Cómo crear normas de clase y cómo reforzarlas

25 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
El número de normas que necesitamos en un aula no está fijado, pero sí existen formas de que su creación sea la correcta y de hacer que estas resulten más efectivas.

Todos los centros educativos, cuando van a tratar sobre las normas de clase, parten de su reglamento de régimen interno. Este es el documento relacionado con normas de convivencia. Así que, cuando hablamos de las normas de clase y cómo reforzarlas, tenemos que tener esto muy en cuenta.

Las normas del reglamento de régimen interno se piensan para el centro entero, sin importar ni la edad, el nivel o el curso de los alumnos. Se trata de normas muy generales que buscan que haya una buena convivencia en clase y fuera de ella.

Aunque el reglamento es la base para crear normas, muchas veces hay que desarrollarlas para cada aula, ya que están pueden resultar insuficientes. Muchas veces son demasiado teóricas, son todas igual de importantes. Al ser tan teóricas, los alumnos no las sienten como cercanas.

El alumno no ha participado en el proceso de creación de estas normas del reglamento, por lo tanto, siente que no son suyas, que no tienen que ver con él. Le vienen impuestas. Para buscar unas normas efectivas en clase, hay que dar una vuelta a las normas de este reglamento y crear las propias de cada aula.

Tipos de normas de clase y cómo reforzarlas

Buscando lograr una eficaz gestión del aula, hay que establecer las normas al comenzar el curso. Podemos dividir estas normas en normas generales y normas específicas.Profesora explicando las normas de clase a los alumnos para luego reforzarlas.

Normas generales

Las normas generales son capaces de incluir, al ser tan flexibles, practicamente todos los comportamientos. Para reforzar, estas normas generales tienen que estar perfectamente explicadas y recordarse con frecuencia en el aula.

Por ejemplo, si la norma es «ser responsables», tenemos que desarrollar la idea. Ser responsables incluye poder tomar decisiones por uno mismo, hacer lo que sabemos que es lo correcto, tener autonomía, etc.

«Ser respetuosos» conlleva escuchar a los demás cuando hablan sin interrumpir, esperar tu turno para tomar la palabra y saber ponerse en el lugar el otro.

Normas específicas

Las normas específicas están pensadas para un comportamiento mucho más concreto. Si lo que necesitamos es que el comportamiento en clase mejore de forma rápida y haciendo cosas concretas, estas son las normas que necesitamos. A lo largo del curso estas normas pueden ir desarrollándose, se pueden eliminar si es necesario, incorporar alguna más y hasta cambiar su importancia.

Normas progresivas

Buscando la efectividad de las normas podemos ir creando normas progresivas. Son aquellas que se irán dando poco a poco, desarrollándose en cada sesión. Es una forma de ir dando poco a poco las normas para evitar exponerlas todas el mismo día y que se acaben olvidando.

Práctica y normas

No sirve de nada explicar las normas si no las ponemos en práctica. Decirlas en voz alta solo es enunciarlas. Pero cuando se presenta un caso práctico con la posibilidad de aplicar una norma determinada es cuando los alumnos se sienten identificados.Aula vacía.

Al ir conociendo las normas, los alumnos pueden ir explicando posibles casos reales en los que la norma de la que estamos hablando se estaría incumpliendo, ya sea porque conozcan estos casos o porque piensen que podría suceder en una situación concreta.

Normas y su expresión

Para reforzar una norma en clase, algo que funciona muy bien es dibujarlas. Para ello, podemos crear grupos de alumnos, dar a cada uno de ellos una norma y que intenten hacer un mural dibujando la norma y todo lo que consideren que se relaciona con ella. Es una buena forma de interiorizar estas normas, de hacerlas propias.

El fin de la norma

No es suficiente con crear una norma; es muy importante que los alumnos sepan la razón por la que existe esa norma, para qué sirve. Siempre van a ser útiles para mejorar, para desarrollarnos como personas, para ser responsables, así que iremos explicando el fin último de cada norma a la hora de darla a conocer.

Conclusión sobre las normas de clase y cómo reforzarlas

En definitiva, son muchas las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de pensar normas; saber crear normas de clase y cómo reforzarlas es fundamental en el trabajo de todo docente. Siguiendo estas sencillas pautas, el trabajo será mucho más fácil de hacer.

  • Johnson, Lois V., L. V. Johnson, y Bany Marya. Classroom management. Macmillan Company Collier. 1983.