Los nutrientes de la alimentación infantil

03 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La ingesta de vitaminas se vincula muy de cerca con el correcto funcionamiento del sistema inmune.
 

Es habitual que los padres no sepan a qué grupo pertenece cada alimento y qué función cumple en el desarrollo de los niños. Cada uno de los nutrientes tiene una tarea específica para el crecimiento de los pequeños y a la hora de ayudar a prevenir diversos tipos de enfermedades. 

Principales nutrientes de la alimentación infantil

La alimentación desempeña un papel clave para lograr un estado de salud óptimo y ayudar a la prevención de enfermedades, tanto en el presente como a futuro. Puede resultar un poco confuso para los padres conocer cuáles son los alimentos adecuados y cómo se clasifican. En la siguiente lista, se presentan con detalle cada uno de los nutrientes de la alimentación infantil:

Vitaminas

Cuando se habla de vitaminas, es necesario especificar, debido a que son muchos tipos y podemos no conocer con exactitud cuáles son realmente más necesarias. Cada una de ellas tiene una función en el cuerpo y en el crecimiento:

  • Vitamina A: cumple una tarea importante en el desarrollo de la visión, en la protección del organismo gracias a su carácter antioxidante y en el crecimiento de los tejidos del cuerpo, incluyendo las uñas, el cabello y la piel.
  • Vitamina C: ayuda a formar y reparar el colágeno de los huesos y tejidos. Además, asiste en la cicatrización, fortalece el sistema inmunológico y mantiene las infecciones bajo control. Es recomendada para subir las defensas, según un artículo publicado en la revista “Nutrients”.
 
  • Vitamina D: esta es fundamental para ayudar al organismo a absorber el calcio y construir huesos sanos. También ayuda a mantener la salud del sistema inmunológico y regula el crecimiento celular. Mantener los niveles óptimos de esta vitamina se vincula con la prevención de varias enfermedades complejas según los expertos.
  • Vitamina E: lucha contra la producción de radicales libres, los cuales pueden causar daño celular.
Las frutas ofrecen vitaminas y minerales, dos importantes nutrientes de la alimentación infantil.

Proteínas

Las proteínas son esenciales para el crecimiento y para llevar una vida óptima. Estas contribuyen al correcto funcionamiento metabólico y a la formación de anticuerpos que se encargan de proteger al organismo de infecciones.

Las proteínas están compuestas por aminoácidos, de los cuales ocho son esenciales para el cuerpo. Lo que se recomienda es que un 65% del consumo de proteínas sea de origen animal y el resto de origen vegetal, pero en muchas ocasiones dependerá de los consejos del médico. Estas se pueden encontrar en los siguientes alimentos:

  • Proteínas de origen animal: se encuentran en las carnes, aves, los huevos, moluscos y mariscos.
  • Proteínas de origen vegetal: pueden encontrarse en las legumbres y los frutos secos.
 

“Las proteínas deben suponer entre un 10% y un 15% de la dieta de un niño”

Minerales

Los minerales también son complementos muy importantes que requiere el organismo. El hierro, calcio y yodo son fundamentales para el proceso de crecimiento y nunca pueden faltar en la dieta de los más pequeños. Aquí se detallan los beneficios de cada uno:

  • Hierro: este mineral es fundamental para el transporte de oxigeno por la sangre. Un correcto consumo de hierro irá en concordancia con el crecimiento del volumen de sangre en el cuerpo. Se puede encontrar en diversos alimentos como las legumbres y las carnes rojas.
  • Calcio: Es necesario para la formación del esqueleto. Por eso, es fundamental que los niños consuman alimentos ricos en este mineral. Se puede encontrar en la leche, en los productos lácteos y en los vegetales, como las espinacas.
  • Yodo: este mineral también es muy importante para el crecimiento de los niños. Además, regula funciones como la frecuencia cardíaca o la temperatura corporal. Está presente en alimentos como el pescado y los espárragos.
La leche contiene calcio, uno de los nutrientes de la alimentación infantil.

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono o carbohidratos son una fuente de energía fundamental para el cuerpo de los más pequeños. Es importante destacar que no todos son buenos, se dividen en dos tipos y los padres deben estar informados de las características de cada uno. Aquí los presentamos en detalle:

 
  • Carbohidratos simples: tienen un impacto más fugaz en el organismo del niño, producen un pico de azúcar en sangre y un estrés pancreático elevado. Alimentos como los productos procesados y los dulces contienen este tipo de componente.
  • Carbohidratos complejos: se caracterizan por tener una absorción lenta en el organismo;por lo tanto, no pasarán tan rápido a la sangre, por lo que aportan mayor sensación de saciedad y facilitan la digestión. Están presentes en alimentos como la harina de trigo o maíz.

¡La variedad en la dieta es fundamental!

Es importante que los padres estén informados sobre cuáles son los principales nutrientes de la alimentación infantil e integrar cada uno de ellos en la dieta de los pequeños. Esto permitirá que se desarrollen correctamente; en cambio, la deficiencia de estos nutrientes en su organismo puede generarles diversos problemas de salud.

Para ello se recomienda una dieta equilibrada y variada, rica en productos frescos y pobre en alimentos procesados o industriales. Además es beneficioso combinar este patrón dietético con la práctica de ejercicio físico de manera regular.

 
  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.
  • Vanherwegen AS., Gysemans C., Mathieu C., Regulation of immune function by vitamin D and its use in diseases of immunity. Endocrinol Metab Clin North Am, 2017. 46 (4): 1061-1094.