Mi padre tiene otra pareja, ¿cómo debo actuar?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Alejandra Castro el 28 febrero, 2019
Corina González · 26 febrero, 2019
Manejar la ruptura de pareja con hijos de por medio no es nada fácil, en especial si ya se tiene una nueva relación amorosa.

El divorcio, en la mayoría de los casos, es un proceso doloroso para los hijos, ya que se les hace difícil entender que sus padres no continuarán juntos. Por lo general, los adultos divorciados se encuentran abiertos a tener nuevas relaciones y la introducción a la familia de un nuevo integrante puede ser un verdadero desafío.

A los hijos le perseguirá una frase que puede que los atormente: “mi padre tiene otra pareja” y con ella, una serie de dilemas en cuanto a cómo debe ser su comportamiento ante tal situación. Explicarle que existe otra persona con la que su progenitor va a compartir la vida amorosa puede ser más difícil de lo que parece.

¿Cómo y en qué momento decirles a los hijos que su padre tiene una nueva relación?

No sabemos exactamente cómo afectará a los niños el hecho de que el padre tenga otra pareja. Es importante manejar la situación con prudencia e identificar cuándo es el momento oportuno para darles la noticia. Se recomienda no informar a los pequeños al inicio de la nueva relación; podría ser mejor que conozcan primero a la persona y la consideren una amistad con la finalidad de que se genere empatía entre ellos.

Cuando ya se tenga una certera estabilidad con la nueva pareja, entonces se podrá elegir el momento ideal de presentarla a los hijos y demás familiares como tal. Se recomienda antes de ello también conversar con los chicos del tema de manera general, así se tiene una idea de lo que piensan al respecto y de qué es lo que más le puede afectar. Es importante que a todos los integrantes de la familia se les considere su opinión, ya que la misma será definitoria para su estabilidad emocional en estos casos.Mi padre tiene otra pareja.

La edad de los hijos determinará la forma de asimilar la frase “mi padre tiene otra pareja” y, en consecuencia, enfrentar la situación. Entablar una serena conversación en donde se citen ejemplos de otras parejas con casos similares ayudará a los chicos a entender qué sucede con la ruptura del núcleo familiar y del inicio de nuevas relaciones amorosas.

“Mi padre tiene otra pareja”, una realidad difícil de asimilar para tu hijo

Los chicos, ante cambios bruscos y desafiantes en la vida, se pueden sentir un poco abrumados, en especial tras la susceptibilidad que le pudo haber generado la rotura del núcleo familiar y el final de la vida en familia que había conocido. Uno de los temores más frecuentes en los hijos de padres divorciados es quedar en un segundo plano en la vida de su padre.

Aunque sean muchos los sentimientos que puedan tener los padres durante ese doloroso proceso, es importante hacerles entender a los chicos que, a pesar del fin de la relación y de la posible llegada de nuevas personas a la vida de los progenitores, el amor hacia ellos siempre será el mismo. Es imprescindible evitar hacer comentarios negativos de la ex pareja delante de los hijos.

Este proceso de adaptación debe estar acompañado de supervisión y apoyo psicológico, en el caso que sea necesario. No debemos, en ningún caso, utilizar la imposición como estrategia para la introducción de una nueva pareja puesto que, lejos de lograr receptividad, propiciará predispoción hacia la persona, incluso sin conocerla.Mi padre tiene otra pareja

¿Cómo abordo el tema con mi hijo?

La información que se le dé a los hijos debe ser siempre transparente y expresada de manera que ellos puedan manejarla sin dificultad según su etapa de desarrollo, es decir, debemos emplear un lenguaje acorde a su edad. De esta forma, debemos explicarles las razones que determinaron la ruptura del matrimonio con mucha prudencia. Por tal razón, sugerimos hablar del tema de manera positiva, recalcar lo bueno y lo mejor que tuvo la relación con su padre y resaltar qué significa esa nueva persona en sus vidas.

Es importante, además, siempre dejarles claro que su padre seguirá cumpliendo el mismo rol en su vida y estará allí para ellos siempre, y que pueden sentirse libres de socializar con la nueva persona con la que él ha decidido compartir su vida.

El proceso de aceptación puede ser lento, pero la idea es que lo puedan entender a su tiempo y de manera natural. La felicidad y la armonía familiar dependerá en gran parte de cómo se maneje por todos la situación.