Labios agrietados en niños: causas y recomendaciones

Los labios de los niños son una de las partes más sensibles en comparación al resto del cuerpo. Se secan con mucha facilidad y luego terminan por agrietarse.
Labios agrietados en niños: causas y recomendaciones
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 11 enero, 2022

Los labios son una de las superficies del cuerpo más expuestas a las agresiones del medio ambiente. Por esto, es habitual verlos agrietados y secos en los niños. Las condiciones del clima, el viento y el frío, o la deshidratación del propio organismo pueden provocar resequedad y fisuras en ellos.

Causas de los labios agrietados en niños

Dos de las causas más comunes de labios agrietados y resecos son la deshidratación y la irritación mecánica. No obstante, a continuación, presentamos algunas más.

Los rayos UV

Es poca la gente que protege los labios de los daños generados por los rayos ultravioleta y la exposición al sol. De hecho, según estudios de Chronic Diseases in Canada, se ha estimado que la radiación ultravioleta solar representa alrededor del 93 % de los cánceres de piel y aproximadamente la mitad de los cánceres de labios.

Niño con los labios agrietados.

Los labios están compuestos por una piel muy sensible y delgada. A su vez, no poseen el pigmento de la melanina, que en el resto de la superficie cutánea funciona como defensa natural.

Efectos secundarios de fármacos

Determinados medicamentos pueden generar, como efecto secundario, la resequedad de los labios y su posterior agrietamiento. La isotretinoina es uno de ellos y sus efectos adversos son dosis dependientes. A su vez, se puede generar xerosis y sequedad ocular con este tipo de medicación.

Enfermedades de base, una de las causas de labios agrietados en niños

Existen múltiples enfermedades que presentan como síntoma los labios secos y agrietados. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Enfermedades intestinales.
  • Disfunciones tiroideas.
  • Deficiencias de vitaminas.
  • Enfermedades autoinmunes (lupus eritematoso).
  • Diabetes.

De acuerdo a publicaciones de estudios de Quintessencce international, se concluye que a veces tan solo una manifestación en la piel, como los labios agrietados, puede ser signo de alguna enfermedad de la piel.

Climas extremos como el frío

En las épocas invernales, donde abunda el viento y el frío, los labios se tornan por demás resecos y, en consecuencia, agrietados. Esto se debe a la carencia de glándulas sebáceas en la mucosa labial, lo que le imposibilita crear el manto lipídico protector. Por lo tanto, se encuentra en una condición vulnerable ante los efectos perjudiciales de los agentes externos.

Reacciones alérgicas

Aquellos pacientes que padezcan dermatitis atópica tendrán mayor predisposición a desarrollar queilitis o resequedad en los labios.

Incluso, pueden existir reacciones alérgicas a cosméticos no hipoalergénicos, que conforman juguetes de kits de maquillaje utilizados por los niños para su esparcimiento.

Deshidratación, otra de las causas de labios agrietados en niños

Al contrario de lo que se cree, la constante humectación de los labios con la propia saliva los deshidrata aún mas. Por ende, se resecan y se fisuran. Incluso, pueden provocar molestias, dolor o sangrado leve.

Recomendaciones para evitar los labios agrietados

Existen medidas de cuidado y de prevención para prevenir la sequedad de los labios o su posterior agrietamiento. Algunas son más difíciles de implementar cuando se trata de niños.

No pasar la lengua por los labios

Uno de los hábitos que se observa en muchos niños es lamerse los labios, incluso de manera inconsciente. En consecuencia, se cree que esta acción los mantiene humedecidos.

Sin embargo, la saliva, por su composición, tiende a evaporarse con mayor rapidez y los labios quedan más secos que antes. Además, la región peribucal sufre una dermatitis provocada por el contacto reiterado con la saliva.

Con la sequedad vienen las grietas y la sensible piel de los labios se desprende en pellejitos que los niños mordisquearán y arrancarán. Esto agravará las heridas si no se actúa rápido.

Otras de las cosas que no pueden evitar los niños es llevarse a la boca y mordisquear juguetes u otros objetos. Varios factores intervienen aquí para dificultar las cosas: que haya un poco de suciedad o que se lastimen más los labios e incluso los dientes.

Mantenerse bien hidratado

Una buena y variada alimentación, junto a una correcta hidratación, contribuyen a mantener en buenas condiciones toda la superficie cutánea.

Asimismo, se deben ingerir alrededor de 8 vasos de agua diaria, sin llegar al punto de sentir sed antes. De hecho, cuando se siente sed, es sinónimo de que el cuerpo ya se encuentra en estado de deshidratación.

