Me siento agradecida por el caos de la maternidad

26 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si eres madre, es más que probable que sientas agradecimiento por el caos de la maternidad, pero todavía no te hayas dado cuenta.

Suspiro mucho cada día sin que tenga que pasar nada malo necesariamente. Seguro que a ti te pasa igual muchas veces. Me gustaría decirte que es porque estoy practicando un profundo reflejo consciente y respiración, pero la mayoría de las veces es más bien porque el agotamiento se apodera de mi ser en este caos de la maternidad.

Hijos, pareja, trabajo, casa, familia, mascotas y otras mil responsabilidades que requieren tu atención. A veces es mucho para soportar sola. Sientes caos, desorden y mucho agotamiento. Si eres madre, entenderás a qué nos referimos cuando hablamos sobre el caos de la maternidad.

Madre feliz sintiendo el calor de sus hijos dentro del caos de la maternidad.

El caos de la maternidad

Si te fijas bien, si dejas a un lado ese agotamiento que te abruma, podrás darte cuenta de que hay mucha belleza en ese caos. Si te detienes y piensas en lo que eso significa, te quedarás sin aliento, puesto que es mucho más grande que tu día a día.

Te darás cuenta de que estarás agradecida por tener un cesto lleno de pantalones pequeños, camisetas manchadas de chocolate o de hierba y tierra. Esto significa que tus hijos están sanos y les encanta jugar y ensuciarse.

También sentirás agradecimiento al ver la cocina llena de platos por lavar porque significa que tenéis comida para comer. Del mismo modo, aunque a veces sientas que te crispa los nervios, también te sentirás agradecida por las preguntas interminables de “¿Por qué?”. Esto significa que tus hijos tienen pasión por el mundo.

Por otra parte, también puedes estar agradecida por las citas con el médico, porque significa que tenéis atención sanitaria. Puede que también te sientas agradecida por la limpieza de tu hogar porque eso significa que tienes una casa donde vivir con tu familia.

Una larga lista de agradecimiento

Además de lo mencionado más arriba, es más que probable que ahora sientas que esa lista de agradecimiento es mucho más larga. ¿Por qué puedes sentir agradecimiento en el caos de la maternidad? Te damos algunos ejemplos.

  • Cuando tus hijos te muestran las cosas porque quieren que participes en sus vidas siempre.
  • Puedes sentirte agradecida de que tus hijos quieran estar a tu lado todo el tiempo.
  • Agradecimiento cuando ni tus hijos ni tu marido se dan cuenta de si te peinas diferente porque ellos te ven preciosa de cualquier manera.
  • Por el estrés del trabajo, porque eso significa que tienes un empleo que te da dinero y que te ayuda a mantener a tu familia. Además de porque te gusta.
  • Estás agradecida por la ropa que tienes y la que puedes comprar a tus hijos.
  • Te sientes feliz cuando ves el desorden en tu hogar porque eso significa que en tu casa hay vida y movimiento.
  • Te sientes bien cuando te das cuenta de que te faltan horas en el día para llegar a todo porque eso significa que tienes una vida plena.

También sientes agradecimiento por…

  • Sentir nostalgia al pensar en tus amigos a los que tienes ganas de ver pronto, porque eso significa que tienes amigos a los que quieres y los que te quieren.
  • Puedes sentir agradecimiento porque tus hijos te responden, porque eso significa que tienen la personalidad y la confianza suficiente para sentirse seguros para defenderte, aunque sea de ti, pero siempre desde el respeto y la empatía.
  • Te sientes eternamente agradecida cuando tus hijos necesitan y buscan tus abrazos y tus besos porque necesitan sentirse mejor en un momento determinado y solo tu cercanía les ayuda a sentirse seguros, tanto física como emocionalmente.
  • Sientes felicidad cuando echas de menos a tu pareja cuando estáis trabajando porque eso significa que tienes una pareja que te quiere y también piensa en ti y te echa de menos.
  • Te sientes bien cuando tus padres te llaman tres veces en un fin de semana para recordarte que te vacunes contra la gripe porque significa que tienes padres que aún quieren cuidarte.
    Padres besando a su bebé.

La llave de la felicidad gracias al caos de la maternidad

Como ves, la lista de agradecimiento puede ser interminable y es que el secreto está en ver la belleza del caos, en darte cuenta de que en los detalles y en las pequeñas cosas de ese caos que es la maternidad se encuentra tu felicidad y la de tu familia. Cuando te des cuenta de eso, habrás encontrado la llave de la felicidad más absoluta en tu vida.

Las rabietas, el desorden y el caos, en general, no volverán a ser un problema en tu vida, porque te darás cuenta de que esa es la realidad que quieres vivir. No quieres que el tiempo pase porque te has dado cuenta de lo importante que es para ti la vida en familia.