¿Eres de las mamás que se queda con su hijo hasta que se duerma?

Dormir junto a tu hijo lo hace sentir importante, seguro y protegido. ¡Descubre por qué!
¿Eres de las mamás que se queda con su hijo hasta que se duerma?

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 31 enero, 2022

A lo largo del tiempo, se han configurado muchas ideas en torno a la crianza de los niños y en muchos casos, se le ha dado lugar a las creencias extremistas que confunden.

Una de ellas sostiene que acompañar a tu hijo hasta que se duerma es un error, pues con ese acto se lo malacostumbra y se lo vuelve malcriado.

Sin embargo, esa idea no es cierta, pues la compañía de los padres es un acto de amor que le permite a los pequeños saber que todo estará bien durante la noche. Y así, logran conciliar un sueño más calmo y placentero.

Asimismo, es importante recalcar que nadie tiene la fórmula exacta para la crianza perfecta. Por lo tanto, cada madre es quien mejor conoce a su hijo y la que sabe lo que este necesita para estar bien.

En vista de ello, si la madre está convencida de que su hijo la necesita, su acompañamiento nocturno puede ser muy beneficioso y a continuación, te contamos por qué.



Los beneficios de quedarse con un niño mientras se duerme

Los niños ven a sus padres como las fuentes de seguridad y protección. Por esa razón, cuando se quedan junto a ellos de noche les permiten encontrar una tranquilidad inmejorable que los lleva a dormir mejor.

Además, la hora de dormir es un momento en el que se experimenta una cercanía y una conexión muy sincera. Así, se fortalece el vínculo afectivo entre padres e hijos y la seguridad de los niños. 

Por otra parte, antes de acostarse se pueden dar conversaciones importantes, en las cuales el niño revela aspectos relevantes de su jornada.

Finalmente, no debemos olvidar que durante la noche aparecen ciertos temores en los pequeños. Por este motivo, la compañía de la madre es fundamental para sanar esa herida y alcanzar el bienestar necesario para descansar en óptimas condiciones.

Mamá acompañando a su hijo hasta que se duerma

¡Disfruta el momento!

Es imprescindible que en estos instantes dejes a un lado la prisa, pues el objetivo principal es tranquilizar al niño, proteger sus sentimientos y no causarle el efecto contrario.

Asimismo, es fundamental que tengas en claro que no todas las noches serán iguales, debido a que el niño puede tener un estado de ánimo totalmente diferente de un día a otro.

Por lo tanto, ofrécele toda la disposición del mundo hasta que él ya no lo requiera. Esto le demostrará a tu hijo que su mamá lo hace porque le nace y no por obligación.

De igual manera, vivir esos momentos es disfrutar de una etapa importante de la infancia de tus niños. Recuerda que a medida que crecen, buscan tener más autonomía y es difícil que todo vuelva a ser igual que antes.

Mamá acostada con su hijo



Acompaña a tu hijo hasta que se duerma, pues no será un niño toda la vida

Tú y tu hijo son un hermoso mundo y si crees que lo más adecuado es acompañarlo antes de dormir, no te dejes llevar por las opiniones de los demás. Pues, tus acciones son las que le hacen sentir el mejor bienestar a tu amado niño.

Aprovecha al máximo cada instante junto a tu niño, sobre todo, aquellos en los que surgen los besos, los abrazos y las palabras que más acarician su alma.

Te podría interesar...
A pesar de que mi hijo ya no es un bebé, me encanta dormir junto a él
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
A pesar de que mi hijo ya no es un bebé, me encanta dormir junto a él

La edad del hijo no es ningún impedimento para dormir junto a sus padres, pues en esos momentos puede aumentar su confianza.