La piel de tu bebé es muy sensible, tips para cuidarla

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 3 junio, 2019
Gladys González · 3 junio, 2019
A diferencia de la piel de los adultos, la de un bebé aún debe aprender a desarrollar los mecanismos necesarios para defenderse de las agresiones externas. Por ello, es necesario brindarle ciertos cuidados mientras tanto. 

La piel de tu bebé es muy sensible. Por ello, es necesario que aprendas a brindarle la protección y los cuidados necesarios para que se mantenga sana y libre de molestias. Ante todo, ten en cuenta que dichos cuidados deben ser más rigurosos que en etapas posteriores.

Cambiar el pañal con frecuencia, utilizar el jabón adecuado para el momento del baño, poner el agua a la temperatura adecuada y vestir al bebé con prendas hechas a partir de algodón u otros tipos de tela que faciliten la transpiración son algunas de las medidas más comunes para cuidar su piel. Sin embargo, existen otras que debes conocer (¡y aplicar!).

La piel de tu bebé es sensible debido a que la producción de melanina está menos desarrollada que la de un adulto. Además, el estrato córneo de la piel es tan fino que suele ser susceptible a infecciones, sequedad e irritaciones.

Por ende, es normal que el roce con tejidos, el contacto con el polvo, químicos u otros agentes causen una reacción mucho más notoria que en un adulto. A la piel de tu bebé (entendida como órgano) le falta mucho por madurar.     

Tips para cuidar la piel de tu bebé 

Cuando el bebé está durante un tiempo con el pañal mojado o suda, un buen baño puede ser gran aliado para que la piel se refresque, respire, se mantenga limpia y deje atrás una posible irritación.

shutterstock_61088833

Para cuidar la piel de tu bebé al momento del baño debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Utilizar jabón hipoalergénico, indicado para bebés.
  • Limpiar las áreas más difíciles (como entrepierna y dedos) con ayuda de un algodón de forma suave, sin realizar movimientos enfáticos de fricción, ya que pueden lesionar la piel.
  • Utilizar agua tibia para el aseo (nunca usar agua a menos de 36º a menos que haga mucho calor).
  • Nunca se debe frotar la piel del bebé. Es preferible secarlo dando toques suaves y breves con una toalla de algodón (limpia, libre de detergentes y suavizantes con perfume).
  • En caso de utilizar cremas o lociones después del baño, estos deben estar indicados especialmente para bebés.

En relación al pañal

Cuidar la piel de tu bebé implica estar atento al cambio de pañal para que el área que está cubierta no sufra por el calor, el sudor, las bacterias u otros factores. Algunos de los tips que debes conocer son: 

  • Elegir la talla adecuada de pañal (que no quede ni muy ajustada ni demasiado holgada, ya que ambos pueden causar irritaciones y problemas en la piel).
  • Cambiar con regularidad el pañal y realizar la higiene del área adecuadamente. 
  • En caso de utilizar pañales de tela, será imprescindibles mantenerlos limpios.
  • Después de varias horas seguidas, aún cuando el bebé no haya realizado ninguna necesidad, es recomendable retirarle el pañal y dejar que la piel respire unos minutos. 
  • Si el bebé ha realizado sus necesidades, hay que cambiarle el pañal y lavarlo de inmediato para prevenir la acumulación de suciedad y bacterias.

Los residuos de alimentos

Es común que los bebés derramen la leche o se ensucien con los alimentos que se les da para comer. En estos casos, es conveniente limpiarles la piel al momento para evitar que esta quede pegajosa o bien, presente erupciones. Después de todo, una piel sucia puede ser más propensa a sufrir irritación que una piel limpia. 

  • Los baberos son una buena opción para evitar que el bebé se ensucie mientras come.
  • Es necesario limpiarle siempre la boca y las manos antes y después de comer.
  • Es recomendable limpiar con delicadeza la piel con una toalla de algodón o gasas húmedas, sin frotar. Las servilletas de papel no son recomendables porque pueden ser demasiado ásperas para su piel.

El sol

Así como un adulto debe usar protector solar a diario para protegerse de los rayos del sol, es imprescindible que un bebé también lo utilice (después de haber cumplido los 6 meses de edad). Sobre todo, durante el verano y en salidas al parque, la playa, la piscina, etcétera.

Recuerda que deberás retocar el protector solar cada cierto tiempo. En especial, si el bebé o niño ha tenido contacto con el agua o ha sudado.

Si el bebé tiene menos de 6 meses lo más recomendable es mantenerlo en la sombra, nunca expuesto directamente a los rayos del sol. Recuerda que tomar un poco de sol, un rato mientras dan un paseo antes de las 10 de la mañana, por ejemplo, es recomendable para que su piel se mantenga sana.

¿Cómo lavar la ropa de tu bebé?

shutterstock_256446331

Para cuidar la piel de tu bebé correctamente también debes tener en cuenta la limpieza de sus prendas de ropa. Algunos tips para ellos son:

  • No laves su ropa, toallas ni sábanas junto con la del resto de los habitantes de la casa, es preferible hacerlo aparte.
  • Si vas a utilizar la lavadora, procura colocar un ciclo de lavado antes (sin ropa) para limpiar la máquina.
  • No utilices detergentes, sobre todo si estos tienen perfumes y suavizantes. Tampoco es recomendable utilizar productos quitamanchas o lejía, ya que pueden irritar la piel del pequeño.
  • Es recomendable que utilices jabones naturales, hipoalergénicos o especialmente indicados para el lavado de la ropa del bebé.
  • Si vas a lavar la ropa a mano, utiliza un recipiente limpio (previamente esterilizado con agua hirviendo).
  • Procura aclarar bien la ropa para que no queden restos de jabón. Hay programas de doble aclarado en la lavadora que pueden ayudarte con esto.
  • Nunca se debe colocar ropa húmeda a los niños. Asimismo, jamás debe colocárseles prendas de ropa recién adquiridas, sin antes haberlas lavado y secado apropiadamente.

Ten en cuenta estos consejos y lograrás cuidar la piel de tu bebé sin problemas. ¡Recuerda que una piel sana es sinónimo de bienestar!

  • D Coret, Catherine & B Suero, Michael & Tierney, Neena. (2014). Tolerance of natural baby skin-care products on healthy, full-term infants and toddlers. Clinical, cosmetic and investigational dermatology. 7. 51-8. 10.2147/CCID.S56939.
  • Fernandes Juliana Dumêt, Machado Maria Cecília Rivitti, Oliveira Zilda Najjar Prado de. Children and newborn skin care and prevention. An. Bras. Dermatol.  [Internet]. 2011  Feb [cited  2019  June  03] ;  86( 1 ): 102-110. Available from: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0365-05962011000100014&lng=en.  http://dx.doi.org/10.1590/S0365-05962011000100014.