¿Qué hacer con los consejos de quienes no son padres?

Amanda 13 abril, 2017

Es normal recibir consejos de maternidad hasta de quienes no son padres, lo cual no siempre es malo. Sin embargo, a veces hay cosas que no queremos escuchar porque lo sentimos como un reproche. Asumimos que la mayoría de las personas que nos rodean quieren lo mejor para nosotros y por eso las tenemos cerca. No saber qué hacer con los consejos de personas sin experiencia como padres es común cuando les tenemos aprecio.

Los consejos de un ser querido o de tus padres pueden ayudar a mejorar tu perspectiva y a veces son muy útiles. No obstante, si no eres capaz de aceptar opiniones diferentes porque quizá te estás equivocando, simplemente te cierras a los consejos. Esto sucede con frecuencia cuando alguien que no es papá, intenta aconsejarte sobre algo en lo que fallas.

En este sentido, es importante saber discriminar qué consejos son buenos aun cuando no sean de la persona que esperamos. Las personas que te quieren, querrán lo mejor para ti, así que no podemos decir que es con mala intención. Por ello, nuestra respuesta no siempre debería ser de enfado o incomodidad.

Los consejos de quienes no son padres pueden ser buenos

Cuando hablamos de consejo, es sinónimo de advertencia o aviso, lo cual nos puede ayudar en la forma de ver y hacer las cosas. No obstante, podrían venir también de aquellas personas que no están directamente en nuestras vidas. Algunos consejos suenan a regaño e incluso a insulto, aunque no haya sido la intención de quien lo da.

De igual manera, muy buenos consejos podrán venir de la persona menos esperada. A veces la experiencia vale más que cualquier título o rol, de todos podemos aprender un poco. También es importante saber escuchar y valorar las opiniones de los demás para mejorar la convivencia.

Por otro lado, es común que los padres primerizos estén más propensos a ser bombardeados con consejos. En este aspecto, es conveniente cerciorarnos de que nos están instruyendo de la manera correcta. Existen muchos mitos sobre la maternidad que son propagados sin miramientos, por eso es importante la opinión de los expertos.

Hay que señalar que los padres prefieren dejarse guiar por personas que tienen una mayor experiencia, es decir, de personas con hijos. Comúnmente observamos  que las mujeres son las más interesadas al recibir consejos de otras madres. Este es un plan para evitar los mismos errores que alguna aquellas cometieron, aunque la practica sea muy diferente.

¿Es adecuado escuchar consejos de quienes no son padres?

Son muy pocas las personas que tienen el don de poder aconsejar a alguien sin tener la experiencia. En el caso de amistades es algo común, pero difícil de ignorar porque son nuestros nexos sociales. Puede ser que tengan razón o es una experiencia cercana lo que comparten, además, saber escuchar es una virtud.

No es recomendable dejar de escuchar ningún consejo, sobre todo cuando es bien intencionado. Sin embargo, no todos podemos ponerlos en práctica, quizá por cuestión de lógica o porque nos generan desconfianza. A continuación mostramos algunos ejemplos de consejos comunes en las personas que no son padres y cómo actuar ante ellos.

  • El niño está llorando mucho, ¿Será que lo acostumbraste a los brazos? En realidad no es malo mantener a tu bebé en los brazos. Es una herramienta para que se sientan protegidos y seguros. Si lo dejas llorando tendrá mucha ansiedad o miedo
  • ¿No es mejor que le des nada más pecho? He leído que eso es lo único que lo alimenta bien. Esto es totalmente cierto, la leche materna es el alimento más completo por tener proteínas y grasas adecuadas para el bebé. No es necesario optar por fórmulas lácteas que no tienen los mismos componentes que la leche materna. Este es un excelente consejo, venga de quien venga
  • Intenta darle biberón, así cualquier persona puede dárselo mientras tú haces otras cosas. Mientras que la madre le de pecho a su hijo no es necesario esto. Nosotros decidimos en qué momento darle biberón, aunque eso de que otra persona nos ayude no es tan mala idea.
  • El porta bebés puede ser una buena opción para que no te duelan los brazos por el peso del bebé. Esto puede facilitar muchas cosas a la hora de salir a caminar o a pasear. El coche quizá sería muy incómodo para ambos, porque el porta bebés puede agregar más peso a la ecuación. Como en todo, este consejo lo escuchamos y decidimos si ponerlo en práctica
  • ¿No es mejor que duerma en su cuna? Esto tiene algo similar a tener al niño en los brazos, necesitan sentirse seguros y protegidos. Además, sentir el calor de la madre le permite al bebe tener un sueño tranquilo y reparador. Es común que quienes no son padres piensen que es fácil dejarlo en su cuna. Sin embargo, llegará el momento en que desearíamos haberlo acostumbrado a dormir solo.
  • No deberías consentirlo mucho, se va a mal acostumbrar. Es verdad, los niños se acostumbran a que los padres le den todo con facilidad (es difícil evitarlo). Esto impide que el infante crezca con seguridad y confianza, permaneciendo bajo la sombra de los padres. Si quieres que tus hijos sean independientes debes poner límites, evita consentirlos demasiado.

 

 

Te puede gustar