La importancia de las amistades en la adolescencia

22 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
Durante la adolescencia, el grupo de amigos se convierte en un referente y una fuente de apoyo, pero también de influencia y de presión.

La adolescencia es una etapa de la vida llena de cambios y transiciones. Es común que, durante estos años, el grupo de amigos se convierta en un pilar básico de la vida de nuestros hijos. Pero también en una gran fuente de influencia. Descubre la gran importancia de las amistades en la adolescencia en este artículo.

La importancia de las amistades en la adolescencia

Desde muy temprana edad, los seres humanos tenemos el impulso de interactuar con otros, de establecer lazos afectivos y de compartir. Y esta tendencia social permanece con nosotros a lo largo de nuestra vida.

Pero es especialmente relevante el papel y la importancia de estas amistades en la adolescencia. Como todos sabemos, estos son unos años llenos de transiciones y cambios. Tanto a nivel físico como a nivel cognitivo y emocional nuestra realidad cambia.

Dejamos de ser niños, pero aún no somos adultos. Las responsabilidad que adquirimos son cada vez mayores y el deseo de encontrar nuestra propia identidad se hace apremiante. En este proceso es común que el adolescente trate de desvincularse de sus progenitores y comience a generar más afinidad y cercanía con sus semejantes. La importancia de las amistades en la adolescencia.

En esta etapa de la vida el tiempo que se comparte con los amigos cada vez es más extenso y en ocasiones supera incluso al tiempo que se pasa con la familia. Las salidas con los amigos son cada vez más frecuentes y de mayor extensión, y estos se convierten en confidentes, referentes e indispensables. 

Influencia de las amistades en la adolescencia

La estructura de los grupos de amigos en la adolescencia va cambiando. Durante la preadolescencia es más común que se den grupos pequeños formados por amigos del mismo sexo. Este tipo de grupos fomentan la protección y la confianza de estar en contacto con los semejantes.

A medida que avanzan en edad, los grupos de adolescentes tienden a volverse más numerosos y a estar integrados por miembros de ambos sexos. Suele ser en estos primeros contactos con personas del género opuesto cuando surgen las primeras parejas.

¿Qué aportan las amistades al adolescente?

  • Los amigos sirven de referente para crear su identidad y definir sus propios valores. Cuando cuestionan las normas de los adultos y se plantean ideas nuevas, acuden a sus amistades en busca de consejo y orientación. En ellos encuentran personas que, al contrario que los padres, es probable que los comprendan y no los juzguen.
  • Son una fuente de comprensión, acogida y ayuda mutua. Al estar compartiendo una situación vital similar, el grupo de amigos sirve como apoyo ante los cambios físicos, psicológicos y sociales que el adolescente experimenta.
  • Ofrecen una base para establecer relaciones cercanas, íntimas e intensas que serán el preludio de la interacción social en la etapa adulta.
  • Por supuesto, los amigos ofrecen diversión, emoción y recreación. Así como un sentimiento de pertenencia y de vivencias compartidas.
  • El grupo de amigos también supone una fuente de influencia en el adolescente. Sea esta positiva o negativa, es innegable la presión que ejercen los iguales en esta etapa de la vida.

¿Qué podemos hacer como padres?

La adolescencia es una etapa en que los amigos ganan terreno en la vida de los adolescente en detrimento, inevitablemente, del protagonismo de los padres en su vida. A pesar de que muchos progenitores vivan este proceso con tristeza es importante recordar que es algo natural y saludable.

Igualmente, es cierto que los padres siguen siendo una figura de gran relevancia en la vida de sus hijos, por lo que muchas veces deberán actuar como guía.La importancia de las amistades en la adolescencia.

  • Ayudar, desde niños, a desarrollar un autoconcepto positivo y una gran confianza en sí mismos. Esto les ayudará a mantenerse firmes a sus propios valores ante las presiones grupales, sin sentir necesidad de ser aceptado a cualquier precio.
  • Conocer a los amigos de su hijo. Es importante tratar de no criticarlos, pues el adolescente puede tomarlo como una ofensa personal. Es más positivo tratar de conocerlos e incluso invitarlos a casa.
  • Querer y aceptar al adolescente. Ser un refugio al que pueda acudir, promoviendo una comunicación sincera, libre de juicios. Proporcionar apoyo incondicional.
  • Vigilar el uso de las redes sociales y la influencia en negativo de los amigos. Si la presión se dirige hacia áreas peligrosas como pueden ser las drogas o el acoso, no dudar en intervenir y buscar ayuda profesional, si es necesario.