La relación entre los jóvenes y el dinero

Gladys · 15 mayo, 2016

En este post te mostraremos cómo enseñar y educar a tus hijos en la administración de sus finanzas con responsabilidad.


La relación entre los jóvenes y el dinero puede ser verdaderamente peligrosa para las finanzas del hogar, ya que generalmente suelen  derrochar el dinero en muchas cosas que satisfacen algunas de sus necesidades de diversión y comodidad, aun sabiendo que no son imprescindibles.

Una de las cosas que impide que los jóvenes tengan una buena organización financiera es la presión de sus amigosLos adolescente a veces sienten que si no poseen ciertos beneficios materiales, como teléfonos, aparatos para escuchar música, ropa de marca, ordenadores, entre otros, pueden ser excluidos de los grupos sociales, a los cuales les gustaría participar o pertenecer.

Sin embargo, debemos hablar con nuestros hijos sobre las repercusiones que pueden tener este tipo de deseos sociales y la importancia de una buena administración del dinero.  Hay que explicarles que sí en un futuro controlan sus finanzas pueden ser grandes emprendedores y personas económicamente independientes.

Para que los jóvenes tengan una buena relación con el dinero deben a aprender a consumir con responsabilidad y la mejor manera de educarlos es con con el ejemplo y una buena comunicación.

¿Cómo enseñar a mi hijo a tener una buena relación con el dinero?

dinero

Algunos jóvenes suelen ser rebeldes y se oponen a lo que los padres piensan. No obstante, no hay nada de qué preocuparse, existen formas de enseñar a nuestros hijos sin la necesidad de caer en el conflicto y en el enfrentamiento:

  • Una relación adecuada debe infundirse desde la responsabilidad, el equilibrio y la buena administración. Una forma de enseñar a nuestros hijos a ser comedidos con sus gastos es mostrándoles cómo elaborar un presupuesto, con la intención de que anoten sus ingresos y sus gastos.
  • Asignar a nuestros hijos una paga semanal (mesada) puede ser una excelente idea para enseñarlos a administrarse semana a semana. Si le ofrecemos todo el dinero del mes o en muchas cantidades, es probable que lo gasten de forma descontrolada.
  • Nuestros hijos sueñan con tener muchas cosas y lograr sus metas, pero a veces no podemos cumplir con sus expectativas invirtiendo dinero en sus sueños, así que la mejor manera de ayudarlos a cumplir sus deseos es incentivándolos a trabajar y ganar por sí mismos su propio dinero para que lo administren a su gusto.
  • Hablarles del ahorro es algo que no podemos olvidar. Es importante explicarles a nuestros hijos que es bueno ahorrar para poder cubrir los gastos de sus necesidades y eventualidades. Además, esto les facilita la eventual oportunidad de comprarse algo que les gustaría tener.

Enseñar a nuestros hijos acerca del ahorro y la administración dinero desde que son pequeños, permitirá crear buenos hábitos financieros

¿Otorgarles o no la tarjeta de crédito?

dinero

Nuestros hijos por ser jóvenes, no alcanzan la edad requerida para tener una tarjeta de crédito, así que la única opción para poseerla es a través de nuestras finanzas y cuentas bancarias. Sin embargo esto debe ser una decisión bien pensada y planificada ya que si no se realiza de la manera adecuada, lejos de ser un instrumento beneficioso, puede traer consigo graves consecuencias.

Otorgarles o no la tarjeta de crédito a nuestros hijos puede influir negativa o positivamente en su relación con el dinero dependiendo de su educación financiera. Si nuestros hijos por ejemplo, no tienen la conciencia sobre las compras a crédito, pueden descontrolarse ocasionando grandes daños a la economía de la familia.

Lo ideal es llegar a acuerdos con nuestros hijos y ponerlos a prueba con el control de sus finanzas. Es recomendable que al principio ellos mismos se administren y aprendan el sentido del ahorro a través de la práctica.

Si al cabo del tiempo observamos que ya han aprendido a tener una responsable relación con el dinero, podemos otorgarle la tarjeta de crédito, siempre y cuando ellos la utilicen para sus gastos básicos y se hagan responsables de pagarlos.

Educar oportunamente a nuestros los jóvenes sobre la relación con el dinero es un acto de suma responsabilidad, ya que con ellos aprenderán también a ser responsables en otras áreas de su vida.