Controlar la pasta de dientes

Existen pastas dentales que contienen un compuesto, lauril sulfato de sodio, que provoca espuma. Incluso, se utiliza en jabones y champús. Este componente elimina la capa protectora lipídica de la piel. En consecuencia, al no contar con esta barrera en los labios, provoca una irritación intensa que puede contribuir a agrietarlos.

Niño con los labios agrietados.

Respirar por la nariz

En algunos casos, después de que el niño haya padecido algún cuadro respiratorio que lo mantuvo obligado a respirar por la boca, continúa haciéndolo estando sano.

Tras una alergia, una obstrucción nasal o un fuerte resfriado, el pequeño permanece sin respirar de manera correcta por la nariz. Esto lleva a que los labios se sequen y se agrieten con mayor facilidad.

Utilizar bálsamos labiales

Se recomienda el uso de bálsamos labiales que contengan manteca de karité, aloe vera, vaselina, manteca de cacao o ácido hialurónico. Existe gran variedad en el mercado de productos para el cuidado y la hidratación de los labios. Incluso, con filtros solares para evitar los efectos dañinos de los rayos ultravioleta. Intenta evitar los bálsamos saborizados para no generar tentación y lamer los labios.

Remedios caseros para labios secos y agrietados

Tomando las precauciones ya sugeridas, evitando el frío o descongestionando las vías respiratorias del niño para que no respire por la boca. Aumentando la hidratación y cubriendo sus labios secos y agrietados con bálsamos; la afección debería remitir a los pocos días.

Por otro lado, con pequeños en casa, resulta prudente tener productos naturales a mano para solucionar problemas menores y evitar complicaciones.

A continuación, estos te ayudarán a aliviar la resequedad. Antes de aplicarlos, con un cepillo limpio, pásalo sobre los labios con suavidad para retirar la piel muerta. Ello permitirá que el remedio que apliques cumpla mejor su objetivo:

  • Aloe Vera. Corta una rama de sábila y extrae el cristal, ponte un poco en los dedos y frota los labios del niño. Tres veces al día será suficiente para restituir la humedad.
  • Azúcar. Vierte en un envase una cucharada sopera de azúcar y una cucharadita de miel. Mezcla bien y úntala suavemente sobre los labios describiendo círculos. Aguarda un minuto y enjuaga con agua tibia. Este tratamiento elimina las células muertas y devolverá la suavidad a la piel sensible. Aplica para terminar, algún bálsamo hidratante.
  • Miel. Extiende unas gotas de miel sobre los labios y deja que actúe unos 15 minutos. Luego, enjuaga con agua y seca con una toallita dando pequeños toques.
  • Aceite de coco. En un recipiente echa tres cucharadas de aceite de coco y dos de aceite de oliva. Si lo deseas, añade media cucharada de miel. Aplica este ungüento sobre los labios agrietados.

Si no consigues con alguna de estas soluciones aliviar sus labios en un día o dos y al contrario empeoran, tal vez sea necesario llevarlo al médico. Alguna enfermedad de base puede estar manifestándose.

Recomendaciones finales para labios agrietados en niños

Uno de los más importantes consejos para evitar labios agrietados en niños es mantenerlos bien hidratados y el uso de bálsamos y cremas humectantes. A su vez, al ser una acción reiterativa en niños, se debe tratar de evitar que se muerdan los labios y los humedezcan, junto con la zona peribucal, debido a que esta piel lesionada podría ser terreno propicio para desencadenar un impétigo.

Te podría interesar...
La piel seca en los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La piel seca en los niños

La piel seca en los niños es una manifestación común. No reviste gravedad, pero sí puede ser una molestia para quien la padece.



  • Hitz Lindenmüller I, Itin PH, Fistarol SK. Dermatology of the lips: inflammatory diseases. Quintessence Int. 2014 Nov-Dec;45(10):875-83. doi: 10.3290/j.qi.a32638. PMID: 25262747.
  • Gallagher RP, Lee TK, Bajdik CD, Borugian M. Ultraviolet radiation. Chronic Dis Can. 2010;29 Suppl 1:51-68. PMID: 21199599.
  • Busick TL, Uchida T, Wagner RF Jr. Preventing ultraviolet light lip injury: beachgoer awareness about lip cancer risk factors and lip protection behavior. Dermatol Surg. 2005 Feb;31(2):173-6. doi: 10.1111/j.1524-4725.2005.31040. PMID: 15762210.
  • Collet E, Jeudy G, Dalac S. Cheilitis, perioral dermatitis and contact allergy. Eur J Dermatol. 2013 May-Jun;23(3):303-7. doi: 10.1684/ejd.2013.1932. PMID: 23568570.