La importancia de educar a los niños en convivencia

21 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Actualmente, debido al nuevo contexto social y cultural al que deben dar respuesta los centros educativos, educar en convivencia a los más jóvenes resulta imprescindible.

El hecho de que vivamos en una sociedad cada vez más individualista no origina gran asombro. Por otro lado, en contraste, encontramos que la pluralidad y la diversidad de nuestras aulas no solo es una realidad sino que, además, a día de hoy, está en profundo crecimiento. A raíz de esto, surge la necesidad de adaptarnos a este nuevo contexto social y cultural, y educar a los niños en convivencia de forma eficaz.

¿Por qué educar a los niños en convivencia y cómo hacerlo?

En la actualidad, buenamente podría decirse que existen menos barreras que nunca entre nosotros. El proceso de globalización, la evolución de la comunicación y el transporte y las redes sociales, entre otros, podrían facilitar enormemente el contacto y el entendimiento tanto entre las diferentes sociedades y culturas del planeta, como entre los propios miembros de una pequeña comunidad, como bien podría ser, por ejemplo, un centro educativo.

No obstante, los conflictos son un elemento latente en la historia de la humanidad. Como buen reflejo de las sociedades, en los colegios e institutos, los enfrentamientos y las faltas de entendimiento son habituales cada día. Por ello, resulta de una abrumadora evidencia la necesidad de una actuación por parte del centro educativo ante los problemas de convivencia.

Alumnos componentes de un grupo de trabajo para presentar la importancia de educar a los niños en convivencia.

Así pues, respondiendo a la cuestión de por qué educar en convivencia, señalamos que, para poder construir sociedades desde la mirada de una cultura del diálogo y de la paz, los centros educativos deben asumir la responsabilidad de enseñar a los adultos del mañana a convivir entre ellos desde el valor del respeto y el enriquecimiento.

Desde UNICEF, se entiende la necesidad de educar a los niños a convivir con los demás y, para ello, resulta imprescindible establecer en los centros educativos una serie de normas de convivencia. Dichas normas deben establecerse de forma clara y coherente, tanto en las rutinas escolares como en la vida familiar, para lograr marcar límites.

Ahora bien, concretando el cómo educar en convivencia, UNICEF arroja la idea de habilitar espacios donde se expliciten los conflictos y se construya la respuesta a ellos de forma colectiva, como una de las mejores estrategias centrales que debe presentar cualquier proyecto de convivencia.

Aprender a convivir

Jacques Delors, en su informe La educación encierra un tesoro, formuló sus cuatro pilares de la educación. Entre ellos, se encuentra el denominado aprender a vivir juntos, aprender a vivir con los demás.

Los cuentos infantiles sobre la paz son muy útiles para transmitir valores.

A pesar de que la historia de la humanidad siempre ha estado marcada por el conflicto, Jacques Delors se pregunta si es posible concebir una educación que permitiera evitar los conflictos o solucionarlos de manera pacífica, fomentando el conocimiento de los demás, de sus culturas y espiritualidad.

Con base en esto, reflexiona que para educar en convivencia no basta con organizar el contacto y la comunicación entre miembros de grupos diferentes como, por ejemplo, en centros educativos que asistan niños de diversas etnias o religiones.

Para Delors, la clave radica en educar bajo el criterio de igualdad. Es decir, debemos fomentar que los niños se relacionen en un contexto de igualdad en el que se planteen metas comunes.

Desde las ciencias sociales y de la educación, se conoce que el conflicto y el odio surge de un modo natural cuando dos o más grupos diferenciados compiten entre ellos. Dicho esto, si fomentamos la participación de los alumnos en proyectos con objetivos comunes, lograremos evitar los conflictos, enseñándoles, de esta forma, a trabajar juntos y, en definitiva, a convivir.

“Cuando se trabaja mancomunadamente en proyectos motivadores que permiten escapar a la rutina, disminuyen y, a veces, hasta desaparecen las diferencias e incluso los conflictos entre los individuos”.

-Jacques Delors-

  • Delors, J. (1996). Los cuatro pilares de la educación. La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, pp. 91-103. Santillana. Madrid: España.
  • Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. (2008). Ayudemos al niño a aprender a convivir. Guía facilitadora para los maestros comunitarios. UNICEF: Oficina de Uruguay.