Colores para la habitación de tu hijo, ¿cuáles son los ideales?

Adrianazul 28 diciembre, 2015

Lo mejor para las habitaciones de los recién nacidos son los colores suaves porque reflejan tranquilidad y armonía.


Un tono suave de base no es limitante para jugar con los colores y darle vida a una habitación, bien puedes combinar la base con tonos vivos, cuyas variantes pueden resalar en otros artículos del cuarto como el mobiliario.

Especialmente el amarillo claro transmite tranquilidad, genera paz, igual que el azul y el verde. Estos colores ayudan a tranquilizar a los niños.

Si tu niño es pasivo lo más recomendable es usar colores cálidos, como el rojo y el naranja, este tipo de tonos, los fuertes, contribuyen a estimular la creatividad, la cual justamente puedes explorar por medio de combinaciones divertidas. Los colores son los que ayudan a fomentar este aspecto.
Ten en cuenta que el verde agua ayuda a relajar, por eso es muy usado en hospitales. Lo puedes mezclar con colores vivos como el fucsia, por ejemplo.

Colores para la habitación de tu hijo, luz y ventilación

Hay otros aspectos que debes tomar en cuenta a la hora de decorar la habitación de un niño, por ejemplo los materiales deben ser naturales, con pinturas atóxicas, fáciles de limpiar y lavar.

Además es preciso tener en cuenta que la temperatura debe oscilar alrededor de 22 ºC durante el día y alrededor de 18 ºC por la noche.

La iluminación bien puede ser de dos tipos: una en el centro del techo y otra desde alguna de las paredes laterales del cuarto. Sería conveniente utilizar reguladores de iluminación, los cuales resultan muy útiles para los cuidados del bebé durante la noche. Se debe aprovechar la luz natural, utilizando cortinas ligeras y claras.

Definitivamente, no se recomienda usar colores como el gris porque no permite una expresión emocional fuerte, pero tampoco brinda tranquilidad o motivación.

El negro tampoco, porque es ausencia de luz y se pierde cualquier estímulo, explica una diseñadora en un artículo.

La dimensión del lugar que se va a decorar es determinante para seleccionar el color. Los colores fríos no se pueden usar en espacios oscuros, se debe tratar de buscar un equilibrio entre luz y color.

El blanco y el crudo ayudan a alivianar la habitación.

Cuarto del bebé

Los colores hablan

Gladys Galvis López, terapeuta ocupacional y experta en cromoterapia, sostiene que cada color trae sus beneficios.  Ella hizo una lista, aquí la comparto contigo:

  •  El rojo mejora la circulación y la parte sanguínea, y los procesos de tipo inflamatorio; también para las afecciones pulmonares y cutáneas.
  •  El verde es el color del equilibrio. Ayuda a mejorar el estado de salud de las personas.
  • El amarillo mejora el estado de ánimo y la parte digestiva. Pero, también acelera el metabolismo, entonces hay que equilibrarlo.
  • El rosa es el color del amor, del afecto, de la emotividad, y tanto niños como niñas necesitan de él.
  •  El blanco es la síntesis de todos los colores. Elimina los bloqueos, la depresión, ayuda a mejorar el pulmón. Trabaja en contra del sufrimiento, mejora la adaptación y optimiza la creatividad.
  •  El naranja protege el sistema inmune, fortalece los pulmones, el páncreas y el vaso. Vivifica las emociones, crea bienestar y alivia los espasmos.
  • Púrpura, violeta y morado. Transmiten serenidad, tranquilidad, equilibrio, curación, evolución espiritual y de conciencia. Elimina los pensamientos negativos y es signo de protección. Físicamente, ayuda a eliminar tensiones, dolores de cabeza, cansancio, etc.

Por eso, el color es un aspecto fundamental que se debe evaluar a la hora de adecuar o decorar la habitación del bebé o del niño. Según la experta, lo primero que se debe saber es que todos los pequeños son diferentes y cada etapa es distinta.

Te puede gustar