¿Por qué evitar darle besos en la boca al bebé?

Macarena · 29 marzo, 2016

Seguramente habrás presenciado cuando una madre da besos en la boca a su bebé. Y es que hay madres sumamente afectuosas que les encanta expresar su amor de esta forma. Por otra parte, tanto si lo has visto como si lo has practicado por ti misma, puede que hayas llegado a preguntarte si esto es realmente sano.

Por supuesto, las posturas se dividen a favor y en contra de esta práctica. Si tienes dudas al respecto, lo mejor que puedes hacer es informarte. Por ello, te brindamos a continuación todo lo que necesitas saber acerca de los besos en la boca al bebé. 

Besos en la boca: una forma de dar afecto

La maternidad puede resultar ser una experiencia tan gratificante que, a menudo, tenderemos a expresar nuestro afecto con gran efusividad. Y es que muchas veces no se nos ocurre otra cosa más tierna y dulce que darles un beso en la boca a nuestros hijos.

Al ver que los bebés reciben nuestros besos con agrado e incluso alegría, nos sentimos motivadas a continuar con esta práctica en el tiempo, creando así el hábito de besar a nuestros hijos en la boca. Sin embargo, ¿es esto saludable?

Recordemos que, como seres humanos, por una parte nuestra salud está conformada por salud emocional y por el otro, salud física. Así que, al preguntarnos si es saludable o no darle besos a nuestro bebé, tendremos dos respuestas en primer lugar.

Salud física

A pesar de que resulta placentero, y de que se recomienda el contacto físico con el bebé para reforzar el vínculo entre madre e hijo. Tanto para la madre como para el bebé, físicamente no es lo más recomendable puesto que a través de esta forma de contacto, se pueden transmitir virus y bacterias perjudiciales para el pequeño.

Recordemos que nuestro organismo es mucho más fuerte que el suyo, puesto que ya alcanzó su nivel de madurez necesario para afrontar las distintas amenazas del entorno. Esta es la razón por la cual los profesionales de la salud no recomiendan dar besos en la boca a los pequeños.

Por qué evitar darle besos en la boca al bebé

Cuestión de higiene

Dado que mediante el beso es posible transmitir muchas enfermedades infecciosas que pueden ir desde la gripe hasta la mononucleosis. Incluso, es posible que a través de un simple beso, ocasionemos a mediano y largo plazo problemas en las encías del menor.

No olvides que frecuentemente mojamos nuestros labios para humectarlos y lubricarlos, con lo cual esta práctica es una fuente potencial transmisora de virus y bacterias que poseen los adultos y que, al pasárselas a un bebé, puede convertirse en una catástrofe.

Se han registrado también casos de padres o tutores que contagian al niño de enfermedades como megalovirus y otras patologías virales adquiridas a través de la saliva, del saludo de mano a otra persona o también al estornudar en el antebrazo.

De todas las patologías que somos capaces de transmitir con un beso, se encuentra principalmente la llamada ”enfermedad del beso”, perteneciente a la familia del herpes.

Salud emocional

Para el bebé, el beso es agradable ya que le recuerda a la sensación que experimentaba al mamar del pecho de su madre. El contacto con los labios se le hace similar y por ende, le produce satisfacción. Si bien esto puede parecer positivo, en realidad no lo es.

Desde el punto de vista psico emocional, los expertos en salud mental explican que no es recomendable dar besos en la boca a nuestros hijos ya que puede causar confusiones a lo largo de su crecimiento.

Recordemos que aunque el beso es una demostración de ternura y amor para nosotros, para el niño puede llegar a ser algo confuso a medida que crece puesto que se dará cuenta de que el beso es una demostración de afecto hacia la pareja.

Si bien en muchos países, la cultura del beso en la boca entre padres e hijos es algo usual, debemos entender que si bien está muy bien respetar la tradición, lo ideal es ir abandonando esta costumbre poco a poco, par que así podamos prevenir situaciones incómodas a nuestros hijos.

Los pequeños pueden llegar a confundirse y pensar que el besar en la boca es algo que se hace con todas las personas en su vida. Para ellos, no existe un filtro y para eso estamos nosotros como padres, para enseñarles que el afecto puede expresarse de varias formas, y que el beso en los labios es una práctica que se reserva para lo más íntimo.

De acuerdo a la opinión de los expertos, un beso en la boca puede crear en niños de entre 3 y 11 años un mensaje equivocado, creando en algunas ocasiones un trauma que repercutirá en su adolescencia o en su vida adulta.

¿Entonces no puedo besar a mi bebé?

No es lo más recomendable. Si realmente queremos ser responsables con la salud de nuestros hijos, lo mejor es evitar dar besos en la boca a nuestros hijos. De hecho, los expertos en infectología pediátrica tienen una actitud más firme, ellos insisten en que se debe abandonar inmediatamente esta costumbre para evitarles enfermedades a los bebés.

Madre dando un beso a su niño pequeño

Obviamente besar a tu bebé es un acto único que estrecha el vínculo madre-hijo mientras manifiestas tu cariño. Pero ten en cuenta algo fundamental: su salud es lo primero. Además, existen muchas alternativas para demostrar nuestro amor, sólo se trata de buscarlas.

Recomendaciones

Evita dar besos en la boca al nene, lávate correctamente las manos, no soples el alimento del bebé ni le prestes tu cepillo dental. Tampoco mastiques los alimentos antes de dárselos a tu hijo en las primeras comidas del bebé. Mejor emplea una licuadora o exprimidora para evitar el traspase de gérmenes y virus al bebé.

Recuerda, tú ya tienes los anticuerpos necesarios para combatir las agresiones  la enfermedad, pero tu bebé aún no posee esas defensas.