La mamá que hizo una “pausa” en su parto para amamantar a su otra hija

Cuando Kate estaba en el hospital esperando dar a luz a su bebé, recibió la visita de su hija de dos años. La niña no entendía muy bien qué hacía ahí su mamá, pero lo que sí sabía era que tenía hambre. Kate no lo dudó, la sentó en su regazo y le dio el pecho como un día más… Aunque al poco, ocurrió algo maravilloso.

Son historias reales que sin tener nada de extraño, sin traernos nada de particular, retratan a la perfección esa íntima magia contenida en la propia maternidad. Que una mujer dé el pecho a su hija es algo en apariencia cotidiano, sin embargo, la fotógrafa Maeghan Dougherty, experta y maravillosa artista especializada en el mundo de la crianza, sabía bien que aquella escena encerraba dos aspectos que podían servir al mundo entero como inspiración.

La primera, el hecho de que esta mujer continuara con la lactancia materna con su hija de dos años y medio, y que no decidiera suspenderla ni con el embarazo a la vista. Es más, Kate es una de esas mamás que han elegido la gran experiencia de la lactancia en tándem. El otro aspecto particular es sin duda la grata intimidad vivida en esas habitaciones donde los partos suelen alargarse tanto.

¿Por qué no continuar con la normalidad del hogar si la ocasión lo permite y si su niña “le pide teta”?  Así lo hizo, Kate se encontraba bien, sin el dolor intenso de las contracciones y en calma, así que no tuvo más que cambiar un poco su postura y dejar que su hija se alimentara unos instantes.

Lo que ocurrió después es historia y te lo revelamos a continuación, no sin antes profundizar en algunos aspectos de interés.

¿Se puede dar el pecho estando embarazada?

lactancia en tándem

La protagonista de esta historia, Kate, eligió alargar la lactancia materna y no suspenderla en ningún momento llegado su segundo embarazo.

Sabemos que este tema, para muchos, trae polémica. Hay quien piensa que dar el pecho durante la gestación puede hacer que la mamá sufra un aborto.

No es cierto, de hecho no hay ningún estudio que avale esta idea, y la Asociación Española de Pediatría no pone objeción alguna a que se lleve a cabo dicha práctica tan natural.

Es una elección personal

Dar el pecho u optar por el biberón es una decisión personal. Es más, en ocasiones ni tan solo podemos elegirlo, porque hay mamás que, por las razones que sean, no tienen más remedio que prescindir del pecho.

Asimismo, también el hecho de alargar la lactancia más allá de los 6 meses responde a una elección privada, algo que una misma decide y que no abandona aún teniendo la noticia de que se va a ser madre una vez más, como le ocurrió a Kate, la protagonista de esta historia.

Por ello, siempre es interesante tener en cuenta los siguientes datos:

  • Los bebés que nacen de madres que han continuado con la lactancia con sus otros hijos, nacen sanos y con un peso óptimo.
  • No hay riesgo alguno de aborto.
  • Lo más común es que el hijo mayor abandone la lactancia por sí mismo durante el embarazo de la mamá. Ocurre en un alto porcentaje de los casos. Sin embargo, la hija de Kate no quiso dejarla en ningún momento.

parto

¿Qué pasa cuando se da el pecho antes del parto?

Kate dio el pecho a su hija mientras aguardaba a dar a luz. Las contracciones no eran fuertes y los médicos le recomendaban guardar reposo en la habitación. Ya habían acordado que lo más razonable era acelerarle el parto con oxitocina sintética.

  • Este dato es sin duda algo que todos conocemos. A día de hoy en el protocolo médico se halla muchas veces el proceder a adelantar los partos: es más rápido, más seguro y los médicos pueden a su vez, controlar otras variables.
  • Nuestra protagonista lo tenía claro, así que hasta que llegara ese momento estaría en la habitación con su pareja y su niña mayor.
  • La fotógrafa Maegan Dougherty estaba allí para documentar el nacimiento del nuevo bebé, cuando de pronto se encontró con una escena maravillosa: Kate dando el pecho a su hija. No dudó en coger la cámara para inmortalizar ese momento tan especial.

Sin embargo, una media hora después, Kate estaba de parto.

¿Estimuló quizá la lactancia el propio nacimiento del bebé?

Tal y como hemos dicho con anterioridad da el pecho durante el embarazo no hará que suframos abortos. Ahora bien, cuando un bebé está a término y se han iniciado ya las primeras contracciones, el útero materno empieza a ser sensible a la oxitocina, algo que durante los meses anteriores NO ocurre.

Era el momento perfecto, el instante idóneo para que, gracias a la estimulación de los pezones con la succión, esa dosis de oxitocina extra estimulara el útero de forma natural para iniciar el parto.

parto

Y así ocurrió. Dos horas después esta preciosa familia ya tenía entre sus brazos a otra niña, otra pequeña maravillosa.

 

Te puede gustar