Le diagnosticaron urticaria a mi hijo, ¿de qué se trata?

Macarena · 20 marzo, 2016

¿A tu hijo le salió un grupo de granos que sobresalen su piel y cambian de forma y de lugar todo el tiempo? No te preocupes, aunque estas extrañas erupciones intermitentes asustan a todo padre, son normales en grandes y chicos y reciben el nombre de urticaria.

La urticaria consiste nada menos que en una reacción biológica habitual a determinados elementos como los alérgenos y, generalmente, luego de unas horas, semanas o incluso meses desaparece por sí sola, aunque puede reaparecer más adelante en el cuerpo de tu pequeño.

Si le han diagnosticado urticaria a tu hijo, tranquilízate, pues rara vez representan un problema de salud, sino que se reducen a cuadros donde predomina un grupo de manchas rojas con prurito y signos de picor o una leve sensación de ardor. Conoce en qué consiste y cuáles son las causas de este molesto trastorno.

Pero, ¿qué sería la urticaria puntualmente?

La urticaria es una erupción cutánea caracterizada por la presencia de ronchas, es decir, protuberancias o verdugones en la piel de cualquier parte del cuerpo, tanto en forma de diminutos granos aislados como de gran tamaño e interconectados.

02fab359afff634d2eab13246e8482cc

La particularidad de este cuadro es que las ronchas que desaparecen son sustituidas por otras nuevas que tranquilamente pueden surgir en otra zona del cuerpo del niño. Ahora bien, si los granos duran menos de seis semanas es una urticaria aguda y si superan ese lapso, es crónica.

La urticaria infantil puede ser producto de un sinfín de factores y, en algunos casos, esta patología puede estar acompañada de angioedema, una afección que provoca inflamación alrededor de ojos, labios, manos, pies o garganta.

Vale aclarar que si bien la urticaria es común, afortunadamente no es para nada contagiosa. Simplemente se trata de estar alertas a fin de tener controlado este sorpresivo brote, al mismo tiempo que resulta de vital importancia determinar cuáles son los motivos por los que tu hijo presenta esta reacción en su piel.

Signos y síntomas de la urticaria infantil

Lo sabemos, es muy complejo determinar signos y síntomas de la urticaria en bebés y niños. Mas siempre se trata de ronchas rojas que pueden tomar una tonalidad pálida en el centro, además de cambiar de forma y ubicación, así como estar aisladas o agrupadas.

71da1c3e55f6ce7ec6d3a8798de58663

Asimismo, otro síntoma de esta esta reacción es que puede picar, escocer o provocar cierta sensación de ardor. Pero en los casos más graves, puede venir acompañada de una inflamación de la garganta capaz de provocar dificultades respiratorias, hipotensión, mareos y la pérdida de conciencia.

Además, esta irritación suele afectar especialmente brazos, piernas y tórax, aunque también puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. El síntoma más molesto es el prurito o picor, el cual no necesariamente se hace presente en todos los casos.

¿Por qué mi hijo tiene urticaria?

Estas ronchas que conlleva la urticaria tienden a aparecer cuando los mastocitos del torrente sanguíneo segregan una sustancia química llamada histamina, generando aberturas en los diminutos vasos sanguíneos debajo de la piel en donde se acumula el líquido que forma granos y manchas.

Sin embargo, esta reacción biológica puede estar asociada a una gran variedad de motivos, pese a que en la mayoría de los casos se desconoce la causa del brote. Generalmente la urticaria es provocada por reacciones alérgicas, entre las que son más frecuentes las siguientes:

  • Determinados alimentos, especialmente mariscos, frutos secos, lácteos y frutas.
  • Ciertos medicamentos e inyecciones antialérgicos.
  • Mascotas y animales.
  • Polen.
  • Mordeduras y picaduras de insectos.

 

Sin embargo, en otras ocasiones, la urticaria no guarda ningún tipo de relación con los cuadros alérgicos, por lo cual deben considerarse otras posibles causas de la enfermedad, como por ejemplo:

  • Diversas infecciones, incluyendo catarros o problemas digestivos.
  • Enfermedades del sistema inmunitario como lupus.
  • Ansiedad o estrés, entre otros factores psicológicos.
  • Exposición al sol o al frío.
  • Contacto con sustancias químicas.
  • Exposición de la piel a presiones excesivas.
  • El roce la piel con determinados materiales y elementos.
  • Los aditivos alimentarios.
  • Factores hereditarios.

¿Cuándo ir al pediatra y cómo es el diagnóstico?

En algunos casos, puede ser imperioso acudir a la guardia pediátrica con el niño puesto que la crisis de urticaria bien puede ir de la mano con síntomas que se constituyen en señal de alerta, como por ejemplo si el chico tiene dificultad para respirar y tragar.

¿Un buen consejo para los minutos de espera previa a la intervención médica? Haz que tu hijo chupe un pedazo de hielo. Ahora bien, te aconsejamos que contactes a tu pediatra en los siguientes casos:

  • Si tu hijo parece muy enfermo (fiebre,mareos, aturdimiento, letargo, náuseas, vómitos, diarreas, dolores estomacales cual cólicos, etc.).
  • El chico presenta dolor e hinchazón en sus extremidades y articulaciones, o bien inflamación en cara o lengua.
  • El menor adquiere problemas respiratorios (sibilancia, falta de aire, etc.).
  • La criatura queda inconsciente.
  • El nene presenta cierta dificultad para tragar.