Lecciones de la película "Del Revés"

04 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
La película de Pixar "Del Revés" nos deja una serie de lecciones muy importantes en torno a los sentimientos y las emociones.

Dentro de las películas infantiles, existen algunas de ellas que han destacado y se han quedado para la posterioridad por los valores que inculcan o por ciertas cosas destacadas de sus historias.

Si tenemos que echar un vistazo hacia atrás, una de las películas más destacadas de Pixar es, sin duda, Inside Out o, en español, Del Revés. Una película cuyos protagonistas son los sentimientos y las emociones, y que está llena de reflexiones y de pensamientos.

Si todavía no has podido disfrutar de ella, os aseguramos que después de leer esta serie de lecciones que nos deja, no querréis perdérosla. Y si, por el contrario, ya la habéis visto, es una de las películas con las que disfrutarás y de las que siempre aprenderás algo nuevo con cada visualización.

Por ello, a continuación, os dejamos una serie de lecciones relacionadas con la película en las que seguro no habíais pensado. ¡Comenzamos!

¿Qué lecciones sacamos de la película Del Revés?

1. Las emociones negativas también son necesarias

En la actualidad, vivimos en un mundo en el que parece que solo se tiene que pensar en positivo. No dudamos de que estamos en lo cierto, ya que las emociones negativas solo nos producen malos sentimientos y pensamientos.

Emociones protagonistas de la película Del Revés.
© Pixar Animation Studios, Walt Disney Pictures

Sin embargo, una de las lecciones más claras que nos muestra la película Del Revés es que las emociones negativas, o no tan positivas, también son importantes y necesarias para vivir. A lo largo del film podemos ver cómo es necesario aceptar estas emociones para darle sentido a la vida.

Estas emociones se ven reflejadas en la mayoría de las ocasiones por Tristeza, uno de los personajes de la película. Aceptando este tipo de emociones, tendremos un desarrollo pleno y un aprendizaje mucho más valioso.

2. La importancia de conocerse a uno mismo

Uno de los objetivos que tiene este película cuando los niños la ven, además de disfrutar de ella, es reflexionar. En ella vemos cómo Riley tiene definida su propia isla de la personalidad.

En esta isla observamos los gustos más destacados y aquello que define a la protagonista. Por ello, una vez que termine la película, debemos tratar y gestionar con los más pequeños estas islas y confeccionar las propias.

Es una manera fantástica para poder conocernos un poco más a nosotros mismos y hacer que los niños trabajen el tema de las emociones.

3. Todos tenemos un sentimiento que maneja nuestras emociones

Aunque mucho más encubierta que algunas de las otras lecciones, la película Del Revés nos muestra que siempre uno de nuestros sentimientos nos domina.

En el caso de la protagonista de la película, la alegría es la principal controladora del Cuartel General, el espacio en el que se reúnen todas las emociones y aquel que simula a la cabeza de las personas.

Esto nos demuestra que debemos reflexionar sobre el sentimiento principal que controla nuestros pensamientos. Ser realistas y darnos cuenta de que, a lo mejor, ese sentimiento debe cambiar o, por el contrario, potenciarse aún más.

Islas de las personalidades en la película Del Revés.

Más lecciones de la película Del Revés

4. Cambia el enfoque de tus pensamientos

Una de las frases más destacadas de la película y que más debe hacernos reflexionar es una de Alegría, protagonista de la historia:

No puedes enfocarte en lo que está saliendo mal; siempre hay una forma de dar la vuelta a las cosas“.

-Del Revés-

Si bien es cierto que esto está muy relacionado con lo que hablábamos en la primera de las lecciones, es muy importante saber reaccionar ante las cosas y aprender a darle la vuelta a la situación, que no es lo mismo que aprender a sacarle el lado positivo siempre.

Además de aplicarse a adultos, esta frase también puede ser aplicada a los niños para ayudarlos a hacer frente a las adversidades que les pueden surgir y, así, avanzar en su desarrollo.

Debemos aceptar que las actitudes negativas forman parte de nuestra vida, pero también que darles la vuelta solo depende de nosotros mismos.