Las calorías en el embarazo

14 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Más allá de la preocupación que supone este tema, lo que toda mujer embarazada debe tener en cuenta es el aporte nutricional de los alimentos que componen la dieta.

A menudo, las mujeres embarazadas se preguntan acerca de si es saludable o no aumentar el consumo de calorías en el embarazo. Esto se debe principalmente a que existen preocupaciones acerca del aumento de peso, derivado de los distintos cambios físicos.

Las opiniones acerca de este tema son muy diversas. Sin embargo, solo el médico tratante puede aportarle una respuesta válida a la mujer. Especialmente cuando tiene dudas acerca de cómo alimentarse, en líneas generales.

Tal preocupación es perfectamente válida e, incluso, útil. ¿Por qué? Porque el hecho de poner en duda los hábitos alimenticios nos impulsa a buscar mejorar.

¿Es necesario comer por dos?

Antiguamente se consideraba que la mujer embarazada debía comer por dos para garantizarle a su bebé una salud óptima. No obstante, esto ocasionaba que muchas madres no se alimentasen de la forma adecuada.

En otras palabras, se preocupaban por ingerir mayor cantidad y no se preocupaban demasiado por la calidad de los alimentos. Por ello, el resultado era contradictorio.

La alimentación en el embarazo es una cuestión de vital importancia no solo para la madre sino para el bebé. Ambos necesitan nutrientes para que los organismos funcionen adecuadamente. 

Una dieta pobre en nutrientes no aporta beneficios y crea complicaciones que pueden agravarse de forma progresiva.

Las calorías en el embarazo.

Al contrario de lo que se piensa, cuando las personas recomiendan ”comer de todo” no se refieren a que debamos comer lo que sea, cuando sea y en proporciones exageradas.

Muchas mujeres embarazadas se aprovechaban de su situación para excederse con aquello que más les gusta. Por lo general, los dulces. Si bien es cierto que es bueno darse un capricho, de vez en cuando, todos los excesos son perjudiciales.

Y aún más en el embarazo dados los múltiples cambios que experimenta el organismo. Las consecuencias pueden ir desde hipertensión hasta diabetes gestacional, entre otras.

Entonces, no es necesario comer por dos ni sucumbir a ”lo que nos apetece” sino consultar con el médico cuáles son los nutrientes que más necesitamos en cada etapa y en qué dosis debemos ingerirlas.

¡OJO! No se trata de tener una actitud hipervigilante sino de tener en cuenta el aporte nutricional de los alimentos para poder tener variedad y beneficios. Además esto nos ayudará a disfrutar de los alimentos con conciencia.

Cada mujer tiene necesidades calóricas diferentes. De acuerdo a su estilo de vida, altura, índice de masa corporal, condición actual y antecedentes familiares. En líneas generales, el consumo diario óptimo se encuentra entre 1500 y 2000 calorías.

La cantidad adecuada de calorías en el embarazo

No hace falta hacer cálculos todo el tiempo sino en tener en cuenta cuáles son las calorías de los alimentos por ración, aproximadamente.

Las calorías en el embarazo.

En el primer trimestre es necesario agregar más vegetales y frutas a las comidas. También es el momento ideal para disminuir y eliminar de tu dieta las gaseosas, frituras, alcohol, entre otros. Asimismo se recomienda eliminar la cafeína y los azúcares refinados.

Recuerda que según una investigación publicada en la revista Alcohol, la exposición a bebidas con graduación durante el embarazo puede producir problemas en el desarrollo cerebral del feto.

Durante el segundo trimestre tan solo se debe aumentar la ingesta de calorías entre 300 y 350. Al siguiente trimestre, la mujer deberá consumir 500 calorías adicionales. Por supuesto, en la práctica, estas 500 calorías adicionales no significan una gran cantidad de comida.

Lo más recomendable es que estas calorías extra no provengan de los carbohidratos simples. De lo contrario podría desarrollarse la diabetes gestacional. No obstante, se ha demostrado que esta es una patología transitoria que desaparece poco después del parto.

En cuanto al aumento de peso, no hay por qué preocuparse si mantenemos una buena comunicación con el médico tratante en cada consulta. Él evaluará nuestra condición física y nos indicará qué podemos mejorar (o mantener) para gozar de una buena salud.

Consideraciones

  • Si se tenía un peso normal antes de quedar embarazada, la mujer deberá aumentar aproximadamente 12 kilos a lo largo de la gestación.
  • La mujer que tenía un peso bajo antes del embarazo, deberá aumentar entre 13 y 15 kilos a lo largo del proceso.
  • Si iniciaste el embarazo con sobrepeso, lo ideal es no aumentar más de 7 ó 9 kilos. 

Hay que recordar que el peso que la mujer gana, mes a mes, en el embarazo corresponde al aumento del peso del bebé, la placenta, el líquido amniótico e, incluso, las mamas que comienzan a prepararse para la lactancia, entre otros factores.

La importancia de una dieta adecuada durante el embarazo

El embarazo no es una época en la cual la mujer someterse a un régimen que limite la cantidad de los alimentos, sino de mantener un control de los nutrientes básicos para poder tener una buena salud y, por ende, un buen embarazo.

En otras palabras, se recomienda aprovechar esta etapa para mejorar la calidad de la alimentación y adoptar un estilo de vida mucho más apropiado.

  • Seleverstov O., Tobiasz A., Jackson JS., Sullivan R., et al., Maternal alcohol exposure durign mid pregnancy dilates fetal cerebral arteries via endocannabinoid receptors. Alcohol, 2017. 61: 51-61.
  • Johns EC., Denison FC., Norman JE., Reynolds RM., Gestational diabetes mellitus: mechanisms, treatment and complications. Trends Endocrinol Metab, 2018. 29 (11): 743-754.