Mantén la seguridad de tus hijos en la piscina

Okairy · 6 mayo, 2016

La prevención de accidentes, especialmente en la infancia es imprescindible ya que en esta etapa hay muchos riesgos y peligros para tus hijos por su inexperiencia.

Uno de los principales atractivos que los niños consideran divertido es jugar en el agua. Seguro que ya sabes que 5 centímetros de agua pueden llegar a ser suficientes para que tu pequeño sufra un accidente.

Por ello es que cuando se decide ir a una piscina o tener una en casa, los padres deben estar más atentos y tomar el doble de cuidados para mantener la seguridad de tus hijos.

Explica los peligros a tus pequeños

Explica los riesgos a tus hijos y comenta sobre las precauciones a los niños mayores de dos años. Coméntales que:

  • Si corren muy cerca de la piscina pueden tropezar y caer en una parte profunda
  • No deben ir a las zonas donde no pueden caminar cómodamente
  • No deben entrar en el agua si no hay un adulto cerca

A partir de los cinco años, ellos ya tienen la autonomía y la comprensión, enséñale a tu hijo:

  • Avisar que entrará a la piscina a algún adulto
  • Respetar sus limitaciones
  • A ser responsable.

Nunca dejes a tu pequeño sin supervisión

Nunca dejes a tu pequeño sin supervision

Por más simple que parezca, es fundamental para la seguridad de tus hijos en la piscina que ustedes como padre o madre nunca lo pierdan de vista cuando esté cerca de esta área. Recuerda que apenas algunos segundos de distracción son suficientes para que ocurra un hecho indeseado.

Si irás a una piscina pública, lo ideal buscar un lugar que esté próximo al salvavidas. De esta forma, si llegase a existir alguna emergencia tu hijo será rápidamente atendido.  

Eso sí, nunca te confíes y procura que el adulto que acompañe al niño sepa nadar.

Cerca de protección para el resguardo de tus hijos en la piscina

Las cercas de protección sirven para proporcionar seguridad y comodidad sin perjudicar la estética del lugar. Si tienes una piscina instalada en tu patio, lo mejor es instalarle este tipo de cercas con un mínimo de cuatro pies de alto.

Además, recuerda incluir una puerta de autobloqueo y un cierre automático. Todo esto mantendrá a los niños completamente libres de riesgos. Sabemos que esta clase de equipos implican un gasto extra pero siempre vale la pena invertir en ello.

Procura cumplir con las normas higiénicas

Tu hijo debe conocer la importancia de usar la ducha antes de entrar en la piscina y de nunca entrar con comidas y bebidas en la misma. Además de salpicarse con las bebidas, los vasos y botellas propician el riesgo de vidrios en el fondo de la piscina.

También debes evitar que tus hijos en la piscina entren con una ropa que no esté acorde con los trajes de baño. Recuerda que algunos materiales son muy pesados cuando se mojan y tu hijo podría encontrarse incapacitado para nadar.

Saber primeros auxilios es esencial

Independientemente de toda la supervisión y todas las precauciones de los padres, los accidentes en el agua pueden ser rápidos y silenciosos. Por eso debes estar seguro siempre de poseer conocimientos para socorrer a una persona y a un niño.

Si el niño ha tragado mucha agua, el primer paso es llamar a emergencias, al salvavidas, pedir una ambulancia o la ayuda más cercana. Lo retiras inmediatamente del agua colocándolo boca arriba, estabilizando la cabeza para que no se obstruyan las vías respiratorias.

Si el pequeño está respirando, debes colocarlo de lado para que expulse toda el agua que ingirió y puedes hacer respiración boca a boca para ayudar a eliminar el agua engullida.

Toma las precauciones para mantener la seguridad de tus hijos en la piscina

mantener la seguridad de tus hijos en la piscina

Son muchas las precauciones que se deben tomar en cuenta para mantener la seguridad de tus hijos en la piscina aparte de las mencionadas aquí. Asegúrate de que tu hijo entra solo a alturas en las que se siente cómodo y tiene el control.

Estamos seguros de que si sigues estos consejos tu hijo y tú estarán tranquilos cuando el verano invite a darse un chapuzón.