La reflexión sobre niños con autismo que te abrirá los ojos

Macarena 21 abril, 2016
Una actriz argentina sorprendió con un texto sobre autismo donde destaca la importancia de aceptar las diferencias para lograr una inclusión social real. ¿Qué dice este escrito?

“La verdadera igualdad presupone el reconocimiento de las diferencias”

-Inés Estevez-

“Mirala, tocala, acercate, interactuá”, interpeló la reconocida actriz argentina Inés Estevez el pasado 02 de abril, día de la Concientización sobre el Autismo, a lo largo de las líneas que invitaban a la sociedad a reflexionar sobre los chicos con autismo.

Unas líneas sobre autismo que dejaron sin palabras

Si bien la artista jamás habló de su vida privada, a través de esta profunda e impactante carta en la que se refería a las generalidades del autismo desde el caso particular de una de sus hijas del corazón (Cielo y Vida), conmovió y abrió los ojos de sus seguidores.

“Me está matando un poco aquello de ‘no digas autista, es una persona con autismo'” 

Sin embargo, en el escrito muestra con hechos concretos que la sociedad tiende a negar las diferencias cuando, en realidad, todos somos diferentes.

Además, se manifiesta contra las etiquetas y eufemismos que definen a niños con autismo. Pues la inclusión y contención no reside simplemente en la semántica sino en un efectivo cambio de actitud ciudadana.

“Modificar la semántica no mejora necesariamente la conciencia de convivencia con todos aquellos que son diferentes”, sostiene la actriz que aclara tener una hija que no padece autismo sino una condición madurativa aún más compleja dado que es inclasificable y “no hay manual que acompañe el caso”.

La destacada artista arriba y abajo de las tablas subraya en el texto que todos tenemos capacidades diferentes, pues “todos somos diferentes” e incluso cuenta que su hija de 6 años es incapaz de hablar, comer, hacer pis, beber, taparse, expresar sentimientos y calzarse por sí misma.

5443f235504feda2dd24551ba405e1dd

“Somos tremendos necios si no aceptamos que tiene una incapacidad. Ahora resulta que no se dice”, afirmó Inés a través de las redes sociales con objeto de subrayar la importancia de tomar conciencia en torno a los problemas y dificultades de las personas para, desde allí, integrar y amar.

Una visión sobre la pedagogía para niños con Trastornos del Espectro Autista

Otro aspecto a pensar atañe a la escolarización y educación de los niños con autismo, debido a la complejidad que reviste encontrar una institución que albergue chicos con capacidades diferentes e incluya a aquellos que presenten patologías que aún no se conocen en profundidad.

“Ella no podría haber ingresado en una institución educativa común porque tenía 3 años y medio y no caminaba ni hablaba ni sabíamos cuánto comprendía”, afirmó la actriz, quien además cuestionó la formación pedagógica de algunos docentes.

“No se dice ‘discapacitado’, pero tres colegios especiales para chicos ‘con capacidades diferentes’ la rechazaron porque no entraba en ninguna de las patologías que allí se manejaban: no es hipoacúsica, no es autista, no tiene parálisis cerebral, no tiene TGD”, sentenció Inés, quien concluyó que “la forma no mejora el fondo”.

Autismo: El renacer de una sociedad

Por otro lado, la artista latina aporta su granito de arena en materia de concientización del cuidado, la inclusión y la dedicación necesarios para el desarrollo de pequeños con autismo, además de apelar a un mayor compromiso social real.

6c5033ac2097f6a56a061c281acefbc3

“Mi único objetivo es y será colaborar en hacer visibles las deficiencias de un sistema que ha logrado cambios y avances en la inclusión, pero que aún tiene mucho por resolver, mejorar y conquistar”, remarcó, aclarando que no busca dramatizar su situación sino visibilizar una causa que no le es ajena.

Para la actriz, un puntapié inicial en esta “lucha por la igualdad” sería ser compasivos y no utilizar denominaciones despectivamente, a modo de insulto, ni estigmatizar.

Y, más allá de las proclamas para llamarlos de un modo adecuado, lo central sería ocuparse de lo que realmente importa: reconocer esas minorías, aceptarlas, incluirlas.

Además, Estévez refiere al clásico y tan errado ‘ese nene tiene problemas, no lo mires que se va a sentir incómodo’: “Miralo, tocalo, acercate, interactuá. Para él vos también sos raro pero si lo acariciás te va a dar un beso, si le hacés un chiste se va a reír, y si querés -y él también quiere- pueden jugar juntos un rato”.

“Incluí. Compartí. Observá. Comprendé. Por una mayor conciencia de la realidad del diferente. Por una mayor conciencia del Autismo”.

-Inés Estévez-

Te puede gustar