Láser dental, ventajas en odontopediatría

El láser dental es una herramienta que favorece algunos tratamientos de odontopediatría. Te contamos los beneficios de esta tecnología en la boca de los más chicos.
Láser dental, ventajas en odontopediatría
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 17 septiembre, 2022

Para los niños, y a veces también para los grandes, visitar al dentista es un momento de tensión, de miedo y de estrés. Debes saber que, gracias a los avances tecnológicos, hoy es posible usar el láser dental en varios tratamientos de odontopediatría. Con esto mejora de manera considerable la experiencia de la consulta.

Visitar al odontólogo desde edades tempranas y de manera regular es fundamental para mantener sana la boca de los más chicos. Para que tu pequeño se sienta cómodo y a gusto con estas visitas, el odontopediatra debe generarle confianza y seguridad. El uso del láser no solo facilita los procedimientos, sino que también favorece la sensación de bienestar y comodidad para el menor. Sigue leyendo que te contamos más sobre esta novedosa manera de abordar el tratamiento y sus múltiples ventajas.

¿Qué es el láser dental que se usa en odontopediatría?

El uso del láser se ha vuelto popular en varios campos de la medicina, como la oftalmología, la ginecología, la cirugía, la dermatología y los tratamientos estéticos. En la odontología, cada vez gana más terreno gracias a las ventajas que ofrece y porque es posible utilizarlo en los niños.

Para entender mejor de qué se trata esta herramienta, debes saber que el término láser es un acrónimo de Light Amplification by the Stimulated Emission of Radiation. En español significa ‘amplificación de luz por estimulación del rayo emitido’. Entonces, esta tecnología permite concentrar muchos haces de luz en un único punto, al que se le puede regular su potencia. En odontología, es un rayo de luz que viaja a través de la fibra óptica y se dirige hacia los tejidos que se quieren tratar o eliminar.

Existen distintas técnicas a la hora de utilizar este instrumento. Es importante que distingamos entre dos grandes grupos:

  • Láser de alta potencia o quirúrgicos: tienen efecto térmico, ya que concentran gran cantidad de energía en un área muy reducida. Logran una gran capacidad de corte, coagulación y vaporización de los tejidos.
  • Láser de baja potencia, terapéuticos o blandos: carecen de efecto térmico y su superficie de acción es mayor, por lo que no se usan para cirugías. Poseen efectos de bioestimulación celular, regeneración tisular, aceleramiento de la cicatrización y alivio del dolor.

La Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica (AAPD) reconoce el uso juicioso de los láseres como un instrumento beneficioso en la atención odontológica de bebés, niños y adolescentes, incluidos aquellos con necesidades especiales de atención médica.

El uso del láser dental permite lograr una rápida detección de caries o, en su defecto, a prevenir su aparición, ya que su aplicación sobre el esmalte logra un efecto fotoquímico.

Usos del láser dental en odontopediatría

El láser dental simplifica la atención y logra buenos resultados en el tratamiento de varias patologías frecuentes en la boca de los niños. Además, al ser silencioso e indoloro, aporta comodidad y seguridad a los más pequeños.

Siempre será el odontopediatra quien determine cuál es la mejor manera de abordar cada caso. De todos modos, son varias las situaciones que ameritan su uso. Te contamos las más frecuentes:

  • Diagnóstico de caries tempranas.
  • Prevención de caries: la aplicación de láser sobre el esmalte logra un efecto fotoquímico que estimula el intercambio mineral y consigue su remineralización al combinarlo con flúor.
  • Manejo de traumatismos: los golpes en los dientes son frecuentes en la infancia. El láser dental puede usarse como coadyuvante para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Sensibilidad dental: la dentina expuesta provoca molestias al ingerir alimentos fríos o calientes. El láser terapéutico provoca un efecto analgésico y estimula la formación de dentina reparativa.
  • Herpes labial: la infección por herpes simple en los labios es bastante habitual en niños y adolescentes. El láser se aplica en los períodos prodrómicos (cuando el paciente siente que están por aparecer las lesiones) para acelerar el proceso y reducir la duración del cuadro a 2 o 3 días.
  • Aftas: el láser puede aplicarse sobre las llagas y ulceraciones de la boca para reducir el dolor y estimular la cicatrización.
  • Gingivitis: al complementarlo con una adecuada higiene bucodental, el láser ayuda a desinflamar las encías.
  • Ortodoncia: en este caso, puede aplicarse para reducir las molestias que ocasionan las fuerzas ortodóncicas sobre las piezas dentarias, sobre todo al comienzo del tratamiento y luego de los reajustes.
  • Cirugía: el uso del láser en las maniobras quirúrgicas aumenta la precisión, acorta los tiempos, promueve la cicatrización y disminuye las molestias posoperatorias. Con esto, las intervenciones son más cómodas para el paciente.

