¿Quién dice que la cesárea es fácil?

Muchas mujeres piensan que tener a un hijo por cesárea es fácil, otras que las hace menos madres. Lo que no se entiende es que por qué piensan de esa forma, cada quien es libre de hacer esa elección. Además en ciertas circunstancias la cesárea es el procedimiento más seguro para las complicaciones durante el parto vaginal.

En muchos casos la madre no sabe que su hijo va a  nacer por cesárea, a veces hay mucho miedo y dolor. Cada minuto se incrementa el sufrimiento mental y físico, nadie se alivia por saber que le harán una cesárea.

Permanecer acostada en una camilla por horas, con dolor, angustia y palabras que te aterran no es nada fácil. Sin embargo, es la parte más sencilla del procedimiento, porque entrar a un quirófano no es un paseo. Lastimosamente, también nos critican, supuestamente nuestra estrechez es mental y elegimos el camino fácil.

Algunas personas creen que podemos dar a luz de manera normal pero elegimos la manera cómoda, y no es así. No obstante, si lo fuera, es nuestra decisión, es un procedimiento de vanguardia que podemos elegir si lo deseamos. Las razones para elegir parir por cesárea  nos las reservamos porque son nuestras.

La cesárea no te hace menos madre

Por alguna razón, a muchas personas, incluso parturientas, atacan a las mujeres que van a cesárea. Se tiene entendido que es la vía sencilla, que eligen algunas para evitar complicaciones y horrores del parto vaginal. Acusar a las madres que dan a luz por esta vía es realmente mezquino y desde luego infundado.

Hay mujeres que se creen más mujeres que las demás por el simple hecho de tener un parto normal. Pues no es así, la cesárea no es fácil; todos los aspectos de una cirugía pueden ser riesgosos, dan miedo y son complejos. Claro está que todas preferiríamos tener un parto libre de angustias y preocupaciones, pero eso no siempre está en nuestras manos.

Lo cierto es que si así lo decide una madre, está en libertad de hacerlo. Los médicos están allí para realizar la cirugía y tienen el talento para hacerlo. Si los riesgos son mayores, eso es nuestro asunto y nadie debería opinar con maldad.

La recuperación tras la cesárea es más larga, en cambio la del parto normal puede ser de un día para otro. Durante semanas es indispensable la ayuda de tu pareja y demás familiares para que puedas estar a tono para cuidar de tu bebé. Sentirás dolores al levantarte, al toser, estornudar o al reírte.

Por eso es recomendable que tengas una almohada para sostener la incisión y que no se vaya un punto. De igual forma, la enfermera te ayudará y te revisará frecuentemente.

La recuperación por una cesárea es más lenta

Podemos entender que algunas personas tengan mala voluntad a la cesárea porque les parece más peligroso y complicado, pero no por la facilidad. El cuerpo de la mujer tarda más en recuperarse de una cesárea, pero durante el parto natural también hay peligros.

Aunque no haya sido la idea de la parturienta, después de una cesárea muchas cosas duelen.  La acumulación de gases en el estómago es muy frecuente. Esto se debe principalmente a que los intestinos están perezosos después de la cirugía. Lo que te ayudará  es que te puedas levantar y mantenerte en movimiento, caminar poco a poco para ir al baño.

Mantenerse en movimiento sin esfuerzo evitará que desarrolles coágulos de sangre. Sentirte adolorida e hinchada es usual en los primeros días, con un buen tratamiento te recuperarás de la mejor forma.

También debes orinar frecuentemente, para que la vejiga no presione la herida. Dependiendo de lo que te diga el doctor, te podrán remover los puntos. Esto puede ser días después de darte de alta, si necesitas más tiempo para que cicatrice la herida el doctor te lo informará.

Debes considerar llamar a tu doctor en estos casos

  • Cuando el dolor empeora
  • Has presentado  fiebre
  • Al orinar sientes dolor o ardor
  • Si sientes en la zona de la herida inflamación o enrojecimiento

Sería  bueno que pasaras tiempo descansando, pero debes caminar para que ayude a cicatrizar la herida. Además esto evita complicaciones como los coágulos de sangre después de la cesárea.  Aunque no debes exagerar mucho en los primeros días, poco a poco podrás recuperarte. Regula tu actividad física, hasta que un doctor te deje hacer tus ejercicios de forma moderada.

Categories: Salud Etiquetas:
Te puede gustar