que reponerse del parto o la cesárea también conlleva algún tiempo, también es doloroso.

Lo que tampoco nadie avisa es cómo la llegada de un recién nacido puede afectar la vida de un matrimonio. Incluso las parejas más idílicas deberán saltar difíciles obstáculos para poder disfrutar de una armonía familiar. Es posible que los matrimonios con una unión emocional fuerte y estable pueden verse resentidos ante todo lo que conlleva el cuidado de un recién nacido.

Cuidar el vínculo emocional

Puede aparecer distancia emocional entre los padres. Sin darse cuenta pueden comenzar a ejercer el rol de padres y olvidarse que también son pareja. Es posible que por primera vez en una relación de pareja aparezca la distancia emocional, y esto sin duda puede ser duro e incluso, puede hacer que ambas partes de la pareja se sientan confundidos y piensen que es que no se quieren realmente.

Pero esto no es real. El cansancio y la falta de sueño puede hacer que sientas unas emociones que te hagan estar confundido/a. Puedes creer que esta etapa no es tan bonita cómo te pensabas o incluso, que tu pareja no sabe estar a la altura. Es el cansancio quien habla, porque no es fácil cuidar a un recién nacido, pero ahora es cuando más os necesitáis el uno al otro.

Aprender a comunicaros de forma eficiente es fundamental para cuidar vuestro vínculo emocional. Hablar desde la empatía y la asertividad en todo momento, aunque el cansancio esté en vuestras vidas como algo normal. Aprender a pedir ayuda cuando se necesita realmente, ser honesto/a con los sentimientos, y buscar momentos para poder hablar lo que realmente os preocupa, sin permitir que los malos sentimientos se enquisten.

Se puede lograr

Sí, si ponéis los dos de vuestra parte y recordáis cada día que además de padres también sois pareja, entonces podréis superar esta crisis y estos momentos difíciles. Cuidar a un recién nacido no es nada fácil, y quizá tengáis circunstancias familiares que aún os harán sentir más ansiedad, pero con fuerza de voluntad y mucho amor incondicional, se puede conseguir.

A medida que pasen los meses, os daréis cuenta de que las peleas y las discusiones empezarán a disminuir. Los sentimientos de desconexión quedarán en el pasado. Sabréis que habéis pasado una etapa difícil en vuestro matrimonio, pero que al mismo tiempo, os habrá ayudado a estar más unidos y a hacer que vuestro vínculo emocional se haga mucho más fuerte.

Te puede gustar