Ventajas de utilizar el láser dental en odontopediatría

El uso del láser dental en odontopediatría aporta muchas ventajas, tanto para el niño como para el odontólogo. Estas son las más destacadas:

  • Su aplicación es silenciosa. Así, se evitan los molestos ruidos y las vibraciones.
  • En muchos casos se evita el dolor y se previene la necesidad de aplicar inyecciones de anestesia.
  • Puede eliminar el tejido dental enfermo.
  • En los tratamientos contra las caries solo elimina el tejido dañado y ayuda a conservar el diente sano.
  • Ayuda a que el paciente esté más relajado y cómodo durante los procedimientos.
  • Prepara las superficies dentarias y mejora la adhesión a los materiales de restauración.
  • Las zonas en donde se aplica el láser se descontaminan, por lo que disminuye el riesgo de caries recurrentes.
  • Es rápido de aplicar. Esto permite que algunos tratamientos se realicen en una sola visita.
  • En las cirugías, el uso del láser elimina el sangrado y mejora la visibilidad.
  • Permite una cicatrización más rápida y con menos dolor, molestias e inflamación.
  • Es de utilidad en pacientes alérgicos o en los que no se puede usar anestesia por problemas de salud.
El tratamiento con láser es ideal para aquellos niños que son más temerosos ante las intervenciones del dentista, ya que no hay ruidos ni vibraciones. De este modo, el pequeño está más cómodo y relajado.

Contraindicaciones del láser en los niños

Si bien los efectos secundarios del láser dental son poco frecuentes, puede aparecer algo de dolor después de la primera aplicación. Ocasionalmente, también puede provocar somnolencia y vértigo.

Ten en cuenta que las irradiaciones prolongadas con láseres terapéuticos se contraindican en niños con afecciones de la glándula tiroides, con piel fotosensible o epilépticos. Tampoco se aconseja aplicar esta herramienta en casos de infecciones bacterianas sin previa cobertura antibiótica.

Al dentista, relajados

Es común que los niños rechacen los procedimientos odontológicos por temor o incomodidad. El láser dental es un nuevo recurso de la odontopediatría para aumentar la aceptación de los más chicos en las intervenciones bucales.

Siempre será el dentista quien plantee las mejores alternativas de tratamiento para cada niño según sus necesidades. Pero ahora, con el láser dental, sabes que la rapidez, el silencio y la ausencia de dolor, de seguro, ayudarán a que tu pequeño se sienta más tranquilo, confiado y relajado en el sillón odontológico.

Te podría interesar...
Niños con miedo al dentista: ¿cómo ayudarlos?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Niños con miedo al dentista: ¿cómo ayudarlos?

El miedo al dentista que desarrollan los niños puede deberse a la mala imagen que los padres o los medios venden de estos profesionales de la salud...



  • Rosales, M. A., Torre, G., Ch, S., Márquez, R., Ruiz, M., Pozos, A. D. J., & Garrocho, A. (2018). Usos del láser terapéutico en Odontopediatría: Revisión de la literatura. Reporte de casos. Odovtos International Journal of Dental Sciences20(3), 51-59.
  • Holmberg, F., Muñoz, J., Holmberg, F., Cordova, P., & Sandoval, P. (2010). Uso del Láser Terapéutico en el control del dolor en ortodoncia. International journal of odontostomatology4(1), 43-46.
  • Oltra-Arimon, D., España-Tost, A. J., Berini-Aytés, L., & Gay-Escoda, C. (2004). Aplicaciones del láser de baja potencia en Odontología. Rcoe9(5), 517-524.
  • Walkyria, G. R., Elizabeth, S. D., Milagros, S. G., & Liset, P. S. (2021, October). El CONOCIMIENTO SOBRE LASERTERAPIA EN LOS PROFESIONALES DE ESTOMATÓLOGIA. In cibamanz2021.
  • Rodríguez Cabrera, K. M., Díaz Cruz, C. E., Rosales Álvarez, Z., Victorero Gorte, M., & Llano Montanet, M. (2009). Efectividad de la terapia láser en el tratamiento de las subluxaciones por trauma dentario. Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río13(2), 62-70.
  • Borda, C. G., Villacampa, S. C., Zamora, S. P., Huasupoma, M. V., Gastelú, J. V., Butrón, C. R., ... & Astete, A. G. (2006). Diagnóstico precoz de caries dental utilizando fluorescencia laser: Parte I. Odontología Sanmarquina9(1), 3-5.
  • Porres Sam, V. (2008). Tratamiento de caries dental con láser de ER-YAG. Odontología actual5(60), 48-51.
  • Maslucan, R. A., Nuñez, R. M., De García, M. P., Villanueva, C. T., Gil, J. V., & Ramos, N. V. (2020). Aplicaciones del láser de alta po-tencia en odontología pediátrica. REVISTA ODONTOLOGÍA PEDIÁTRICA19(2), 74-86.
  • Maslucan, R. J. A., Crisóstomo, A. C., Ochante, P. M. M., Alburquerque, S. D. C., Cubas, M. L. G., & Flores, C. M. C. (2021). Aplicaciones del Láser de baja potencia en Odontología Pediátrica: Artículo de revisión. REVISTA ODONTOLOGÍA PEDIÁTRICA20(1), 60-70.