Pasos para educar niños independientes

Okairy · 23 junio, 2016

Nadie quiere criar a un adulto de 40 años que lleve su ropa sucia para lavarla en tu casa o que sea incapaz de comer porque no sabe preparar un menú rápido para cenar por ejemplo. Como padre, debes impulsar a tus hijos a crecer y a que se tornen niños independientes que no estén para siempre bajo tu protección física y emocionalmente.

Una planta que siempre esté en la sombra acabará por torcerse para tratar de encontrar la luz. Así mismo sucede con los niños a los que los padres no les dan el espacio y la libertad suficiente. Más tarde que temprano, necesitas darle responsabilidades a los niños. Si estás confundido y aún no sabes cómo lograrlo, lee los siguientes pasos que te darán algunas ideas para empezar en esta ardua labor:

Enséñale a tener opinión propia

Estimular a tu hijo a hablar es el primero de los pasos para educar niños independientes. Puedes sentarte y discutir el día con él y preguntarle su opinión sobre un determinado asunto. En vez de preguntarle “¿cómo fue la escuela hoy?”, puedes indagar sobre “¿cuál fue la cosa que te pareció más interesante en la escuela?”.

Responde cuando te pregunte el porqué de las cosas, explicándole tu posición con términos simples. De ser posible, coman siempre juntos y haz que participe en las conversaciones respetando las normas de comunicación.

No cumplas todos sus caprichos

niña independiente

Si quieres darles a tus hijos la oportunidad de ser niños independientes debes marcarles ciertos límites y no darles todo lo que te pidan. Te preguntarás qué hay de malo en eso y la respuesta es que ellos se acostumbrarán a tener todo lo que quieren con facilidad, así lo merezcan o no.

Debes recordar que la vida no es así. La vida es una serie de circunstancias que hacen que una persona luche para salir triunfante o con un poco más de conocimiento sobre una situación. Al presentarles situaciones en las que no obtienen lo que quiere, tu hijo se convertirá en una persona capaz de lograr sus cosas sin depender de nadie.

Asígnale tareas para hacer en casa

No hay nada de malo con que tu hijo sepa arreglar la cama, ordenar su cuarto, barrer la casa o colocar la ropa en la lavadora de vez en cuando. Son tareas básicas que lo ayudarán cuando tenga que estudiar o trabajar lejos del hogar familiar o hasta cuando esté de vacaciones en casa de algún pariente.

El mundo está cambiando y tanto hombres como mujeres deben ser capaces de hacer desde las tareas más simples hasta las más elaboradas.

Permite que pueda tomar sus propias decisiones

Esta es la base del pensamiento crítico. Es obvio que como padre tomarás las decisiones más importantes pero habrá otras que él podrá tomar sin problema. Es importante que puedas guiarlo y apoyarlo con paciencia y cariño en este paso.

Por ejemplo, cuando decidan comportarse de cierta manera y se equivoquen es importante que se enfrenten a las consecuencias de sus actos. Esto les ayuda a crecer internamente y a ser niños independientes que asumen sus responsabilidades.

Si quieres niños independientes prepáralo para estar o salir solo

prepara a tus hijos para crecer

Un bebé pequeño de un año puede pasar un tiempo jugando solo en una habitación de juegos si todos los peligros han sido retirados. A los 2 años, tu hijo puede sentarse en la mesa y empezar a dibujar mientras preparas la comida o bien jugar en tus pies mientras hablas por teléfono. El secreto está en interactuar con él cada poco tiempo. Una palabra, una sonrisa o un beso lanzado desde lejos es todo lo que necesita.

Luego de los 3 años de edad, debe salir contigo para que empiece a aprender cómo cruzar la calle y las direcciones para salir y llegar hasta su casa.

Niños independientes se convierten en adultos exitosos

Muchos padres no saben aceptar que sus hijos necesitan ser independientes y acaban teniendo actitudes equivocadas, impidiendo que el niño se desenvuelva de forma correcta. Nuestros pequeños siempre necesitarán de un empuje para aprender a hacer todo solos.

No tengas este temor. Piensa que un día tus hijos serán adultos y lo ideal es que sean independientes para poder desarrollar todas sus capacidades.