12 consejos para promover la autonomía de los niños

Gladys · 27 diciembre, 2016

El desarrollo de la autonomía en los niños es uno de los objetivos más importantes que debemos ayudarles a lograr. Cuando decimos que nuestro hijo es una persona autónoma quiere decir que tiene la capacidad de realizar actividades y tareas propias de su edad, por su cuenta.

En la medida que van creciendo, nos sentimos fascinados con las habilidades que adquieren como gatear, caminar, jugar, decir algunas palabras, comer solos, etc. Pero, poco a poco, nos daremos cuenta de que ese proceso nunca termina y nuestra responsabilidad de orientarles tampoco.

Mamá y papá deben ayudar a sus hijos a ser independientes

En este sentido, es importante que tengamos presente que la función que debemos cumplir tiene que servir para guiarlos en este mundo, con el objetivo de que se conviertan en adultos independientes, libres, con fuerza en sus decisiones y ganas de vivir felices.

Por supuesto, mientras que todo para ellos será una gran aventura, para ti se volverá el desafío más grande que persigas como ser humano. En muchas ocasiones, te puedes sentir nerviosa por la posibilidad de fracasar, pero no temas… Tu bebé siempre será una fuente inagotable de inspiración.

Autonomía en los niños: ¿cómo lograrla?

autonomia-2

De acuerdo con varios estudios, los pequeños que no son suficientemente autónomos presentan problemas de aprendizaje y para relacionarse con los demás. Por consecuencia, tienden a ser sobreprotegidos por los padres que tratan de resolverle todos sus problemas.

Indudablemente, quien resulta más afectado en estas situaciones es el niño que no sabe cómo defenderse ante el mundo, ni de qué manera puede plantear alternativas en las dificultades.

La falta de autonomía puede causar problemas de aprendizaje

Si quieres darle a tu retoñito las herramientas básicas para que crezca como un ser independiente, ten en cuenta los siguientes consejos que te traemos:  

  • Cuando aparezca un escenario complejo, siéntate a escuchar sus opiniones y pregúntales por qué creen conveniente hacerlo de una u otra manera.
  • Preséntale desafíos nuevos como, por ejemplo, dejar que hagan algo sin tu ayuda. A veces, esto puede generar miedos o frustraciones, pero los resultados son positivos.
  • Respeta la privacidad de tu hijo, ni lo interrumpas a cada rato para corregirlo. Espera el momento adecuado y enséñales un camino diferente, si es necesario.
  • Permítele razonar con tranquilidad, que no se sientan presionados por las críticas.
  • No caigas en la tentación de compararlo con otros compañeros porque afectará su autoestima.
  • Cuidarlo es fundamental, pero no dejes que tus miedos establezcan límites innecesarios para ellos.
  • Aplaude cada logro, premia la constancia y consuela en los fracasos.
  • A la hora de empezar un nuevo reto, recuérdales lo bien que lo hicieron en otras oportunidades.
  • Adviértele sobre los peligros que existen en torno a esas actividades que aún no debería hacer solo.
  • Establece límites conscientes.
  • Ten mucha paciencia y explica pasa a paso lo que quieres que haga.
  • Celebra en familia su autonomía.

Este valor se debe enseñar tanto en casa, como en el colegio. Por lo tanto, las maestras son las principales aliadas en esta labor tan relevante. Coméntales cuáles han sido los avances de tu hijo y pídeles ayuda con aquello que sea difícil.

Consecuencias de la autonomía en los niños

niños con responsabilidades

En la medida que van ganando independencia, también obtendrán el sentido de la responsabilidad y la autodisciplina que aplicarán en cosas tan sencillas como organizar su cuarto, participar en los quehaceres del hogar, cuidar de los hermanos menores, esforzarse en los estudios, etc.

Por otro lado, le ayudará desarrollar esas capacidades psicomotoras que faltan por madurar. Cambiarse la ropa, bañarse sin la supervisión de un adulto, colaborar con los compañeros de clase, salir a jugar en un parque, entre otras.

Asimismo, se fortalecen dos elementos claves que generan impacto durante toda la vida: la autoestima y el autoconcepto. Reconocerse como alguien capaz de hacer muchas cosas, les hará sentir como una persona fuerte, inteligente y libre.

Ser independiente refuerza la autoestima en el niño

A veces, ellos no sienten ganas de hacer algo por su propia cuenta, bien sea porque quieren compartir contigo, o bien sea porque no se sienten preparados. Frente a esto, mamá y papá deben ser comprensivos y mantener la calma. No hace falta que lo obligues, dales el espacio y el tiempo que haga falta y te sorprenderás.

Disfruta cada segundo que pase junto a tu chiquitín y siéntete orgullosa que tienes ante ti a una persona que se está formando para cambiar el mundo.