Maternidad y trastorno mental grave: ¿cómo se relacionan?

Llevar adelante la maternidad con un trastorno mental grave puede ser algo complicado, más no imposible. Solo es necesario contar con el acompañamiento apropiado.
Maternidad y trastorno mental grave: ¿cómo se relacionan?
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 15 octubre, 2021.

Última actualización: 15 octubre, 2021

Muchas mujeres tienen proyectos en sus vidas y entre ellos, está el de convertirse en madres y formar una familia. Pero, ¿qué sucede cuando padecen algún tipo de discapacidad o un trastorno mental grave? En este artículo te lo vamos a contar.

La maternidad, una experiencia hermosa pero compleja

Todos sabemos que la maternidad no es nada fácil y en el caso de padecer alguna patología, la cosa puede complicarse un poco más.

Esto no quiere decir que una mamá con un diagnóstico de trastorno mental es una mala madre, sino que necesita la contención adecuada para llevar adelante este rol de la mejor manera.

En este sentido, el apoyo social y familiar son fundamentales para conseguir el bienestar de la mamá y del niño. Además, en caso de padecer algún trastorno mental grave, es necesario conversar con el médico especialista antes de dar el gran paso.

¿A qué nos referimos con trastorno mental grave?

mama deprimida preocupada desolada junto a bebe solo en el sofa sillon

Un trastorno mental grave es un desorden de tipo emocional y del comportamiento que afecta el desarrollo de las capacidades funcionales de la persona. Si tomamos los aspectos básicos de la vida diaria, esta condición puede afectar la higiene personal, la autonomía, las relaciones personales y hasta el aprendizaje.

Para determinar la gravedad de este trastorno, es necesario basarse en el tipo de diagnóstico, la duración y el grado de discapacidad que produce.

Algunos trastornos mentales ocurren en un momento puntual de la vida, como la depresión posparto. Pero otros, en cambio, son más duraderos: la ansiedad, el trastorno obsesivo compulsivo, la depresión, el trastorno bipolar o la esquizofrenia son algunos ejemplos.

Las personas que padecen estas patologías necesitan un tratamiento y un seguimiento personalizado por un especialista, para lograr que la enfermedad resulte más llevadera



La maternidad y el trastorno mental grave: ¿es posible?

La combinación entre maternidad y el trastorno mental grave es un tema que a muchas personas les cuesta entender, aún en la actualidad. De hecho, la gran mayoría de la gente se pregunta cómo se puede cuidar de un niño, si no se puede cuidar de uno mismo.

Lo cierto es que todas las personas con deseos de ser madres o padres intentan hacerlo de la mejor manera posible, tengan o no tengan una condición de salud.

La crianza de un hijo con este tipo de enfermedad supone un desafío superior, pero no una misión imposible. Por eso, es importante conversar con el médico especialista antes, ya que es quien mejor conoce a la realidad de esa persona.

¿Qué debes tener en cuenta antes de buscar un embarazo?

Si padeces algún trastorno mental grave, es necesario que tengas en cuenta ciertos aspectos antes de dar el paso:

  • Debes saber que no siempre te encontrarás al 100 % para dedicarte a tu hijo. En los momentos en los que no seas capaz de hacerlo, deberás contar con alguien de confianza para delegarle esa responsabilidad.
  • Es conveniente tener cierta estabilidad económica para criar un hijo. Si no puedes mantener un trabajo, te será complicado mantener a una persona más. Por eso, evalúa si puedes hacer frente a este gasto o no.
  • Dependiendo del trastorno que padezcas, puedes tener dificultades para seguir los horarios y las rutinas necesarias para la crianza saludable de un niño. Además, tal vez haya tareas que te resulten muy difíciles de completar cuando estés sola.
  • Es posible que algún síntoma de tu enfermedad logre confundir a tu niño cuando crezca. Por eso, es importante que cuando tenga edad para comprender le cuentes abiertamente tu problema. De esta forma, será más fácil para él dilucidar esos comportamientos.

Cada caso es diferente y es difícil generalizar. Algunas personas necesitarán más ayuda y otras menos, según el trastorno mental que padezcan.

Si deseas ampliar la familia, sigue el tratamiento sin interrupciones y cuídate mucho, tanto por dentro como por fuera. Esto te preparará mejor para la llegada de tu hijo.

acompanamiento familiar profesional depresion embarazada

Acerca de la maternidad y el trastorno mental grave

A lo largo de este artículo hemos intentado transmitirte que es posible relacionar la maternidad y el trastorno mental grave, siempre y cuando se tengan en cuenta los aspectos necesarios para hacerlo bien.

Además del apoyo de tu médico, de tu familia y de tus amigos, puedes contar con algunos grupos de ayuda de las asociaciones de pacientes con tu misma enfermedad. 

Lo más importante es que te sientas cómoda y que confíes en el especialista. De esta manera, conseguirás un mejor seguimiento del tratamiento y una vida lo más normal posible.

Te podría interesar...
Estar en un grupo de apoyo puede salvar tu maternidad
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Estar en un grupo de apoyo puede salvar tu maternidad

¿Estás en un grupo de apoyo para madres? Si no lo estás, ¡es totalmente aconsejable! Te ayudará a salvar tu cordura y te sentirás comprendida.



  • Ríos, R. R., Tato, M. N., Otero, S. P., Loureiro, S. M., Álvarez, S. G. L., Castiñeira, M. C., & Otero, M. C. V. (2016). Maternidad y trastorno mental grave. Norte de Salud Mental, 14(55), 55-65.
  • Contreras, M., Del Amo, R., Muñoz, M., & Panadero, S. Número 11-Agosto 2014 Prevención de trastornos mentales en hijos de personas afectadas por trastornos mentales graves.
  • García González, N. Papel de los Determinantes de Salud en la Mujer Gestante con Trastorno Mental Grave: Visión Holística.