La importancia de leerles cuentos a tus hijos

Marisol 14 febrero, 2016

Leerles cuentos a tus hijos es un hábito conveniente en muchos  aspectos, no solo para la formación académica de los niños sino para mejorar los niveles de comunicación en el núcleo de tu familia.

La lectura es una práctica que nos acompaña durante toda la vida ¿por qué no motivar a tus hijos hacia ella desde sus primeros años de vida?

¿Por qué leerles cuentos a tus hijos?

1. Se crea un vínculo emocional más fuerte. A medida que tu hijo crece, empezará a explorar el mundo por sí mismo y a buscar independencia, pero en el momento de lectura recuperas la cercanía y la posibilidad de interactuar con tus hijos como cuando eran pequeños. La hora de leer es el momento para tener una buena conversación y un rato de diversión con tus hijos que además aprenderán sin darse cuenta.

2. Mejores resultados académicos. Una de las razones más importantes para leer con tus hijos, es que aumenta la aptitud para el aprendizaje de cualquier disciplina. Los niños que están expuestos a la lectura desde una tapa temprana, tienen mejores desempeños durante toda su vida escolar; la comprensión es una habilidad transversal que requieren para desenvolverse adecuadamente en muchos ámbitos académicos y profesionales.

3. Se desarrollan las habilidades comunicativas básicas. Durante los primeros 3 o 4 años de tus hijos, se da el punto más importante para el desarrollo del lenguaje y las habilidades comunicativas. Al leerles cuentos estás  estimulando la correcta producción de los sonidos, ayudas a enriquecer su vocabulario y les ayudas a expresarse de una forma más fluida.

4. Se establecen las bases para lograr niveles de lectura más complejos. Al tener contacto directo con los libros de cuentos, los niños se familiarizan con el objeto y aprenden a verlo como algo con lo que es adecuado estar en contacto. Al leerles cuentos a tus hijos estás motivando las aptitudes fundamentales para el proceso de pre lectura; la relación del niño con el libro será espontánea y amigable.

4508639159_fc7a36f996_z

5. Se desarrolla el lenguaje estructurado. Muchos niños llegan al jardín de infantes e incluso a la escuela, sin tener un desarrollo adecuado en la articulación y comprensión del lenguaje, lo que podemos evitar si adquirimos el hábito de la lectura conjunta. El lenguaje se produce por imitación en sus primeras etapas y si hay un modelo adecuado, tendrá una mejor estructura.

6. Se estimulan las habilidades del pensamiento lógico. Otra razón por la que es bueno tener el hábito de leerles cuentos a tus hijos, es que a través de la lectura se posibilita la adquisición de conceptos abstractos, la aplicación de la lógica en situaciones de la vida cotidiana y el reconocimiento de la relación causa – efecto. El desenlace de las historias les permite deducir con más facilidad los resultados  de una acción en escenarios reales.

7. Mejor disposición para las nuevas experiencias. Las historias ayudan a tus hijos a ver de una forma natural los sucesos de la vida diaria. Un cuento puede ser una puerta para combatir la ansiedad, el estrés y para que el proceso de adaptación a los cambios sea más sencillo. Encuentra historias que tengan semejanzas con su vida real y con las que puedan sentirse identificados.

8. Más concentración, atención  disciplina. Mientras tratas de establecer el hábito como una rutina de familia, es muy probable que los niños se distraigan, pero a medida que avanzan en edad y madurez, sabrán que el momento de leer requiere atención y silencio. Los niños que leen en casa tienen mayor control de su disciplina, los periodos de atención son más largos, desarrollan mejores niveles de memoria y tienen la facilidad de enfocarse en una cosa a la vez.

15716310461_38da38a054_z

9. Aprenden que la lectura no tiene por qué ser aburrida. Si desde que tus hijos son pequeños les haces ver que los libros son divertidos y les abren las puertas a muchos mundos desconocidos, cuando sean mayores no verán la lectura como un castigo sino como un pasatiempo. Leerles cuentos a tus hijos, también previene la adicción a los video juegos, a la televisión y otros artefactos electrónicos.

Explora los libros con sonidos, los que tienen figuras emergentes y procura que siempre haya algo qué leer cerca de ellos. La motivación inicial marca la diferencia al momento de hacer un acercamiento a la lectura.

Te puede gustar